Blogia
CENTRO DE INVESTIGACIÓN DE LOS ANDES

EL CHOCOLATE

A pesar de su introducción en Europa en el siglo 16, fue hasta dos siglos después que el pueblo pudo probar el chocolate

 Existen numerosos vestigios que demuestran que el chocolate comenzó a consumirse en América desde tiempos inmemorables y curiosamente el consumo de esta semilla se dio de forma accidental.

La historia comienza hace más de 3 mil años, cuando los indígenas de América Central intentaban producir una bebida fermentada parecida a la cerveza con la pulpa de las vainas de cacao. En ese proceso, fue que se dieron de que podían consumir los “desechos” sólidos del cacao.

En un inicio, se creyó que, desde su descubrimiento, el chocolate siempre se había consumido como bebida espesa y espumosa. Sin embargo, la teoría sobre la creación de cerveza de chocolate nació de los restos de cacao encontrados en fragmentos de cerámica que datan del año 110 a.C., vestigios hallados en excavaciones arqueológicas realizadas en las cercanías de Puerto Escondido, Honduras.

Según los estudios realizados a las vasijas, el proceso consistía en fermentar las vainas para luego utilizar la pulpa en la producción de cerveza, desechando las semillas. Años más tarde, la gente comenzó a utilizar las semillas fermentadas para preparar bebidas no alcohólicas que, a pesar de su amargo sabor, era muy apreciadas y nutritivas.

La bebida realizada con las semillas se servía en jarros especiales (diferentes a las vasijas en las que se fermentaba la vaina del cacao) y se bebía para celebrar ocasiones memorables como matrimonios o nacimientos.

No se sabe exactamente si el cacao comenzó a consumirse en Centroamérica avanzando hacia Mesoamérica  o viceversa, de México hacia el sur del continente. No obstante, se tienen registros de los primeros árboles de cacao, los cuales crecían de forma natural en las selvas tropicales de las cuencas del Amazonas hace ya unos 4000 años. Los mayas comenzaron a cultivarlo hace más de 2500 años, mientras que los olmecas ya lo disfrutaban en forma de bebida desde hace 3000 años.

Para estas civilizaciones habitantes de Mesoamérica, el cacao era un símbolo de abundancia empleado durante los rituales religiosos dedicados a su máxima deidad, Quetzalcóatl. Para los mayas, el cacao simbolizaba vigor físico y longevidad, además de que era utilizado también en la medicina tradicional como relajante, estimulante y reconstituyente.

La bebida de los dioses llega a Europa

En 1502, Cristobal Colón recibió como ofrenda de bienvenida del recién descubierto continente americano, armas fabricadas por los indígenas, telas y costales de unas habas obscuras que, además de consumirse, servían como moneda en la sociedad azteca. Sin embargo, Hernán Cortés fue quien envió el primer cargamento de cacao a España en 1524 durante la conquista.

Ya en España, los monjes adaptaron la receta tradicional de América para preparar una bebida dulce agregando miel, azúcar y leche en lugar de las especias utilizadas por los indígenas. A este brebaje, se le denominó “chocolha”.

Tan grande fue el éxito del espumoso líquido que la corte española mantuvo en secreto su existencia durante poco más de un siglo. Sólo una pequeña cantidad de monjes españoles conocían el procedimiento para convertir el fruto del cacao en chocolate y la bebida comenzó a consumirse en cuaresma, siendo aprobada por la Iglesia como un líquido revitalizante que no rompía el tradicional ayuno.

Durante el siglo 17, el cacao es revelado al resto de Europa y comienza a consumirse en todos los palacios. A partir de la unión de Luis XIII con la princesa española Anne de Austria en 1615, el elíxir de cacao se vuelve popular en la corte francesa.

En Inglaterra, el chocolate hace su aparición en forma de brebaje espeso y espumoso junto con el té de China y el café de Oriente; sin embargo, la bebida proveniente del recién descubierto continente es reservada para su consumo únicamente en las clases acomodadas.

En 1659, fue que este producto comenzó a industrializarse en la primera fábrica de chocolate en París. En 1720, las chocolaterías italianas comienzan a hacerse famosas por la calidad culinaria de sus creaciones y, en 1765, regresa a América el cacao, pero en forma de barras y dulces.

El chocolate como lo conocemos

En Suiza, se comenzó a producir y a experimentar con el chocolate a mediados del siglo 19, pero fueron Daniel Peter, con años de investigación, y Henry Nestlé, el hoy famoso fundador de la compañía multimillonaria, quienes idearon la mezcla de leche condensada y azucarada con cacao, dándole fama al chocolate suizo y creando la enorme transnacional Nestlé, que cuenta con bastantes productos realizados a base de chocolate en la actualidad.

- See more at: http://amqueretaro.com/2014/05/la-historia-del-chocolate-el-alimento-de-los-dioses/.html#sthash.bcaJJM1R.dpuf

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres