Blogia
CENTRO DE INVESTIGACIÓN DE LOS ANDES

TAPAS

La tapa, camino de convertirse en "santo y seña" de la cocina española

"La gastronomía debe aprovecharse como herramienta para promocionar y vender España", algo que "ya han hecho otros países antes", argumenta el cocinero navarro Francis Paniego. Por: Eduardo Palacios. 

España trata de abrirse camino por el mundo con sus productosy, al igual que la moda y el deporte hacen ’Marca España’, también lo hacen los grandes cocineros, aunque en gastronomía se busca un "santo y seña" reconocible en todos los países y las tapas están camino de lograrlo.

Ese es el objetivo que persiguen diferentes cocineros, como Francis Paniego, que acaba de recibir la segunda estrella Michelín para su restaurante El Portal de Echaurren, en la villa riojana de Ezcaray, que la próxima semana mostrará el potencial de las tapas en la embajada española en Alemania.

Ya ha hecho una experiencia similar en Londres y considera que la buena acogida en todos los países de la cocina de "bocado pequeño" puede dar una seña de identidad a la gastronomía española y situarla a un nivel de internacionalización como la francesa, la italiana o la japonesa.

"En cualquier sitio del mundo puedes encontrar restaurantes de esas grandes cocinas, que hicieron antes lo que ahora necesita la española", ha señalado este cocinero riojano, Premio Nacional de Gastronomía en 2011.

Para cumplir ese objetivo "vendría muy bien tener un santo y seña, un tipo de restaurante que pueda estar en todo el mundo" y "eso supondría exportar todos nuestros productos, los del campo y los del mar", porque "los cocineros, al final, lo que hacemos es ensamblar esos productos, concitamos el trabajo de mucha gente".

"Si lográramos que por el mundo hubiese un montón de taperías españolas, que es un formato muy comercial, ayudaríamos a todos esos productores españoles, con lo que ahí también tenemos una oportunidad", asegura.

Cuando alude a las tapas españolas, Paniego (Ezcaray, La Rioja, 1968)recalca que "todas tienen cabida" y se pueden exportar, desde las más sencillas, como una loncha de jamón, hasta las más complejas y exquisitas de la "nueva cocina", representada por restauradores más jóvenes, como es su caso.

"La gastronomía debe aprovecharse como herramienta para promocionar y vender España", algo que "ya han hecho otros países antes" y ahora "seríamos tontos si no aprovechásemos lo que ha pasado con la cocina de nuestro país en los últimos años, en los que ha logrado una progresión y un reconocimiento sin parangón".

Paniego es, desde hace unos días, uno de los cocineros españoles que puede presumir de "estrella"a las dos de ’El Portal’ suma la que mantiene en el restaurante del Hotel Marqués de Riscal, en Elciego (Álava), cuyos fogones gestiona.

Asegura sentirse "superrecompensado" con esta segunda estrella y que la tercer no es su "meta", dice mientras recuerda que hace veinticinco años solo quería ser "un buen ayudante" de su hermano mayor" en el negocio familiar, ubicado en un espacio en el que ya se atendía a los viajeros en el siglo XVII, como atestigua, a la entrada del edificio, un documento de la Corona de España.

Pero, a pesar de la tradición, explica Paniego, Ezcaray es un pequeño pueblo de dos mil habitantes, en la sierra riojana, y "no pilla de paso para ir a ningún lado", por lo que es "más que un honor" que les hayan concedido una segunda estrella en la misma edición de la Guía Michelin que la ha dado a un restaurante de Martín Berasategui en la turística Santa Cruz de Tenerife.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres