Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes al tema 99 MACHU PICCHU 100.

MACHU PICCHU EL ANIVERSARIO

La ciudadela de Machu Picchu, un santuario de la civilización Inca construido en el siglo XV poco antes de la llegada de los españoles, cumple este domingo 100 años de haber sido descubierta en el sur de Perú y develada al mundo por el estadounidense Hiram Bingham.

El 24 de julio de 1911 el explorador y aventurero Bingham llegó a Machu Picchu, que estaba cubierta por una selva de exuberante flora y fauna, y la divulgó a la comunidad arqueológica mundial.

El lugar, un ícono del turismo mundial con más de 700.000 visitas por año, tiene un desafío de conservación por toda la gente que lo visita y por las obras de infraestructura que se construyen a su alrededor.

Este domingo del centenario, la ciudadela está ajena a los actos conmemorativos ya que el gobierno peruano celebró por adelantado el pasado 7 de julio, argumentando que en esa fecha se cumplían cuatro años desde que fue reconocida como una de las nuevas siete maravillas del mundo moderno.

La capital sagrada de los Incas fue declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad en 1983 por la Unesco, que vigila su mantenimiento.

La ciudad de piedra de Machu Picchu (Montaña Vieja) fue construida por el emperador inca Pachacútec en el siglo XV en la cima de una montaña a 2.400 metros de altura, como centro ceremonial o sitio de descanso de nobles incas. Los expertos descartan en cambio que haya sido fortaleza militar.

"La ciudadela era un palacio real construido por el inca Pachacútec donde él acudía con su familia e invitados en busca de un lugar de relajamiento", dice a la AFP el antropólogo estadounidense Richard Burger.

Otros especialistas señalan que el santuario incaico estuvo dedicado a la adoración de dioses o a rendir culto al inca Pachacútec, que ordenó su construcción.

Uno de ellos es el arqueólogo Luis Guillermo Lumbreras, ex director del Instituto Nacional de Cultura, quien señala que la ciudadela era "un gran mausoleo" al inca Pachacútec que aparentemente fue sepultado en ese lugar, junto a otros nobles: "Era un gran monasterio donde se les rendía culto".

Machu Picchu, con una superficie edificada en piedra, tiene unos 530 metros de largo por 200 de ancho, una zona de terrazas agrícolas y otra de habitaciones, y 172 edificios en total dentro de un santuario de 32.500 hectáreas.

Para llegar se accede por tren desde Cusco, pues no hay una carretera. También se puede ir a pie por el Camino del Inca, que se recorre en tres a cuatro días.

El centenario, celebrado el 7 de julio con un gran espectáculo artístico de luces y colores con la presencia del presidente Alan García, también convocó a historiadores, arqueólogos e investigadores a reflexionar sobre el futuro del santuario.

"Machu Picchu puede morir víctima de su propio éxito", alertó el historiador Juan Luis Orrego, al referirse a la presión del turismo que al mismo tiempo, dijo, "bloquea la investigación arqueológica" del lugar.

El arqueólogo Lumbreras anotó que el aumento del turismo "no puede ser descontrolado y llevado de manera tan exigente como se ve ahora" y recomendó medidas de control para evitar "el colapso de la ciudadela".

La Unesco en los últimos años ha expresado su preocupación por los efectos que puede tener para el sitio el gran flujo de turistas y las obras de infraestructura que se construyen en su alrededor.

El miércoles pasado, las autoridades debieron cerrar el ingreso a Machu Picchu debido que había alcanzado su cifra límite de 2.500 visitantes por día, quedándose afuera unos 400 turistas.

"Las recomendaciones de la Unesco y lo que señala el Plan Maestro de Machu Picchu precisa que solo 2.500 personas podrán ingresar a la ciudadela por día", dijo a la prensa Julio Dueñas, de la Dirección Regional de Cultura (DRC) de Cusco.

MACHU PICCHU 550

Por Antonio Zapata

Ahora que los medios celebran los primeros 100 años de Hiram Bingham, conviene recordar que la construcción de Machu Picchu data de 1450-1480. El soberano reinante era Pachacútec, quien venía de obtener la victoria sobre los chancas que permitió construir el Tawantinsuyu. A continuación, el inca conquistó a los collas y extendió su dominio al altiplano. Se detuvo y asoció a uno de sus hijos como corregente. Como el incanato requería un guerrero que termine el ciclo de conquistas, Pachacútec escogió al joven Túpac Yupanqui, quien condujo la gran expansión imperial como jefe militar.

Una vez aprobado este nombramiento, Pachacútec sé autoimpuso otra misión. El inca viejo entendió que fundar un imperio implica una obra de renovación espiritual de la elite. Pachacútec quiso conectar el dominio político con una transformación ideológica que le conceda fuerza anímica a la aristocracia inca. Por ello, fue el promotor de la divinidad solar. Elevó su importancia en el panteón andino, especializando a su familia en el culto. Los suyos fueron los sacerdotes y guerreros por excelencia.

Durante su reinado, Pachacútec fue un esforzado arquitecto y urbanista. La misma capital cusqueña fue objeto de una profunda reconstrucción. Al terminar el nuevo Cusco y definir sus elementos característicos: plaza, barrios, caminos y templos, Pachacútec construyó su propia hacienda real. Ese fue el momento de Machu Picchu.

Los soberanos imperiales dispusieron de este tipo de propiedades que la etnohistoria ha llamado “haciendas reales”. Por ellas se entiende tierras y servidores que pertenecían a la familia ampliada del soberano, llamada “panaca”. Este grupo conservaba la momia y el culto del inca una vez fallecido y se encargaba de su eterno culto.

Como parte de su propia hacienda, Pachacútec construyó un gran complejo, que incluía varias estaciones preparatorias que se hallan a lo largo del llamado Camino Inca. La más importante es una serie de fuentes y andenes en un lugar encantado llamado Wiñay Huaina.

Más adelante, en la cima de Machu Picchu se halla una cantera de granito blanco, muy dúctil y elegante, apropiado para la construcción. Además, el cerro asociado, el Huayna Picchu, termina una línea de montañas que empieza en el gran nevado llamado Salcantay, uno de los Apus mayores del Cusco.

Por lo tanto, Machu Picchu culmina un circuito sagrado. La muralla exterior lo aísla de la zona profana y adentro es una reproducción a escala del mismo Cusco. La plaza separa dos barrios, arriba y abajo, los templos se hallan a cada lado y los andenes también. El centro religioso llamado “torreón” es una reproducción en miniatura del Coricancha del Cusco, donde hoy se levanta la iglesia de Santo Domingo. Esas paredes semicirculares de piedra finamente encajada constituían el mayor de los orgullos de los arquitectos incas y se las reservaban a sus centros ceremoniales principales.

Pachacútec construyó Machu Picchu para visitarlo periódicamente, desarrollar ceremonias y cálculos astronómicos. Durante sus ausencias, el sitio estaba al cuidado de un conjunto de servidores, cuyos restos y ajuares funerarios acaban de ser devueltos por la Universidad de Yale. Entre otros, destacan pequeñas campanitas, de uso personal, y también sahumerios muy gastados. Ambos objetos nos permiten imaginar las fiestas rituales de los incas, marcadas por inciensos, olores aromáticos y ritmos musicales.

A 100 años de Hiram Bingham, el público conoce poco de la historia de Machu Picchu. Bien valdría la pena esta celebración para difundir su conocimiento científico, que obviamente contradice las absurdas leyendas que esparció, desde el primer momento, su supuesto descubridor científico.

QUE FUE MACHU PICCHU

Machu Picchu, cuyo centenario de descubrimiento se celebra este jueves, es una imponente ciudad de piedra al sur del Perú cuya función en su época de esplendor pudo ser la de centro ceremonial o sitio de descanso de nobles incas mientras que los expertos descartan que haya sido fortaleza militar.

Desde que el explorador estadounidense Hiram Bingham, al frente de una expedición científica, llegó el 24 de julio de 1911 a Machu Picchu y la puso en la vitrina de la comunidad arqueológica mundial el sitio ha sido objeto de múltiples investigaciones e interpretaciones.

La controversia cobra interés en momentos en que Perú conmemora este jueves los 100 años del "descubrimiento para el mundo" de la ciudadela.

Construida en el siglo XV en la cima de una montaña, a unos 8 a 10 días de marcha desde Cusco, la capital sagrada de los Incas, Machu Picchu es una ciudad de piedra a 2.400 metros de altura declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco en 1983.

Para el antropólogo estadounidense Richard Burger, de la norteamericana Universidad de Yale, Machu Picchu era en su época de esplendor un centro de descanso para la nobleza inca más que un lugar sagrado.

Esta postura marca un contraste con opiniones que sostienen que la ciudadela incaica estuvo dedicada a la adoración de dioses o un lugar para rendir culto al inca Pachacútec, que habría ordenado su construcción.

"Machu Picchu era un palacio real construido por el inca Pachacútec donde él acudía con su familia e invitados en busca de un lugar de relajamiento", dijo Burger a la AFP.

Aunque Burger, un estudioso de la arqueología inca, es consciente de que sus opiniones incomodan a otros estudiosos, dice que el inca salía del Cusco, capital del imperio, "para escapar de los problemas políticos del imperio".

Burger compara a Machu Picchu con lo que actualmente es en EEUU Camp David, residencia de descanso presidencial. "Cuando el presidente (Barack) Obama ya no aguanta se va allá con su familia y anda por el bosque para relajarse".

Como parte de esos momentos de descanso el estudioso indica que "en Machu Picchu la nobleza inca tomaba chicha, que equivale a la cerveza; la chicha se bebía en keros (vasos de cerámica) que luego se rompían en las celebraciones; hemos encontrado muchos pedazos de esos keros", añadió.

Burger no niega en Machu Picchu un componente místico que se evidenciaba en las numerosas puertas y ventanas "probablemente orientadas a zonas de carácter religioso". Pero cuestiona que Machu Picchu sea presentado como un centro místico como Nepal o el Tíbet.

Su opinión no es compartida por investigadores como el historiador y arqueólogo peruano Federico Kauffmann, para quien la tesis de Burger "es un disparate".

Para Kauffmann era "un santuario religioso donde se practicaban rituales a las divinidades que -según lo que los incas pensaban- gobernaban sobre los fenómenos climáticos que los afectaban enormemente".

Por su parte, el también arqueólogo Luis Guillermo Lumbreras, ex director del Instituto Nacional de Cultura, señala que la ciudadela era "un gran mausoleo" al inca Pachacútec que aparentemente fue sepultado en ese lugar, junto a otros nobles: "Era un gran monasterio donde se les rendía culto".

"Es un lugar espectacularmente difícil de llegar; es un lugar sagrado, protegido con murallas", agrega.

Para la historiadora María Rostworowski, Machu Picchu "era una ciudad sagrada; quizás los arqueólogos puedan encontrar la clave de todo lo que hizo Pachacútec".

Aunque los guías mencionan a los turistas en Machu Picchu que la ciudadela fue una fortaleza militar, los expertos consideran poco posible que ésta hubiera tenido ese fin, y señalan como prueba que las fuentes de agua y alimento no hubieran permitido un largo asedio.

Para la historiadora Rostworowski, las fortalezas militares de los incas difieren en la forma de construcción, mientras que el antropólogo Lumbreras ha señalado que en los restos hallados en Machu Picchu "todo indica que la población no incluía guerreros".

MACHU PICCHU 100: LOS FESTEJOS

Por RPP Noticias, www.rpp.com.pe

Todo listo para iniciar los festejos de los 100 años de Machu Picchu

A las celebraciones fueron invitados el presidente de la República Alan García y el electo presidente Ollanta Humala Tasso.

Con la exposición fotográfica Remembranzas de Machu Picchu, que contará con imágenes de los sucesos ocurridos desde la época incaica, se dará inicio, este sábado 02 de julio, en la plaza Manco Cápac, a las celebraciones por los 100 años del descubrimiento científico de Machu Picchu. Al día siguiente - domingo 03 de julio- se realizará una ceremonia de izamiento de las banderas del Perú y del Cusco, para continuar con un pasacalle de grupos de danzantes y carros alegóricos referentes al Centenario de Machu Picchu, que podrá ser visto por miles de turistas nacionales y extranjeros. Arte y cultura El lunes 04 de julio, un grupo de niños de las instituciones educativas del distrito de Machu Picchu, participarán en una demostración de su arte con las danzas típicas, que tendrá lugar en la plaza Manco Cápac. Asimismo, en horas de la tarde del lunes, se presentará el libro "Agustín Lizárraga, el gran descubridor de Machu Picchu", escrito por Américo Rivas Tapia. La presentación se realizará en el Centro de Convenciones del Palacio Municipal del Cusco. Ceremonia oficial A las 9:00 a.m. del miércoles 06 de julio, se desarrollará la ceremonia oficial por el Centenario de Machu Picchu y se entregará la Medalla Centenario de Machu Picchu a ilustres y destacados ciudadanos cusqueños. El jueves 07 de julio, a las 10:30 a.m. se llevará adelante la evocación y escenificación de la ceremonia tradicional inca "Tinkay" y saludo de los cuatro suyos, incluido un concierto de gala en el Santuario histórico de Machu Picchu. Finalmente, a las 06:00 p.m. en la Plaza de Armas del Cusco, se desarrollarán conciertos y transmisiones en vivo desde Machu Picchu del espectáculo de luz y sonido con la Orquesta Andina y la Orquesta Sinfónica del Cusco, en homenaje a Machu Picchu, Maravilla del Mundo. Invitación a autoridades El burgomaestre del Cusco, Luis Flores García, señaló que se han cursado invitaciones al Presidente de la República, Alan García Pérez, y al presidente electo, Ollanta Humala Tasso, a fin de que puedan participar en las celebraciones.

MACHU PICCHU 100 - EL CAMINO INCA

Por Àngels Masó - EFE

El Gran Camino del Inca recupera su esplendor

Más de 25.000 kilómetros recorre el Gran Camino del Inca, que se interna por las tierras de seis países americanos. Construido hace 600 años con la voluntad de integrar el extenso territorio poblado por las decenas de civilizaciones precolombinas que los incas conquistaron, el Qhapaq Ñan, en su nombre original, plasmó el poder político y militar del antiguo imperio.

Foto de archivo de la ciudadela incaica de Machu Picchu, ubicada a 130 kilómetros al noroeste del Cuzco. Considerada uno de los lugares turísticos más atractivos del mundo forma parte de la ruta de los Caminos Incas, construídos hace 600 años, tienen una longitud que supera los 25.000 kilómetros y unen en la actualidad a seis países sudamericanos.(EFE)

 

La inmensidad del Qhapaq Ñan que hoy se puede observar sólo en algunos tramos que han superado con excelencia el paso del tiempo, abarca Chile, Colombia, Bolivia, Argentina, Ecuador y Perú.

"El eje principal atraviesa toda la cordillera de los Andes, desde donde nacen ramificaciones transversales hacia la costa y la selva", explicó a Efe la geógrafa española Guadalupe Martínez, quien desde el Instituto Nacional de Cultura (INC) de Perú encabeza el proyecto de recuperar este patrimonio.

Fascinada por la perfección técnica del camino, que alberga numerosos restos históricos, Martínez señaló que la infraestructura se concibió para lograr la expansión de los ejércitos, las ideologías y la economía del antiguo imperio.

"Se trata de una verdadera obra de ingeniería con la que los incas integraron quizás la geografía más extrema del mundo a partir de un excelente conocimiento del territorio, que supieron conectar con vías que llegaron a diferentes altitudes", destacó Martínez.

Foto de archivo de uno de los tramos que forma parte de la ruta del Gran Camino Inca , un verdadero museo viviente, al acoger en sus alrededores sitios arqueológicos de gran valor, reflejo de la cultura de las antiguas civilizaciones que poblaron Perú.(EFE)

Aunque el mérito de la construcción se atribuye a los incas, una buena parte del Qhapaq Ñan fue obra de civilizaciones anteriores, recordó la geógrafa.

"El logro de los incas fue articularlo en un único sistema que expresa el poder político y militar de este imperio y alimentar una organización y una planificación estatal basada en el aprovechamiento de los recursos", matizó.

La perfección del Qhapaq Ñan, conocido casi exclusivamente por el tramo que los intrépidos turistas recorren desde Cuzco hasta Machu Picchu, ha permitido que siga siendo utilizado en muchas zonas de los Andes donde aún no han llegado las vías estatales, "lo que refleja que es un patrimonio vivo", señaló Martínez.

La ruta es además un verdadero museo viviente, al acoger en sus alrededores sitios arqueológicos de gran valor, reflejo de la vida y cultura de las antiguas civilizaciones que poblaron Perú, país que concentra la mayoría del trazado.

Desde 2005, el INC ha registrado 27.000 monumentos aledaños al camino, pero se estima que la cifra puede llegar a los 100.000.

La cantidad de los objetos encontrados permite acercarse a las costumbres del antiguo imperio, y de quienes construyeron, a lo largo del Qhapaq Ñan, lugares de alojamiento o "tambos", centros administrativos y almacenes de productos denominados "colcas".

Todo ello se puede encontrar en los casi 11.000 kilómetros que cruzan Perú, donde, además, los incas dejaron muestra de sus dotes de planificación territorial en maquetas de piedra que constituyen verdaderos planos.

Foto de archivo de uno de los tramos que forma parte de la ruta del Gran Camino Inca , un verdadero museo viviente, al acoger en sus alrededores sitios arqueológicos de gran valor, reflejo de la cultura de las antiguas civilizaciones que poblaron Perú.(EFE)

El museo al aire libre lo complementan las "apachetas", montículos de piedra donde los viajeros hacían y siguen haciendo pagos o tributos a la "pachamama" (tierra).

La riqueza del Qhapaq Ñan, que está siendo recuperado por el INC desde 2001, ha llevado al Estado peruano a pedir la designación de algunos tramos como patrimonio cultural de la UNESCO, lo que implica la gestión conjunta de los seis países que lo integran.

Las características de la vía recuerdan al Camino de Santiago aunque, según Martínez, "éste surgió como una vía de peregrinaje mientras que el Qhapaq Ñan es un instrumento de expansión política-militar del período inca".

El impulso en su recuperación y la abundancia de tesoros arqueológicos permiten crear una nueva opción turística para el país andino, donde cada día llegan centenares de viajeros para admirar otra joya de su pasado inca: la ciudadela de Machu Picchu.

LO RELIGIOSO DE MACHU PICCHU

Templos del Sol, las Tres Ventanas y del Cóndor evidencian religiosidad inca. Expertos coinciden en que espacios están orientados al Sol

Por: Fernando Gonzalez-Olaechea

De todo lo que puede significar Machu Picchu –una maravilla, un triunfo sobre la naturaleza, un orgullo, una postal, un proyecto trunco– hay algo que quizá no obtiene un lugar apropiado en el collage de símbolos dentro del imaginario: la importancia religiosa que tuvo para los incas. La ciudadela posee lugares de notable relevancia espiritual dentro de lo que fue la cosmovisión del imperio. Entre ellos los templos del Sol, de las Tres Ventanas y del Cóndor.

Para el antropólogo Fernando Astete, jefe del Parque Nacional de Machu Picchu, los templos le dan un carácter sagrado a la ciudad. “Estos siempre tienen una presencia importante por ser, el de los incas, un gobierno teocrático. Los templos son, al igual que las montañas, deidades presentes”, señala.

 

Astete entiende que tanto el Templo del Sol como el de las Tres Ventanas están relacionados a la admiración por el Sol. “El Templo de las Tres Ventanas es también uno dedicado al Sol porque está orientado hacia el este. De acuerdo con las características arquitectónicas, es el mejor elaborado. Y aquel que se conoce como Templo del Sol es un observatorio”, explica el especialista.

Julinho Zapata, arqueólogo con vasta experiencia de trabajo en Machu Picchu, indica que no hay suficientes evidencias sobre el Templo de las Tres Ventanas como para determinar finalmente cuál era su función. “No sabemos a qué divinidad estelar está dedicado. Aún falta investigar, hay que hacer más estudios astronómicos”, dijo.

El arqueólogo Alfredo Mormontoy cree que ese templo puede representar en sí mismo la cosmovisión espacial andina en sus tres niveles: hanan pacha (mundo de arriba), kay pacha (mundo de acá) y uku pacha (mundo de abajo).

En todo caso, los especialistas coinciden en que todos los templos están orientados al Sol. Estos, además, servían para organizar actividades como las cosechas.

Cabe mencionar que tanto el Templo del Sol como el de las Tres Ventanas están orientados a ver el solsticio de invierno, que ocurre el 21 de junio, día en que el Sol está más lejos de la Tierra. “El solsticio de junio marca el inicio del año inca, la actividad agrícola se dará lugar a partir de agosto cuando empieza el proceso de siembra. El solsticio de verano, el 21 de diciembre, marca el final de la primera etapa a mitad de año y a partir de ahí el Sol retorna a su lugar de origen”, sostiene Mormontoy.

NDOR QUE TODO LO VES
El otro templo es aquel dedicado al Cóndor. Una imponente figura de roca proyecta a ciertas horas del día la sombra del ave sagrada a la que está dedicada la estructura. “En la cosmovisión inca –explica Astete– el cóndor representa la producción y fertilidad. Cuando aparece en el cielo, al mover sus alas junta las nubes, esto provocará tormenta y esta la lluvia que fertiliza la tierra”, señala.

Esa enorme roca algo tallada que da la sombra de un cóndor fue clave para que se eligiera construir el templo ahí, según lo entiende Zapata.

“El sitio fue elegido por la presencia de las rocas naturales que ofrecían una configuración del cóndor, que luego los incas completarían, aprovechando su forma. Ellos trabajaban en función de lo que encontraban. El cóndor, además, representa la visión holística, porque en su vuelo obtiene una mirada completa desde los Andes”, dice.

MACHU PICHU - MEJOR DESTINO TURISTICO

(Andina) . La ciudadela inca de Machu Picchu destaca en el tercer puesto de entre los 25 mejores destinos del mundo para visitar, en el concurso “Traveler Choice Destination Awards”, de TripAdvisor, el sitio web de viajes con operaciones en 29 países y más de 50 millones de visitantes al mes y 20 millones de miembros.

La Comisión de Promoción del Perú para la Exportación y Turismo (PromPerú) informó que la elección de los ganadores se hizo a través de un análisis exhaustivo de aquellos destinos preferidos por los viajeros y la popularidad de los mismos a través de iniciativas de publicidad, de modo que la votación fuese lo más objetiva posible.

Asimismo indicó que National Geographic Traveler incluyó a la ciudadela incaica y a la Amazonía peruana en su lista: National Geographic Traveler’s “50 Places of a Lifetime”, la cual estará disponible mediante una aplicación desarrollada para los productos de Apple (iPhone, iPod, iPad y demás) en iTunes Store.

Los destinos integrantes de esta lista fueron escogidos por un selecto grupo de escritores, fotógrafos, exploradores y editores.

La iniciativa permitirá a los usuarios acceder a material audiovisual del destino y constituirá un punto de partida para desarrollar aplicaciones en el futuro. Además, la revista otorgó a Prom-Perú una insignia de reconocimiento que podrá ser usada en los materiales de promoción.

La exposición que el país recibirá a partir de estas distinciones servirá de inspiración entre el público a la hora de elegir destinos que visitar, y fortalecerá los objetivos principales de los esfuerzos de promoción de Prom-Perú para estimular y captar la demanda existente, así como aumentar el conocimiento del Perú como destino único de viaje.

TRABAJOS DE PROMOCIÓN
Como parte de sus iniciativas de promoción PromPerú realiza una campaña publicitaria para el mercado anglosajón y europeo, que consiste en lanzar publicidad a través de distintos medios como revistas, las principales webs especializadas, canales de televisión en cable, publicidad en exteriores y a través de la compra de publicidad en la plataforma de Google.

Entre las iniciativas más llamativas resaltan la contratación de una pantalla LED a full color en Times Square que estuvo emitiendo el spot “Perú, Vive la Leyenda” en el corazón de Manhattan en marzo y abril, y los dos buses en París que llevan la Marca País por los distritos más importantes de dicha ciudad.

De igual manera, PromPerú logró el patrocinio del prestigioso canal National Geographic que emitirá el spot “Vive La Leyenda” e incluirá el logo de Machu Picchu por los 100 años durante su programación.

UN LARGO CAMINO

Agence France-Presse - Perú: Piezas de Machu Picchu devueltas por Yale se llevarán a Cusco en junio

En la segunda semana de junio llegarán a la ciudad surandina de Cusco (sudeste) las piezas de la ciudadela inca Machu Picchu devueltas después de un siglo por la universidad estadounidense de Yale, informaron el miércoles autoridades regionales.

El traslado forma parte de las celebraciones por el centenario del descubrimiento ante el mundo científico que hizo el explorador estadounidense Hiram Bingham y que se conmemorará el 24 de julio.

Las 366 piezas, que forman el primer lote de un total de más de 40.000 que posee Yale y que serán retornadas progresivamente, se exhibirán en la Casa Concha, en el Cusco, un museo que ha sido restaurado para recibirlas, dijo el rector de la Universidad San Antonio Abad de Cusco, Víctor Raúl Aguilar.

La universidad cusqueña, que administra el museo, "contará con equipos especiales de exhibición, que llegarán en los primeros días de junio, luego de coordinaciones con Yale", señaló Aguilar.

La sociedad civil de Cusco está movilizada para dar acogida a las piezas arqueológicas que por fin volverán a su lugar de origen, dijo el rector.

Grupos artísticos se encuentran en la ciudadela de Machu Picchu, ubicada en lo alto de una montaña en la ceja de selva de Cusco, preparando lo que será la ceremonia central de conmemoración.

Las 366 piezas, que llegaron a Lima el 30 de marzo, se exponen al público en el Palacio de Gobierno de Lima y permanecerán ahí hasta el domingo, informó el ministerio de Cultura.

Luego grupos de expertos continuarán la labor de identificar todo el material, consistente en restos óseos y objetos cerámicos de gran tamaño como vasijas, entre otros.

El mérito de Bingham fue dar a conocer a la comunidad científica internacional, en julio de 1911, la existencia de Machu Picchu, ciudadela que ya había sido descubierta por el hacendado peruano Agustín Lizárraga nueve años antes, en julio de 1902.

EXPOSICION DE PIEZAS DE MACHU PICCHU

Agence France-Presse

García inaugura exposición de piezas de Machu Picchu devueltas por Yale

El presidente peruano, Alan García, inauguró el lunes en el Palacio de Gobierno la exposición de las piezas arqueológicas de Machu Picchu devueltas por la Universidad estadounidense de Yale.

El presidente peruano, Alan García, inauguró el lunes en el Palacio de Gobierno la exposición de las piezas arqueológicas de Machu Picchu devueltas por la Universidad estadounidense de Yale.

"Esta primera entrega es el punto de partida para lograr la restitución de todo aquello que ha sido extraído del Perú", dijo el mandatario durante la inauguración de la exposición que se realizará por unos días en la Casa de Gobierno.

García señaló que, una vez que culmine la muestra, las piezas serán trasladadas a la ciudad de Cusco (sudeste) para su exhibición e investigación por especialistas peruanos y estadounidenses.

El pasado 30 de marzo, la Universidad de Yale devolvió al Perú el primer lote, que contiene 366 objetos ’museables’ (en buen estado de conservación) y mil fragmentos.

El ministerio de Cultura señaló que en la primera entrega -que se produce con motivo de la celebración en julio del centenario del descubrimiento mundial de la ciudadela inca de Machu Picchu- hay esqueletos completos, jarrones y vasijas de arcilla.

Indicó que está previsto que un segundo lote con las piezas arribe en diciembre de este año, mientras el tercero y último llegará en 2012.

Los objetos, que suman más de 44.000, fueron llevados por el explorador estadounidense Hiram Bingham a Yale entre 1912 y 1916 para ser estudiados durante 18 meses, pero nunca fueron devueltos, tal como era el compromiso inicial.

Desde 2001, Perú inició gestiones para que las piezas y fragmentos recolectados por Bingham retornaran a Perú por ser parte de su patrimonio cultural. En 2010, el gobierno peruano lanzó una ofensiva diplomática para recuperar las piezas, que incluyó una carta al presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, en la que se pedía su intervención ante la universidad de Yale.

En noviembre, el gobierno peruano y Yale llegaron a un acuerdo, y se firmó el memorando de entendimiento.

La ciudadela de Machu Picchu está en la cima de una montaña en Cusco y es patrimonio de la humanidad, además de ser uno de los principales centros de atracción turística del mundo.

RECIBEN CON HONORES EL PRIMER ENVIO DEL TESORO DE MACHU PICCHU

NOTA: DE LAS 44,000 PIEZAS QUE SE LLEVO HIRAM BINGHAM LA UNIVERSIDAD DE YALE HA DEVUELTO EN ESTE PRIMER ENVIO 366 FALTAN POR DEVOLVER 43,634 EL 99.16 % - SI LA SEGUNDA REMESA ES DE OTRAS 400 PIEZAS SE VAN A DEMORAR OTROS CIEN AÑOS EN DEVOLVER TODO EL TESORO.
Agence France-Presse

Reciben con honores en Perú las piezas de Machu Picchu devueltas por Yale

Seguridad máxima, cobertura televisada en directo, recepción en la presidencia: cerca de 400 piezas arqueológicas de Machu Picchu restituidas por la universidad estadounidense de Yale recibieron el miércoles una acogida con todos los honores en Perú, casi un siglo después de su salida.

Seguridad máxima, cobertura televisada en directo, recepción en la presidencia: cerca de 400 piezas arqueológicas de Machu Picchu restituidas por la universidad estadounidense de Yale recibieron el miércoles una acogida con todos los honores en Perú, casi un siglo después de su salida.

Cuatro camiones, escoltados por una veintena de carros de seguridad y que transportaban 30 cajas de madera con las piezas, se desplazaron desde el aeropuerto de Lima hasta el Palacio de gobierno bajo la vigilancia de unos 600 policías distribuidos en diversas partes de la ruta, comprobó un periodista de AFP.

Al momento del ingreso de los camiones por la Plaza de Armas, destacamentos de diversas unidades de las Fuerzas Armadas y Policiales rindieron homenaje en medio de una salva de cañones y los acordes de la banda de música de la policía.

"Son tesoros, aunque no sean de oro o de piedras preciosas; el tesoro verdadero es que han sido hechos por las manos de nuestros ancestros", dijo el presidente Alan García, quien esperó las piezas en la puerta principal de Palacio junto a sus ministros.

Tras la recepción de la primera caja se entonó el himno nacional.

"Bienvenida pues esta parte de nuestro pasado, esta parte de nuestra carne y de nuestra sangre", dijo el mandatario.

En Palacio de Gobierno las piezas "estarán en cuarentena por dos días, luego los expertos abrirán los paquetes y verificarán que todo está completo", dijo el ministro de Cultura, Juan Ossio.

La primera entrega, que consiste en 366 objetos "museables" (en buen estado de conservación) entre esqueletos completos, jarrones, vasijas de arcilla y unos mil fragmentos, se produce con motivo de celebrarse en julio el centenario del descubrimiento mundial de la ciudadela inca de Machu Picchu.

Luego de este primer grupo, el segundo lote está previsto para arribar en diciembre de este año, mientras el tercero y último llegará en 2012.

"Una vez terminada la labor de los técnicos, los objetos serán exhibidos en la casa de gobierno por unos días, para después ser trasladados a la ciudad del Cusco (sudeste)", dijo Ossio.

El ministro anunció que se firmó un convenio entre Yale y la universidad San Antonio de Abad del Cusco para realizar trabajos de investigación en conjunto sobre las piezas, intercambio de profesores, así como visitas de estudiantes del Cusco a Yale para perfeccionarse.

Los objetos, que suman más de 44.000, fueron llevados por Bingham a Yale entre 1912 y 1916 para ser estudiados durante 18 meses, pero nunca fueron devueltos, tal como era el compromiso inicial.

Carlos Milla, presidente de la Cámara de Comercio del Cusco, dijo que la exposición de los objetos tendrá un impacto potencial en el turismo "y se pueden impulsar otros conceptos, como que Machu Picchu es la expresión máxima de una civilización que se logró en base a sus valores".

Desde 2001, durante el gobierno del presidente Alejandro Toledo (2001-2006), Perú inició gestiones para que las piezas y fragmentos recolectados por el explorador estadounidense retornaran a Perú por ser parte de su patrimonio cultural.

Ante la falta de voluntad de Yale de devolver los objetos, Lima lanzó una ofensiva diplomática el año pasado para recuperar las piezas, que incluyó una carta del presidente Alan García a su par de Estados Unidos, Barack Obama, en la que pedía su intervención ante la universidad estadounidense.

Finalmente, en noviembre el gobierno peruano y Yale llegaron a un acuerdo y se firmó el memorando de entendimiento.

La ciudadela de Machu Picchu está en la cima de una montaña en el Cusco (sureste) y es patrimonio de la humanidad, además de ser uno de los principales centros de atracción turística del mundo.

LLEGAN LAS JOYAS

Agence France-Presse

Llegan a Perú primeras piezas de Machu Picchu devueltas por universidad Yale

El primer lote de las piezas de Machu Picchu, extraídas hace casi un siglo por el explorador Hiram Bingham, llegó a Perú este miércoles devueltas por la universidad estadounidense de Yale, en medio de estrictas medidas de seguridad.

 

El primer lote de las piezas de Machu Picchu, extraídas hace casi un siglo por el explorador Hiram Bingham, llegó a Perú este miércoles devueltas por la universidad estadounidense de Yale, en medio de estrictas medidas de seguridad.

La primera entrega consistió en algunos esqueletos completos y otras piezas que en total suman 366 objetos y unos mil fragmentos, informó el ministro de Cultura, Juan Ossio.

Las piezas serán trasladadas al Palacio de Gobierno y estarán en cuarentena por dos días, luego los expertos abrirán los paquetes y verificarán que todo está completo, explicó.

Una vez terminada la labor de los técnicos, las piezas serán exhibidas en la casa de gobierno por unos días, para después ser trasladadas a la ciudad del Cusco (sudeste).

El ministro anunció que se ha firmado un convenio entre Yale y la universidad San Antonio de Abad del Cusco para realizar trabajos de investigación en conjunto sobre las piezas, intercambio de profesores, así como visitas de estudiantes del Cusco a Yale para perfeccionarse.

La universidad estadounidense devolverá por etapas todas las piezas que se llevó el explorador Bingham entre 1912 y 1916, que suman más de 44.000 objetos. "La última etapa de entrega será a fines del 2012", aseguró Ossio.

Entre los objetos que serán devueltos por Yale se encuentran piezas "museables", es decir en buen estado de conservación, además de muchos jarrones y vasijas de arcilla y barro, platos hechos de metales preciosos, fragmentos óseos, entre otros

MACHU PICCHU - TEODORO HAMPE MARTÍNEZ

La reclamación de piezas incas a Yale

TEODORO HAMPE MARTÍNEZ

Se puede decir que esta farragosa cuestión arranca el 19 de marzo de 1914, con la firma de un memorándum de entendimiento para llevar a cabo una expedición científica bajo la dirección del profesor Hiram Bingham, particularmente en los departamentos peruanos del Cusco y Apurímac, incluyendo estudios de topografía, botánica, zoología, antropología y arqueología. Por dicho convenio la National Geographic Society (NGS), de Washington, se comprometía a brindar un aporte de 20.000 dólares y todo el instrumental topográfico necesario. Mientras tanto, el aporte del personal calificado correría a cargo de la Universidad de Yale.

Se sabe que los expedicionarios dirigidos por Bingham establecieron su campamento cerca de Ollantaytambo, en una casa denominada Yanquihuasi. Desde este lugar Bingham escribía despachos al director de la NGS, Gilbert H. Grosvenor, detallando pormenores de su trabajo de investigación en el Valle Sagrado de los Incas y señalando las dificultades monetarias que habían sobrevenido a causa de la primera guerra mundial. También expresaba su convicción de que Machu Picchu correspondía al refugio inca de Vilcabamba.

En los archivos de Washington se encuentra un breve sumario de la Expedición Peruana de 1914-15, que hace referencia a los diversos estudios realizados. Este documento, fechado el 31 de enero de 1916, señala que la planeada excavación en las ruinas de Ollantaytambo se frustró debido a la interferencia del Instituto Histórico del Cusco (véase mi artículo "El Cusco contra Hiram Bingham", El Comercio, 30/12/2008).

El punto neurálgico de la cuestión se halla en la resolución suprema del 27 de enero de 1916, emanada del Ministerio de Instrucción, que autorizaba a Elwood C. Erdis (subdirector de la expedición norteamericana) a transportar 74 cajones con objetos

arqueológicos ―huesos, fragmentos de cerámica, ollas, etc.― hacia Estados Unidos, para que fueran estudiados en un plazo de 18 meses por los científicos de Yale y la National Geographic Society.

Las cartas suscritas de su puño y letra por Bingham no admiten dudas sobre la plena conciencia que este tenía de los alcances de dicha resolución. En dichas misivas intercambia opiniones con Grosvenor acerca del modo de proceder en la investigación y la eventual devolución de aquellas piezas a su lugar de origen.

Pero el término de 18 meses fijado para el 27 de julio de 1917 venció sin que se conociera en el Perú ninguna novedad acerca de la devolución establecida. Entonces se inicia la ofensiva diplomática a través del ministro peruano en Washington, Manuel de Freyre Santander. Para calmar la situación, Grosvenor se dirigía a este con fecha 23 de noviembre de 1918, asegurando que todos los cajones con objetos arqueológicos se encontraban bien preservados en New Haven y explicando que Bingham se había retrasado en las tareas de investigación por haber estado sirviendo como coronel del ejército norteamericano en Francia.

Meses más adelante, ya instalado el gobierno de Leguía, proseguirá la ofensiva diplomática a través de Eduardo Higginson, cónsul general del Perú en Nueva York. Este solicitaba la devolución de las piezas originales y duplicadas remitidas a Yale, así como el envío de copias de los estudios e informaciones adquiridas por la expedición norteamericana. Es entonces que aparece una nueva dimensión en el entredicho, al señalar Bingham a los directivos de la NGS (en carta del 1 de noviembre de 1920) el "escaso valor museable" que tenían las piezas de Machu Picchu, por tratarse mayormente de fragmentos de cerámica y algunos restos óseos. Pese a esta aseveración, la Universidad de Yale solicitó al gobierno peruano una prórroga para culminar los trabajos de investigación y proceder a la devolución de las piezas incas.

El 4 de diciembre de 1920, mediante resolución suprema Nº 2169, la Dirección General de Instrucción Pública prorrogó hasta el 1 de enero de 1922 el plazo para la

definitiva restitución de los objetos seleccionados por la expedición científica de Yale. Esto quiere decir, pues, que aunque estamos cercanos a conmemorar el centenario del llamado "descubrimiento" de Bingham, son en realidad 88 los años que han pasado sin que la afamada casa de estudios de Connecticut se haya servido cumplir los términos bajo los cuales se llevó a cabo el préstamo de dichos objetos.

Todos los documentos que hemos citado aquí obran en el expediente de la demanda interpuesta por la República del Perú contra la Universidad de Yale, en diciembre de 2008, exigiendo la restitución de una propiedad obtenida ilícita y fraudulentamente. No hay prescripción que valga en este caso, ni por razones legales, ni por convicción ética. Las piezas del patrimonio cultural de Machu Picchu deben ser devueltas al lugar donde fueron elaboradas y utilizadas por nuestros moradores autóctonos, hace cientos de años.

MACHU PICCHU EL RETORNO DEL TESORO

Agence France-Presse

A fin de mes llegan a Perú primera piezas de Machu Picchu devueltas por Yale

En los últimos días de marzo llegará a Lima el primer lote de piezas que la universidad estadounidense de Yale extrajo hace un siglo de la ciudadela inca de Machu Picchu, informó este martes el ministro peruano de Cultura, Juan Ossío.

Esta primera entrega, que debe arribar entre el 29 y 31 de marzo, consiste en algunos "esqueletos completos y otras piezas que en total suman 363 objetos" que se pueden exponer en un museo, precisó el ministro.

La universidad estadounidense devolverá por etapas todas las piezas que se llevó el explorador Hiram Bingham entre 1912 y 1916, que suman más de 44.000 objetos, señaló Ossío ante la comisión de Educación del Congreso.

La repatración de toda la riqueza extraída de Machu Picchu está contenida en el memorando de entendimiento suscrito entre Yale y el gobierno peruano en noviembre.

Entre la riqueza que será devuelta por la universidad de Yale se encuentran piezas "museables" -según dijo el ministro-, es decir en buen estado de conservación, además de muchos jarrones y vasijas de arcilla y barro, platos hechos de metales preciosos, fragmentos óseos, entre otros objetos.

Este primer lote será mostrado primero en el Palacio de Gobierno en Lima y luego será llevado a la ciudad surandina de Cusco, antigua capital del imperio de los incas, para su exhibición permanente.

Días atrás el canciller José García Belaúnde detalló que la devolución de las piezas se hará en tres entregas. Luego de este primer grupo que llega a fin de mes, el segundo lote está previsto para arribar en diciembre, mientras que el tercero llegará en 2012.

Tanto Ossio como García Belaunde rechazaron versiones del congresista Yohny Lescano quien ponía en duda la devolución de la totalidad de los objetos que se llevó el explorador estadounidense.

"No dejemos que los intereses políticos predominen sobre los intereses académicos. Los representantes peruanos han actuado cuidando con esmero los intereses de la patria. No puede haber objeción al respecto", expresó Ossío.

Por su parte, el canciller aseveró que el gobierno "está convencido de que se logró un acuerdo justo, que recupera las piezas que salieron prestadas y que ha tomado 100 años recuperar, y no se deja al margen de duda que lo que salió prestado, regresa. Si algo no regresara será investigado y se resolverá", anotó.

Los objetos fueron llevados por Bingham a Yale para ser estudiados durante 18 meses, pero nunca fueron devueltas, tal como era el compromiso inicial.

Perú había iniciado desde 2001 durante el gobierno del presidente Alejandro Toledo (2001-2006) gestiones para que las más de 44.000 piezas y fragmentos recolectados retornen a Perú por ser parte de su patrimono cultural.

Lima lanzó una ofensiva diplomática el año pasado para recuperar las piezas, lo que incluyó una carta del presidente Alan García a su par de Estados Unidos, Barack Obama, pidiendo que intervenga ante la universidad de Yale.

Finalmente, en noviembre el gobierno y Yale llegaron a un acuerdo y se firmó el memorando de entendiniento.

Machu Picchu está en la cima de una montaña en Cusco (sureste) y es patrimonio de la humanidad, además de ser uno de los principales centros de atracción turística de Sudamérica.

HIRAM BINGHAM

AFP - Nieta de Hiran Bingham dice que su abuelo no descubrió Machu Picchu

Marian Bingham, nieta del explorador estadounidense Hiram Bingham, afirmó que su abuelo no fue el descubridor de la ciudadela inca de Machu Picchu en Perú y negó que haya sido un saqueador de ese santuario arqueológico.

 

"No, no lo descubrió, porque Machu Picchu ya estaba ahí y la gente lo sabía. Él se enteró de eso y dio un paso más allá: atraer la atención del mundo sobre la ciudadela inca" en julio de 1911, subrayó al diario El Comercio de Lima tras visitar Machu Picchu, la mayor joya arqueológica peruana.

La nieta también rechazó las acusaciones de que se apropió de las piezas que encontró en ese lugar.

"No creo que él haya tenido intención de eso (saquear tesoros)", dijo Marian Bingham, de 71 años, al subrayar que comparte "la opinión de que él quería proteger los objetos".

"Pero estos son puntos de vista personales; seguramente habrá otros que tengan una idea distinta", anotó.

Machu Picchu, declarada patrimonio cultural de la humanidad por la UNESCO, fue construida entre el siglo XV y XVI en lo alto de una montaña en la ceja de selva del departamento de Cusco (sudeste) y es considerada ahora como una de las siete maravillas del mundo moderno.

Bingham, aventurero y explorador, era considerado su descubridor, pero diversos historiadores señalan que la ciudadela ya había sido descubierta por el hacendado peruano Agustín Lizárraga nueve años antes, en julio de 1902.

Los expertos también ponen en tela de juicio el papel del explorador estadounidense y señalan que acaso fue el saqueador de las riquezas de la ciudadela incaica.

Tras llegar a Machu Picchu en 1911, Bingham extrajo más de 40.000 piezas arqueológicas que se llevó a su país y las entregó a la universidad de Yale con el compromiso de que serían devueltas por esa casa de estudios en 18 meses, plazo que nunca se cumplió.

En noviembre pasado tras casi cien años Yale llegó a un acuerdo con el gobierno peruano y aceptó devolver las piezas luego de que Lima iniciara una campaña internacional para recuperarlas.

Marian Bingham se congratuló de la devolución de los objetos de Machu Picchu y dijo sentirse "muy feliz de que los peruanos las vayan a tener aquí y que estén cerca del lugar donde fueron encontradas".

En julio tras recibir el primer lote de piezas de Yale, el gobierno celebrará los cien años de haber sido dada a conocer la existencia de Machu Picchu al mundo por Hiram Bingham.

EL EXITO DE MACHU PICCHU

Agence France-Presse

Machu Picchu es "víctima de su éxito", dice directora de la Unesco en Perú

La directora general de la Unesco, Irina Bokova, de visita oficial en Perú, dijo este lunes que el complejo arqueológico de Machu Picchu "es víctima de su propio éxito" por el interés enorme de turistas en visitarlo y la necesidad de regular ese ingreso para proteger su integridad.

La directora general de la Unesco, Irina Bokova, de visita oficial en Perú, dijo este lunes que el complejo arqueológico de Machu Picchu "es víctima de su propio éxito" por el interés enorme de turistas en visitarlo y la necesidad de regular ese ingreso para proteger su integridad.

"Machu Picchu es víctima de su propio éxito porque el interés es enorme, pero al mismo tiempo para nosotros y en primer lugar para el pueblo peruano hay un interés de protegerlo", dijo en rueda de prensa luego de reunirse con el presidente Alan García en el palacio de Gobierno de Lima.

Bokova refirió que hay algunas ideas sobre el tema que serán discutidas por la Unesco en mayo en París y luego en junio durante la reunión del Comité del Patrimonio Mundial de ese organismo.

La funcionaria, que permanecerá cinco días en Perú y visitará Machu Picchu, entre otros sitios arqueológicos, anotó que la protección de la ciudadela incaica es una "cuestión muy importante" para el organismo que dirige.

Se refirió a los efectos del cambio climático como las inundaciones que han tenido un efecto "muy peligroso y negativo" en el complejo.

"Trabajamos con las autoridades peruanas que se ocupan de la protección de Machu Picchu", subrayó al aludir a la necesidad de equilibrar la presión del ingreso de turistas.

La Unesco ha mostrado en reiteradas ocasiones su preocupación por Machu Picchu por los problemas de deforestación que amenazan con deslizamientos de terrenos su estructura.

Otro aspecto es el de poner fin al desarrollo urbano incontrolado a una localidad vecina y a los accesos ilegales a la mítica ciudad de piedra.

Machu Picchu es la mayor atracción turística peruana y es considerada una de las nuevas siete maravillas del mundo. La ciudadela se ubica en la cima de una frondosa montaña de 2.000 metros sobre el nivel del mar, ubicada a 120 km al noreste de Cusco (sureste de Perú).

Durante su permanencia en Perú, la directora de la Unesco se reunirá con diversas autoridades culturales con miras, según dijo, a incrementar la cooperación de la Unesco con Perú, país al que elogió por su "crecimiento económico espectacular".

MACHU PICCHU 100 - ANIVERSARIO

Lima, (EFE).- El Gobierno peruano creó hoy una comisión de alto nivel que organizará las celebraciones por el centenario del hallazgo del centro arqueológico de Machu Picchu, que tendrán su fecha principal el próximo 7 de julio.

La comisión estará presidida por el empresario Ricardo Vega Llona e integrada por los viceministros de Patrimonio Cultural, Turismo, Desarrollo Estratégico de los Recursos Naturales y de Hacienda, según una resolución suprema publicada en el diario oficial El Peruano.

El Gobierno del presidente, Alan García, designó al 2011 como el año del centenario de Machu Picchu para el mundo, debido al descubrimiento hecho por el explorador estadounidense Hiram Bingham, y anunció una serie de actividades para promover las visitas a su principal destino turístico.

La comisión de alto nivel deberá gestionar los aspectos temáticos y logísticos del proceso de organización, y de otras acciones que resulten necesarias para garantizar el éxito de estos actos conmemorativos, añadió la resolución.

Sin embargo, el ministro de Comercio Exterior y Turismo, Eduardo Ferreyros, dijo a corresponsales extranjeros, hace dos días, que "todavía no hay presupuesto designado para las celebraciones en Machu Picchu".

Ferreyros explicó que el "plan de festejos" que el Gobierno coordina con el sector privado busca "agradecer a Machu Picchu (declarado patrimonio cultural y natural de la humanidad) lo que le da al Perú", pero aclaró que no se ha anunciado oficialmente la llegada de ningún artista, a raíz de las versiones de que se presentarían Sting o el tenor Juan Diego Flórez.

El ministro aseguró que las actividades culturales estarán también acompañadas por una serie de mejoras de infraestructura en el pueblo de acceso a la ciudadela incaica.

El turismo hacia Machu Picchu cayó el año pasado en 18,7 por ciento debido a las torrenciales lluvias que causaron el cierre de las visitas a la ciudadela por dos meses, además de varias protestas sociales que motivaron la suspensión de los servicios de transporte.

ESTUDIO DE MACHU PICCHU

La Universidad de Yale y la Universidad Nacional de San Antonio Abad del Cusco firmaron hoy un acuerdo para crear el Centro Internacional UNSAAC-Yale para el Estudio de Machu Picchu y la cultura inca.

Este centro expondrá, conservará y estudiará las colecciones arqueológicas de Machu Picchu conservadas por Yale desde su excavación por Hiram Bingham en 1912.

Su establecimiento es fundamental para concretar el acuerdo al que arribaron el Gobierno del Perú y Yale, en noviembre pasado, para retornar las colecciones al Perú y albergar los materiales definitivamente en la ciudad del Cusco.

Mayor accesibilidad al estudio de Machu Picchu
“El acuerdo de hoy asegura la accesibilidad de estas colecciones de Machu Picchu para la investigación y la exposición al público en su contexto natural y bajo la dirección de dos gran universidades,” dijo Richard Levin, rector de Yale.

Este acuerdo asegura que los artefactos de Machu Picchu permanezcan disponibles para eruditos y el público del mundo entero, se destacó.

“El acuerdo de Yale con el Presidente García y el centro que se fundará en Cusco con la asistencia de Yale y la colaboración continua, debe crear el optimismo de que el próximo siglo de descubrimiento con respecto a Machu Picchu será tan valioso como el último,” dijo el rector de UNSAAC, Víctor Raúl Aguilar.

Ubicación

El Centro estará ubicado en la Casa Concha, un palacio Inca en el centro de Cusco y contará con una exhibición de museo para el público dedicada al sitio arqueológico de Machu Picchu. Fuente: La República
 

DESTINO PREDILECTO

Por RPP Noticias, www.rpp.com.pe

Destacan a Machu Picchu como uno de los destinos predilectos de 2011

Según el blog Ocholeguas del diario español El Mundo, la ciudadela inca es uno de los yacimientos arqueológicos más fascinantes de la tierra´.

Destacan a Machu Picchu como un destino imperdible del 2011

Destacan a Machu Picchu como un destino imperdible del 2011

La ciudadela de Machu Picchu, en Cusco, es uno de 16 destinos predilectos para este 2011, según el blog Ocholeguas del diario español El Mundo. "Se cumple en 2011 el centario del descubrimiento para Occidente de uno de los yacimientos arqueológicos más fascinantes de la tierra, Machu Picchu. Fue ya hace 100 años cuando el arqueólogo estadounidense Hiram Bingham creyó hallar la ciudad perdida de los incas, la anhelada Vilcabamba. A Hiram Bigham se le atribuye también el dudoso honor del expolio.", sostiene la página. Con el título "Machu Picchu: centenario pétreo", el medio agrega que "la llegada del centenario trae la buena noticia de que la Universidad de Yale se ha comprometido a devolver a Perú miles de piezas extraídas de esta ciudadela Patrimonio de la Humanidad". Junto a Machu Picchu, sugiere también como destinos a Wellington (Nueva Zelanda), Tallín (Estonia), Dubai (Emiratos Árabes Unidos), Tel Aviv (Israel), Burdeos (Francia), Turku (Finlandia), Londres (Inglaterra), China, Nueva York (Estados Unidos) y las ciudades españolas de Valencia y Trujillo. El blog Ocholeguas sostiene que estos puntos del planeta darán que hablar "ya sea por su cultura, por su historia o porque en él van a tener lugar importantes acontecimientos globales".

MACHU PICCHU RECORD DE VISITAS 2010

El Cuzco alcanzó en 2010 un récord de 1,5 millones de turistas

El Cuzco alcanzó en 2010 un récord de 1,5 millones de turistas

El Cuzco alcanzó en 2010 un récord de 1,5 millones de turistas

Lima, (EFE).- Un millón y medio de turistas, la mayoría extranjeros, visitaron en 2010 la ciudad peruana de Cuzco, puerta de entra a la ciudadela inca de Machu Picchu, lo que supone un nuevo récord de visitas, informó hoy el Ministerio de Comercio Exterior y Turismo de Perú.

Según declaraciones del director regional del ministerio en Cuzco, Víctor Hugo Pérez, del total de visitantes, 1.016.000 fueron turistas extranjeros.

"Pese a los problemas que tuvimos en el sector turístico por las lluvias y protestas sociales se superó la llegada de visitantes por la campaña Cuzco Pone y la asistencia a eventos internacionales donde promocionamos la región", afirmó Pérez.

Dicha campaña se inició luego de que las fuertes lluvias bloquearan a inicios de este año la vía férrea que une Cuzco con Machu Picchu, dejando aislados a varios miles de turistas nacionales y extranjeros, que tuvieron que ser rescatados por vía aérea.

Pérez agregó que el turismo receptivo también ha registrado un fuerte crecimiento.

Cuzco es el principal destino turístico del país suramericano ya que, además de Machu Picchu, la antigua capital del imperio Inca reúne otros importantes atractivos, como la fortaleza de Sacsayhuamán o el Valle Sagrado de los Incas.

YALE Y MACHU PICCHU

Agence France-Presse

Arqueólogos de Yale en Perú preparan devolución de tesoro de Machu Picchu

Una delegación de arqueólogos de la universidad estadounidense de Yale llegó este jueves a la ciudad peruana de Cusco para preparar la devolución de más de 46.000 piezas extraídas de la ciudadela incaica de Machu Picchu y que posee ese centro académico desde hace casi cien años.

Una delegación de arqueólogos de la universidad estadounidense de Yale llegó este jueves a la ciudad peruana de Cusco para preparar la devolución de más de 46.000 piezas extraídas de la ciudadela incaica de Machu Picchu y que posee ese centro académico desde hace casi cien años.

La delegación, conformada por cuatro personas, está dirigida por Richard Burger, arqueólogo especialista de los Andes centrales de Perú y quien ha ejercido la docencia en universidades peruanas.

"Hemos venido a explorar los detalles del retorno de las piezas y ver también una colaboración educativa con la universidad San Antonio Abad del Cusco", dijo Burger.

Yale se comprometió en un acuerdo con el gobierno peruano, firmado en noviembre, a devolver los objetos que extrajo de Machu Picchu entre 1912 y 1916 el explorador estadounidense Hiram Bingham.

Los objetos los llevó a esa universidad para ser estudiados durante 18 meses y luego devolverlas, lo que se incumplió.

En su visita a Cusco, Burger y los otros tres miembros de Yale visitaron una casona cusqueña que acogerá a los objetos arqueológicos.

"Tenemos todo el deseo y confianza de que las piezas van a llegar antes de las celebraciones del centenario de Machu Picchu", que se cumple en julio del próximo año, subrayó Burger.

Las piezas, una vez devueltas, serán puestas en manos de la universidad cusqueña para su exposición.

El arqueólogo de Yale precisó que toda la colección será devuelta y que las primeras en arribar a Perú serán las piezas adecuadas para la exhibición.

Según el acuerdo entre el gobierno y Yale, ambas partes "resuelven amigablemente la controversia existente con relación a los materiales excavados por Hiram Bingham en Machu Picchu".

El acuerdo se logró luego de que el presidente Alan García enviara el 2 de noviembre una carta a su homólogo estadounidense Barack Obama pidiéndole que interceda ante Yale.

Machu Picchu está en la cima de una montaña en Cusco (sureste) y es patrimonio de la humanidad, además de ser uno de los principales centros de atracción turística de Sudamérica.

MACHU PICCHU DE FIESTA

Perú comenzó a preparar la celebración por el centenario de su descubrimiento

Perú festejará descubrimiento Machu Picchu con tesoros devueltos(REUTERS-Enrique Castro-Mendivil)

Perú festejará en julio del próximo año el primer centenario del descubrimiento de la ciudadela inca Machu Picchu, una de las siete nuevas maravillas del mundo, con la mayor exposición de los tesoros del ícono turístico del país sudamericano.

Autoridades culturales de Perú iniciaron el jueves los preparativos para la celebración y uno de estos es acondicionar un museo y exhibir por primera vez miles de piezas incas que ahora están en manos de la universidad estadounidense Yale.

Asimismo, Perú planea tener desde enero una plataforma en internet para vender boletos de ingreso a Machu Picchu, para cualquier momento del año y desde cualquier parte del planeta.

Machu Picchu, redescubierta por el explorador estadounidense Hiram Bingham en 1911 en la cima de una montaña, ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad y es considerada actualmente como una de las nuevas 7 maravillas del mundo.

"Este es el inicio de las celebraciones del centenario que tendrán una secuencia durante el próximo ano", dijo el viceministro de Cultura, José Carlos Vilcapoma, en la montaña de Machu Picchu a 2.400 kilómetros sobre el nivel del mar.

Con el sonido de pututus -instrumento de comunicación de caracol marino- que soplaban algunos pobladores vestidos con trajes incas, las autoridades llegaron a Machu Picchu para iniciar los preparativos, que incluyen restaurar algunas piezas que se encuentran en el lugar.

Según autoridades del Gobieno la celebración por el centenario del descubrimiento de la ciudadela inca se realizará el 24 de julio, días antes de la culminación del Gobierno de cinco años del presidente Alan García.

Restauración inca

La ciudadela inca, un complejo hecho con piedras, fue un centro de culto y observación astronómica, según historiadores. También fue la residencia de la familia del rey Pachacútec, el mayor conquistador inca en el siglo XV.

"Se están llevando a cabo los trabajos de restauración y conservación en el santuario que aún no han sido culminados, tanto en la zona arquitectónica como cerámicas y objetos que se han seguido encontrando", dijo la subjefa del parque de Machu Picchu, Piedad Champi, en la cima de la montaña.

La ciudadela contará para esa fecha con miles de piezas como cerámicas, joyería, restos óseos humanos y fragmentos de utensilios de metal, que fueron llevadas a la universidad estadounidene Yale en 1911.

Yale anunció hace casi dos semanas que devolverá todos los tesoros de Machu Picchu, tras llegar a un acuerdo con el Estado peruano que reclamaba desde hace años las piezas incas.

Para exponer las piezas -que suman unas 46.000- Perú alista un museo en la ciudad de Cusco, región que alberga a Machu Picchu.

"Se prevé que los primeros días de febrero estén llegando las primeras piezas", dijo el viceministro Vilcapoma. "Estamos convocando a los representantes en el ámbito cultural del Cusco para evaluar el lugar donde permanecerían las piezas", agregó.

Entre tanto, los turistas parecen ser los más animados con la exposición y llegada a Cusco de las piezas incaicas.

"Es un buen comienzo para que los pobladores de esta zona reciban de vuelta lo que les pertenece", dijo la turista canadiense Esther Willms, de 42 años, quien visitaba la ciudadela por segundo día consecutivo.

REUTERS-(Reporte de Teresa Céspedes, escrito por Marco Aquino, Editado por Juana Casas)

LA CELEBRACION DE MACHU PICCHU

Agence France-Presse

Perú anuncia gran exposición con tesoros de Machu Picchu que Yale devolverá

Perú iniciará con una exposición de los tesoros de Machu Picchu, que la universidad estadounidense de Yale debe aún devolver en marzo de 2011, las celebraciones por el centenario del descubrimiento mundial de la ciudadela inca, indicó el viernes el ministro de Cultura.

Perú iniciará con una exposición de los tesoros de Machu Picchu, que la universidad estadounidense de Yale debe aún devolver en marzo de 2011, las celebraciones por el centenario del descubrimiento mundial de la ciudadela inca, indicó el viernes el ministro de Cultura.

"Vamos a abrir la celebración del centenario con una gran exposición en el Museo de la Nación en Lima", dijo el ministro de Cultura, Juan Ossio, durante una conferencia de prensa con corresponsales extranjeros.

Ossio destacó que la exposición será la primera ocasión en que las piezas halladas en Machu Picchu -conocida también como "La ciudad perdida de los Incas"- serán expuestas en Perú.

El ministro peruano de Cultura calificó como "amigable" el acuerdo suscrito el fin de semana entre el gobierno y la universidad de Yale por el cual ese centro académico se compromete a devolver las piezas que retuvo desde 1912.

"Queremos que la celebración esté encabezada por la presencia de las piezas 'museables', unas 360, que deben retornar al Perú entre marzo y mayo del 2011", resaltó Ossio.

Las piezas "museables", en buen estado de conservación, incluyen jarrones y vasijas de arcilla y barro, platos hechos de metales preciosos, entre otros.

En virtud de ese acuerdo, Yale se comprometió a devolver a Perú entre el 2011 y 2012 las piezas que el académico estadounidense Hiram Bingham halló en Machu Picchu en el marco de una exploración de la National Geographic Society.

Machu Picchu fue descubierta por la expedición que conducía Bingham un 24 de julio de 1911.

El ministro rechazó los calificativos de "Indiana Jones" que los peruanos de a pie le endilgan a Bingham: "no era un aventurero, era un académico", que luego fue senador en su país.

El ministro precisó que para Perú se trata del centenario del "encuentro" de Machu Picchu y no del "descubrimiento", porque la ciudadela ya era conocida en Perú antes de que llegara Bingham.

Ossio destacó, sin embargo, que el mérito de Bingham "fue dar a conocer al mundo globalizado de esa época Machu Picchu. En ese sentido sí cabe hablar de un descubrimiento para el mundo científico".

Perú había iniciado desde 2001 durante el gobierno del presidente Alejandro Toledo (2001-2006) gestiones para que las más de 46.000 piezas y fragmentos recolectados retornaran a Perú por ser parte de su patrimonio cultural.

Lima lanzó una ofensiva diplomática los últimos dos meses para recuperar las piezas, lo que incluyó una carta del presidente Alan García a su par de Estados Unidos, Barack Obama, pidiendo que intervenga ante la universidad de Yale.

Ossio señaló que había escuchado que el presidente Obama habría intervenido en la solución, pero no confirmó la versión.

Perú alegó que en 1912 el entonces presidente de Estados Unidos, Howard Taft, apoyó a Bingham para lograr que el gobierno peruano de la época le diera permiso para llevar a Yale las piezas. Bingham obtuvo permiso pero sólo por 18 meses.

Machu Picchu está en la cima de una montaña de 2.000 mt en Cusco (sureste) y es patrimonio de la humanidad, además de ser uno de los principales centros de atracción turística de Sudamérica.

LOS TESOROS DE MACHU PICCHU

Agence France-Presse

Perú formaliza acuerdo con Yale para recuperar tesoros de Machu Picchu

El gobierno peruano anunció el miércoles que formalizó con la Universidad estadounidense de Yale un acuerdo por el cual ese centro académico devolverá a Perú las piezas arqueológicas de la ciudadela inca Machu Picchu que posee desde 1912, según un comunicado de la cancillería.

El acuerdo fechado el 23 de noviembre por el canciller José García Belaunde y el presidente de la Universidad de Yale, Richard Levin, declara que ambas partes "resuelven amigablemente la controversia existente con relación a los materiales excavados por Hiram Bingham en Machu Picchu".

El presidente Alan García ya había revelado el viernes pasado en un mensaje al país el acuerdo alcanzado verbalmente ese día, con la decisión de Yale de devolver las piezas para antes del mes de julio de 2011, cuando se cumple el centenario del descubrimiento hecho por Bingham.

Según el comunicado, "Yale se compromete a devolver las piezas museables y otras piezas de estudio, a tiempo para la conmemoración del centésimo aniversario del descubrimiento científico de Machu Picchu".

Yale cifra en 300 las "piezas museables", aunque la totalidad de las piezas suman más de 46.000, incluyendo fragmentos, según el gobierno peruano.

Los fragmentos serán restituidos a Perú a finales de 2011 siendo el tiempo límite para retornar la totalidad de las piezas el 31 de diciembre de 2012. Con relación al proceso judicial seguido desde 2007 ante una Corte de Connecticut por Perú, las dos partes acordaron solicitar la suspensión de este procedimiento en tanto se cumpla el acuerdo.

Bingham, explorador y aventurero estadounidense, a quien los peruanos de a pie consideran un precursor de Indiana Jones, extrajo los objetos arqueológicos de Machu Picchu en 1912 y las llevó a Yale para ser investigadas por un plazo de 18 meses y luego devolverlas, según el gobierno de Lima.

Machu Picchu se halla sobre la cima de una montaña de 2.000 mt en Cusco (sureste) y es patrimonio de la humanidad, además de ser uno de los principales centros de atracción turística de Sudamérica.

YALE Y LOS TESOROS DE MACHU PICCHU

Agence France-Presse

Perú celebra compromiso de Yale de devolver el tesoro de Machu Picchu

Perú celebró el sábado que la Universidad de Yale se comprometiera a devolver las piezas arqueológicas de Machu Picchu tomadas por el explorador estadounidense Hiram Bingham, y planea exhibirlas en un museo en Cusco en 2011, año del centenario del descubrimiento de la ciudadela inca.

Perú celebró el sábado que la Universidad de Yale se comprometiera a devolver las piezas arqueológicas de Machu Picchu tomadas por el explorador estadounidense Hiram Bingham, y planea exhibirlas en un museo en Cusco en 2011, año del centenario del descubrimiento de la ciudadela inca.

Las más de 46.000 piezas, que fueron extraídas por Bingham y llevadas a Yale entre 1912 y 1916 en calidad de préstamo y nunca devueltas, serán entregadas a Perú desde los primeros meses de 2011 hasta finales del 2012 como fecha límite para que todas estén de regreso, señaló el Gobierno en un comunicado.

El presidente Alan García anunció la decisión de Yale en un mensaje al país el viernes y reconoció "la buena voluntad de la Universidad".

"Los peruanos debemos celebrar la repatriación de las piezas conseguida tras una gran campaña nacional e internacional. Es una gran noticia, esto demuestra que cuando los peruanos estamos unidos podemos lograr grandes cosas", dijo a la prensa el ministro de Cultura, Juan Ossio.

El canciller José García Belaunde reveló que el ex presidente de México Ernesto Zedillo "jugó un rol fundamental" en la decisión de Yale.

Informó que Zedillo, profesor de la universidad y representante de su rector, Richard Levin, se entrevistó con el presidente García para acordar los detalles.

"Pudimos avanzar muy rápidamente en las conversaciones. Hablé con el presidente de la universidad para informarle de las gestiones y él está muy satisfecho", dijo Zedillo a la emisora RPP.

La prensa peruana destacó el compromiso de Yale de entregar el tesoro de Machu Picchu, ciudadela considerada una de las siete maravillas del mundo moderno.

La ciudadela está ubicada en lo alto de una montaña en una zona de ceja de selva a unos 120 kilómetros al este de la ciudad de Cusco (sur). Fue declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO en 1983.

"Yale devolverá las piezas", tituló el sábado el diario El Comercio en su primera página y en el editorial sostuvo: "Es una gran noticia para el Perú y el mundo. Finalmente las autoridades de Yale entraron en razón".

La República tituló "Yale abrió el candado", mientras el diario OJO celebró el "Golazo Inca".

"En la ciudad del Cusco ya se vive un ambiente de fiesta por la noticia de la devolución de los bienes y en los próximos días habrá una serie de celebraciones", dijo el presidente de la región Cusco, Hugo González.

Según el canciller, la campaña internacional y la carta que el presidente García envió a su homólogo estadounidense, Barack Obama, contribuyó a la decisión de Yale.

"La última iniciativa del presidente García dio el resultado que estamos viendo. Se dirigió al presidente Obama y a otras personalidades del mundo", dijo.

La Universidad San Antonio Abad del Cusco será el lugar que albergue las piezas. "Las museables son unas 360, el resto, los miles, son piezas para estudio e investigación", informó García Belaunde.

El gobierno solicitará una partida especial al Congreso para habilitar una locación en Cusco. "La idea es que se habilite una casa, que sea museo y centro de investigación, donde puedan ir investigadores no solo peruanos sino extranjeros", dijo.

Perú inició un juicio en 2007 contra Yale ante una corte estadounidense en Connecticut (noreste) y el gobierno de García alentó manifestaciones callejeras para presionar por el reclamo.

En 1912, el explorador y aventurero estadounidense Bingham extrajo los objetos arqueológicos de Machu Picchu y los llevó a Yale para su estudio en calidad de préstamo por un plazo de 18 meses, según el gobierno peruano.

DEVOLUCION DEL TESORO DE MACHU PICCHU

Agence France-Presse

Perú y Yale negocian devolución de piezas de Machu Picchu (ministro)

El gobierno peruano y la universidad estadounidense de Yale están negociando un acuerdo para la devolución de miles de piezas arqueológicas de la ciudadela inca Machu Picchu que están en poder de esa institución desde 1912, señaló el jueves el ministro de Cultura Juan Ossio.

"Yo creo que está bastante avanzada la gestión y que pronto vamos a tener noticias bastantes positivas", dijo el ministro sin dar detalles sobre las negociaciones que habrían surgido tras una carta de Alan García a Barack Obama hace 10 días.

"Una vez que lleguemos a un acuerdo con Yale, que me parece que está bien encaminado por todas las gestiones que se han venido haciendo últimamente, llegan las piezas al país, y de hecho van a ir al Cusco", agregó el ministro citado por la agencia estatal Andina.

La declaración del ministro es la primera de un representante de Perú confirmando que hay tratativas en curso luego del anuncio en ese sentido hecho este martes por Thomas Conry, portavoz de la universidad de Yale con sede en New Haven (Connecticut, noreste de Estados Unidos).

Perú desea que las piezas sean devueltas antes de julio de 2011, cuando se cumple el centenario del descubrimiento de Machu Picchu por el aventurero y explorador estadounidense Hiram Bingham en 1911, quien las entregó a Yale.

Se trata de más de 46.000 piezas de Machu Picchu, considerada patrimonio de la humanidad y uno de las principales centros de atracción turística de Sudamérica.

Por otro lado la embajadora de Estados Unidos en Perú, Rose M. Likins, se metió en el pleito por primera vez y afirmó que Washington apoyará a ambas partes en litigio para llegar a una solución satisfactoria.

"El gobierno de Estados Unidos no forma parte de la disputa, pero vamos dando apoyo a las dos partes para que lo solucionen", declaró la embajadora estadounidense.

El optimismo por recuperar pronto las piezas llevó al ministro a asegurar que las piezas serían exhibidas en Cusco (sudeste), la antigua capital del imperio incaico que floreció entre los siglos XV y XVI.

Perú inició un juicio en 2007 contra Yale ante una corte de Connecticut y el gobierno de García alentó manifestaciones callejeras en su país para presionar por el reclamo.

RECLAMO A YALE

Agence France-Press

Perú: García encabezó marcha pidiendo a Yale devuelva tesoro de Machu Picchu

El presidente Alan García encabezó este viernes una marcha en la que reclamó a la universidad estadounidense de Yale la devolución de más de 46.000 piezas de la ciudadela inca de Machu Picchu, que fueron llevadas allí a comienzos del siglo XX.

El presidente Alan García encabezó este viernes una marcha en la que reclamó a la universidad estadounidense de Yale la devolución de más de 46.000 piezas de la ciudadela inca de Machu Picchu, que fueron llevadas allí a comienzos del siglo XX.

"Pedimos con firmeza y constancia que (universidad) Yale devuelva sin condiciones lo que extrajo de la ciudadela de Machu Picchu", dijo el mandatario ante unas cuatro mil personas que lo acompañaron con cánticos y lemas contra la universidad estadounidense, en una marcha que se inició en Campo de Marte y culminó en el frontis del Palacio de Justicia.

La población con carteles y pancartas con lemas: "Yale devuelve el tesoro del Perú", "La riqueza inca es del Perú", "Yale devuelve lo que te llevaste", recorrió las calles en manifestación.

En la ciudad del Cusco (sureste), donde se encuentra la ciudadela de Machu Picchu, hubo movilizaciones exigiendo a la universidad entregar las piezas del complejo arqueológico que salieron entre 1912 y 1916 rumbo a Yale, llevadas por una expedición que dirigió el aventurero y explorador estadounidense Hiram Bingham.

"Marchamos unidos, de diferentes partidos, regiones, movimientos, unidos, que es como el pueblo de la tierra quiere vernos; unidos, que es como el mundo nos respeta; unidos, que es como Yale va a escuchar nuestra voz", señaló el mandatario.

García dijo que este viernes se establecieron los primeros contactos directos con Yale y "le hemos dicho que continuaremos en nuestro propósito y si ello no se logra se recurrirá a los tribunales internacionales para que nos devuelvan sin condiciones las piezas de Machu Picchu".

Bingham, explorador y aventurero estadounidense, extrajo 46.332 objetos arqueológicos de Machu Picchu y los llevó a Yale para ser investigados por un plazo de 18 meses y luego devolverlos, según el gobierno de Lima.

LA FASCINANTE CIUDAD

Machu Picchu, la fascinación inca

Machu Picchu, la "Montaña Vieja" en lengua quechua, está a punto de cumplir cien años de su descubrimiento por el mítico explorador Hiram Bingham en 1911. El monumento, verdadera razón de ser del turismo en Perú, ha sufrido este año lo peor que le podía ocurrir: ser cerrado a los visitantes durante dos meses por culpa de las lluvias torrenciales.

La ciudadela inca es el lugar más visitado de Perú. Foto: EFE

La ciudadela inca es el lugar más visitado de Perú. Foto: EFE

Aquellas trombas de agua caídas a fines de enero fueron tan impetuosas que arrancaron kilómetros enteros de raíles del tren, única vía de acceso a la ciudadela a excepción del Camino Inca, solo apto para espíritus aventureros pues requiere al menos cuatro días de marcha.

El gobierno peruano ha trabajado duro durante estos dos meses para rehabilitar al menos la cuarta parte de la vía (28 kilómetros de un total de 102) y el pasado 1 de abril pudo así reabrir el monumento, mientras repara el resto de las vías. Ahora el viaje a la mítica ciudadela inca, al menos hasta el próximo agosto, es un engorroso itinerario que comienza en la ciudad de Cuzco, desde donde hay que cubrir dos horas en coche o autobús, más la hora y media que cuesta recorrer los 28 kilómetros de tren, para terminar en otro autobús que transporta en media hora al viajero desde el río Urubamba, causante del desastre, hasta la cima donde está el monumento. Y sin embargo, nada de esto parece arredrar a los turistas que desafían una temporada de lluvias inusualmente larga: ese primero de abril, cerca de 1.500 viajeros soportaron la lluvia y el caos y pagaron sus 40 dólares para ingresar en este lugar, una de las nuevas siete maravillas del mundo.

Los profesionales del turismo en Perú hablan de la necesidad de "desmachupizar" el país y promocionar entre los viajeros otras de las muchas riquezas que atesora este país, pero la realidad es tozuda: de los dos millones de turistas que ingresan en Perú, la mayoría lo hace para ver el famoso monumento; tan es así, que su cierre durante dos meses ha ocasionado pérdidas cercanas a los 200 millones de dólares solo en el sector turismo.

El genio urbanístico

La fascinación de Machu Picchu es comprensible: encaramada en unos imponentes cerros que besan las nubes cargadas de agua, la ciudadela inca se encuentra a medio camino entre los agrestes Andes y el bosque amazónico, dentro de la llamada "ceja de selva", y todo alrededor es verde y exuberante. En ese lugar único y casi inaccesible, los incas levantaron una ciudad para cuya construcción tuvieron que transportar prácticamente todo: la arena, la arcilla y las piedras. De poco les sirvieron las únicas bestias de carga que entonces conocían, las llamas, pues apenas pueden con 25 kilos, por lo que se da por hecho que fueron brazos humanos los que transportaron las toneladas de materiales que hizo falta encaramar hasta las alturas. Ahí no quedó todo: los incas desmocharon literalmente un cerro para crear una meseta artificial donde instalar su ciudad, y sobre esa meseta dispusieron varias capas de arcilla y arena que dieran estabilidad a sus construcciones. Cuando la meseta se les quedó pequeña, comenzaron a "domesticar" la montaña circundante creando un conjunto de andenes o terrazas donde cultivar su muy sofisticada agricultura. Se saben ya muchas cosas de Machu Picchu: se sabe que la ciudad no llegó a ser terminada, ya que los españoles llegaron a Perú durante su construcción y los incas no quisieron dejarles ese regalo. Se sabe también que sus únicos habitantes fueron los 60.000 trabajadores que construyeron la ciudad durante 60 años, y que supuestamente la iban a destinar a viviendas de la clase noble inca en aquella sociedad tan jerarquizada. Por último, se sabe, o en este caso se cree, que la función de Machu Picchu era algo así como ser "cabeza de puente" hacia la zona selvática de los incas, un imperio que logró una formidable expansión en su cortísima vida, como cuenta Edgar Mendívil, arqueólogo cusqueño que ha dedicado gran parte de sus estudios a desentrañar los misterios de la ciudadela inca.

Machu Picchu es además uno de los pocos monumentos que son "étnicamente puros", como se diría ahora, pues todo el resto de templos o viviendas incas se encuentra modificado por la herencia española o bien se levanta sobre civilizaciones anteriores. En esta ciudadela, se ha rescatado ya un 65 por ciento del total, como proclaman orgullosos los arqueólogos. No era la ciudadela un santuario, como a veces se le llama, sino una ciudad multifuncional. Claro que hubo templos y palacios, pero lo que hoy más llama la atención a los turistas es el reloj solar (que marcha las estaciones, más que las horas), el observatorio astronómico o la Casa del Cóndor, donde los incas homenajeaban a su ave sagrada.

Un poco de historia

Como muchos de los descubrimientos históricos, el hallazgo de Machu Picchu se debió al azar, o al menos así lo quiso contar su protagonista: el explorador Hiram Bingham, un americano nacido en Hawai interesado en disciplinas tan diversas como la geografía, la historia y la arqueología, llegó a Perú en 1911 en busca de otras metas distintas: dibujar la ruta del libertador Simón Bolívar y encontrar la montaña más alta del mundo. Iba acompañado de 37 exploradores, muchos de ellos verdaderos filibusteros, piratas de la arqueología, cuando el 23 de julio llegó a Vilcabamba, el último bastión inca caído en manos de los españoles. Allí el alcalde habló a Bingham de un agricultor llamado Melchor Arteaga que dice conocer un lugar en las montañas lleno de restos arqueológicos. Cuenta Bingham en sus memorias que a la mañana siguiente el grueso de su expedición se quedó "a hacer lavandería" (así habló Bingham) a orillas del Urubamba, y solo él, su guardaespaldas y un biólogo interesado en las orquídeas se animaron a trepar hasta el lugar. Fueron ellos quienes se quedaron boquiabiertos al sentir que estaban hollando un secreto oculto durante cuatro siglos.

La vida de Bingham es fascinante: regresó a Perú con una autorización oficial de exploración, se llevó con todos los permisos necesarios abundantes piezas que hoy forman la polémica "colección de Yale", pero algún alma envidiosa lo denunció por supuesto tráfico arqueológico y tuvo que permanecer un año bajo investigación sin poder abandonar Perú. Cuando finalmente pudo salir, estaba tan amargado que pasó 37 años sin publicar nada sobre "su" monumento hasta que en 1948, ya anciano, publica la mítica "Historia perdida de los Incas" y obtiene un clamoroso éxito. Dicen los arqueólogos que aquel libro contiene no más de un veinte por ciento de verdades. Qué más da, Bingham pasó a la historia como el precursor y las verdades de la Historia se fueron abriendo paso con el tiempo.

QUE NOS DEVUELVAN NUESTROS TESOROS

Agence France-Presse

García envía carta a Obama para que Yale devuelva bienes de Machu Picchu

El presidente peruano Alan García envió una carta a su par estadounidense Barack Obama pidiéndole ayuda para lograr que la universidad de Yale devuelva unas piezas arqueológicas de la ciudadela inca Machu Picchu, informó el martes su oficina de prensa en la red social Twitter.

"Mandatario remite carta a presidente Obama para que U. de Yale devuelva bienes de Machu Picchu. Misiva fue entregada a embajadora en Perú", anunció la secretaría de prensa presidencial.

La carta forma parte de la ofensiva diplomática peruana en torno a su reclamo a Yale, que tiene en su poder desde hace casi cien años más de 40.000 piezas que se llevó de Machu Picchu el explorador y aventurero estadounidense Hiram Bingham entre 1912-1916.

En la carta García le exhorta a Obama a pronunciarse debido a que fue un presidente de Estados Unidos, William Howard Taft, quien logró en 1912 el permiso y autorización para las actividades de Hiram Bingham en Perú.

"Por ello, me dirijo a usted Señor Presidente y gran amigo(...) por creer que su intervención y ayuda es justa y necesaria para obtener de la Universidad de Yale la devolución de los bienes de Machu Picchu" señala un párrafo de la carta difundida por la Secretaría de Prensa de la Presidencia peruana.

En el permiso de 1912 se señaló que el plazo de salida del territorio peruano de los bienes de Machu Picchu para exposición y/o estudio era de 18 meses, según el gobierno peruano.

La carta fue entregada a la embajadora de Estados Unidos en Perú, Rose M. Likins, por el canciller peruano José García Belaunde.

García señaló el martes en un acto público que el préstamo de las piezas arqueológicas de Machu Picchu es un caso de "buena fe nacional" que no ha sido correspondido, constituyéndose en un asunto de apropiación ilícita.

La ofensiva peruana se inscribe en el marco de los intentos del gobernante de cerrar su gestión, que finaliza el 28 de julio de 2011, celebrando el centenario del descubrimiento de Machu Picchu (7 de julio de 2011) con las piezas devueltas.

El gobierno peruano convocó para el 5 de noviembre a una jornada de movilización en apoyo a la restitución de los bienes de Machu Picchu.

La universidad de Yale asegura que las piezas están en su poder en base a un usufructo de 99 años sobre las que considere de interés, lo que rechaza el gobierno peruano.

Perú ya lleva adelante contra Yale un juicio en Connecticut (noreste de Estados Unidos) desde 2007. En abril de 2009 presentó otra demanda ampliada ante la Corte Distrital de Washington.

EL TESORO DE MACHU PICCHU EN YALE

Agence France-Presse

Yale nunca mostró intención de devolver piezas incas, dice canciller peruano

La Universidad estadounidense de Yale "nunca mostró la menor intención" de devolver a Perú las miles de piezas incas de Machu Picchu que están en su poder desde hace casi 100 años, dijo este miércoles el canciller peruano, José García Belaunde.

La Universidad estadounidense de Yale "nunca mostró la menor intención" de devolver a Perú las miles de piezas incas de Machu Picchu que están en su poder desde hace casi 100 años, dijo este miércoles el canciller peruano, José García Belaunde.

"Yale nunca mostró la menor intención de devolver las piezas de Machu Picchu. Había decidido quedarse con esa propiedad con la excusa que han pasado muchos años", afirmó el canciller.

"Es muy descarado lo que ha hecho la universidad de Yale con esa propiedad, porque no hubo intención de devolverla", agregó.

García Belaunde explicó que Perú trabajando en dos vías para recuperar las 46.332 piezas que fueron extraídas de Machu Picchu desde que fue descubierta en julio de 1911 por el aventurero y explorador estadounidense Hiram Bingham, quien las llevó a Yale.

Una es la vía judicial que lleva adelante desde 2007 en Connecticut (noreste de Estados Unidos). En abril de 2009 presentó otra demanda ampliada ante la Corte Distrital de Washington, dijo el diplomático.

La otra vía es una campaña política de sensibilización de la opinión pública a nivel mundial, para lograr el objetivo.

Esta campaña tuvo su primeros frutos el martes, durante una reunión entre el presidente peruano, Alan García, y su homólogo ecuatoriano, Rafael Correa, quien respaldó el reclamo de Perú a la universidad de Yale para repatriar las piezas inca.

El complejo arqueológico de Machu Picchu es una de las mecas del turismo mundial. La ciudadela está ubicada en la cima de una montaña de 2.000 m en Cusco (sudeste). Su origen se remonta al siglo XV cuando el inca (emperador) Pachácutec ordenó su construcción.

CAMPAÑA MUNDIAL

Agence France-Presse

Perú anuncia campaña mundial para que Yale devuelva tesoros de Machu Picchu

El gobierno peruano no está dispuesto a cruzarse de brazos en su reclamo judicial a la universidad estadounidense de Yale para que le devuelva más de 46.000 piezas incas de la ciudadela de Machu Picchu y anunció el sábado una campaña mundial para sensibilizar a la opinión pública para lograr su objetivo.

El gobierno peruano no está dispuesto a cruzarse de brazos en su reclamo judicial a la universidad estadounidense de Yale para que le devuelva más de 46.000 piezas incas de la ciudadela de Machu Picchu y anunció el sábado una campaña mundial para sensibilizar a la opinión pública para lograr su objetivo.

Las presiones peruanas incluirán, además, reforzar los juicios en Estados Unidos para lo cual Lima "evalúa enjuiciar penalmente al presidente de la universidad de Yale", dijo el primer ministro José Antonio Chang.

La meta peruana es recuperar las 46.332 piezas que fueron extraídas de Machu Picchu antes del 7 de julio de 2011, cuando se celebre el centenario de su hallazgo por el aventurero y explorador estadounidense Hiram Binghman.

"No hay buena voluntad (de la universidad de Yale), por eso vamos a iniciar una campaña muy fuerte, a nivel legal y mediático" para sensibilizar a la opinión pública", declaró Chang en la radio limeña RPP.

Bingham, suerte de Indiana Jones de la época, es percibido en Perú como un héroe y villano pues cuando descubrió Machu Picchu, con apoyo de la prestigiosa National Geographic Society, el gobierno de entonces le prestó las piezas para investigación por 18 meses, según Lima.

Perú ya lleva adelante contra Yale un juicio en Connecticut (noreste de Estados Unidos) desde 2007. En abril de 2009 presentó otra demanda ampliada ante la Corte Distrital de Washington. National Geographic Society respalda a Lima, según Eduardo Ferrero, procurador especial peruano del caso.

La campaña mediática prevé paneles en lugares públicos y avisos en medios de prensa internacionales con mensajes como "Yale devuelve las piezas al Perú", acotó el primer ministro José Antonio Chang, también titular de Educación.

La Universidad de Yale asegura que las piezas están en su poder en base a un usufructo de 99 años sobre las piezas que considere de interés, lo que rechaza el gobierno peruano.

La ofensiva peruana se inscribe en el marco de los intentos del presidente Alan García de poder cerrar su gestión, que finaliza el 28 de julio de 2011, con la recuperación de las piezas entregadas a préstamo.

El mandatario ya ha señalado que pasaron casi 100 años desde que las piezas salieron de Perú: "un siglo es suficiente para estudiar esas piezas arqueológicas".

Alan García dio una pauta de la campaña cuando anunció el 27 de septiembre lo que algunos analistas ven como una gesta épica que exigirá en todos los foros de la ONU que Yale devuelva las piezas.

"No pasemos del 7 de julio (de 2011) porque esa fecha es una línea divisoria: o nos entendemos y fraternizamos en torno a la integridad de Machu Picchu o nos caracterizamos sencillamente como saqueadores de tesoros", dijo.

Los abogados de Yale en Lima rechazaron que el presidente García acuse de ladrones a los directivos del centro académico, señalando que "no tiene fundamento alguno para afirmar, que Yale robó o hurtó o saqueó esos objetos".

"Yale considera que legalmente tiene derechos de buena fe para poseer, al igual que muchos otros museos y colecciones privadas en el Perú y otros lugares del mundo, objetos provenientes de los incas", resaltaron.

Machu Picchu es la mayor joya turística de Perú y Bingham es formalmente considerado el descubridor de la ciudadela, el 7 de julio de 1911, según una placa de metal que recuerda ese hecho al ingreso de la ciudadela.

La ciudadela de piedra está ubicada en la cima de una montaña de más de 2.000 ms en Cusco (sudeste). Su origen se remonta al siglo XV cuando el inca (emperador) Pachácutec la mandó construir. Machu Picchu es imperceptible desde el llano y fue refugio de los incas tras la invasión española en 1532.

OTROS ATRACTIVOS DE MACHU PICCHU

Por Mónica Martínez - EFE Reportajes

Cusco, no todos los caminos llevan a Machu Picchu

La antigua ciudad peruana del Cusco es un imán para los turistas por los restos incaicos que la han hecho famosa, pero también se puede gozar en un SPA, conocer el trabajo de sus tejedoras artesanales o visitar las pozas salineras de los Andes.

.(El conjunto arqueológico de Moray, compuesto por unas graderías circulares de 50 metros de profundidad, donde los antiguos peruanos investigaban las características de sus cultivos, especialmente tubérculos, a 3.500 metros de altura. EFE)

Cusco está situada a 3.350 metros sobre el nivel del mar, al sureste de Perú, y las caminatas entre sus calles empedradas se ven, algunas veces, cortadas por la fatiga y el mal de altura o "soroche", que afecta a muchos de sus visitantes.

Pero la visita a ese importante centro arqueológico bien vale la pena y los malestares suelen ser espantados rápidamente con una taza de mate de coca (un té preparado con hojas de coca que funciona como reconstituyente).

Los que prefieren evitarse el soroche en su visita al Cusco tienen desde hace pocos años una nueva oferta hotelera en el cálido valle del Urubamba, camino a la ciudadela de Machu Picchu, donde los turistas pueden moverse más cómodamente a 2.700 metros de altura.

Spa en Urubamba

A través de este valle corre el río del mismo nombre, en medio de bosques de eucalipto y campos de frutales, con cielos despejado e intenso calor la mayor parte del año.

En esta zona, a sólo 40 minutos por carretera de la ciudad del Cusco, se han levantado hoteles que imitan las construcciones campestres con bungalows equipados con jacuzzi y calefacción, en medio de extensos campos de flores y arbustos.

El hotel Sol & Luna es uno de los preferidos de viajeros como el diseñador Calvin Klein o la heredera del desaparecido presidente estadounidense John F.Kennedy, Caroline Kennedy, que se hospedaron recientemente en sus suites.

Este alojamiento tiene un spa llamado "yacu wasi", o "casa del agua" en idioma quechua, donde el viajero puede recibir un tratamiento corporal, de pies a cabeza, con masajes, mascarillas de barro, chocolate y hierbas aromáticas, sauna y duchas a presión.

Recuperada la energía, el mediodía invita a almorzar en uno de los restaurantes del hotel preferidos por los amantes de las parrillas, el rancho "Wayra" ("viento" en quechua), donde hay una exhibición de caballos de paso, los equinos criados en Perú que tienen un suave trote, muy peculiar, y que simulan bailar un vals.

Félix, el jinete estrella del rancho, suele encabezar también cabalgatas para los visitantes por las inmediaciones del hotel, y conduce por los estrechos caminos que dividen la propiedad de Sol & Luna con las construcciones campestres vecinas, acondicionadas igualmente para hospedaje o restaurantes.

Al caer la noche, la cena es servida en la cava del rancho, donde el chef Nacho Selis presenta un elegante menú con productos locales, como la carne de cuy (conejillo de indias), la quinua (semilla local), el aguaymanto (una especie de pequeño tomate dulce) y la hoja de coca, en diversos platos de fondo o de postre.

Un despliegue de gastronomía de este tipo no puede dejar de lado una buena copa y, por eso, el sommelier del hotel, José Bracamonte, invita a los comensales a un maridaje, entre plato y plato, con vinos y cavas de diversos países.

.(Los comuneros de Maras y Pichincoto recolectan manualmente los cristales de sal que emergen a la superficie, y con esta técnica pueden llegar a extraer hasta 200 kilos mensuales de sal. EFE)

Sal en maras y andenes de Moray

Saliendo de Urubamba, a una hora por carretera de la ciudad del Cusco, se encuentran las salineras de Maras, un conjunto de 3.000 piscinas naturales en las faldas de los cerros, de las cuales se extrae sal para el consumo humano desde la época incaica (hace más de 800 años).

Los comuneros de Maras y Pichincoto se sumergen en las pozas -de la cintura para abajo- en la época de seca (que va de junio a octubre) para recolectar manualmente los cristales de sal que emergen a la superficie, y con esta técnica pueden llegar a extraer hasta 200 kilos mensuales de sal.

Aparentemente, esta zona estuvo bajo el mar y al producirse el levantamiento de la cordillera de los Andes, hace más de seis millones de años, quedó este depósito natural de sal con los sedimentos marinos.

Muy cerca de las salineras se puede visitar también el conjunto arqueológico de Moray, compuesto por unas graderías circulares de 50 metros de profundidad, donde los antiguos peruanos investigaban las características de sus cultivos, especialmente tubérculos, a 3.500 metros de altura.

Los andenes o terrazas circulares fueron utilizados como un laboratorio para desarrollar cultivos de papa y maíz a distintas temperaturas, altitud y características de tierra.

La zona, distante a 74 kilómetros de la ciudad del Cusco, es ahora un conjunto arqueológico protegido por el Instituto Nacional de Cultura, pero los campesinos cultivan cerca para aprovechar las características de ese lugar privilegiado para la agricultura.

.(A una hora por carretera de la ciudad del Cusco, se encuentran las salineras de Maras, un conjunto de 3.000 piscinas naturales en las faldas de los cerros, de las cuales se extrae sal para el consumo humano desde la época incaica. EFE)

Las tejedoras de Chinchero

Otro destino interesante en los alrededores de la mítica ciudad es el taller de mujeres tejedoras de Chinchero, que han formado una cooperativa para preservar su tradicional método de confeccionar mantas y bolsos con lanas de maravillosos colores teñidos en forma natural.

La cooperativa dirigida por Nilda Callañaupa está formada por 37 mujeres que se dedican a teñir los ovillos de lana de alpaca (camélido de la familia de la llama) y oveja sumergiéndolos en grandes ollas de agua hirviendo con hongos, cochinilla, musgo y pimienta para obtener hilos de colores turquesa, verde petróleo, rojo granate, morado o anaranjado.

El teñido natural asegura que el tejido final nunca pierda el color y, por ese motivo, los telares que son usados como cinturones por las mujeres o las mantas de distintos tamaños y diseños mantienen una calidad permanente.

El trabajo de las mujeres abarca todo el proceso de confección: desde el teñido al torcido de la fibra para formar los hilos, y, luego, el tejido en telar con diseños geométricos propios.

Callañaupa se muestra orgullosa de que 18 jóvenes de Chinchero estén actualmente entrenándose en el tejido pues el objetivo era que las nuevas generaciones no pierdan sus conocimientos ancestrales y, además, dar continuidad a las ventas de sus confecciones en Europa y Estados Unidos.

Cusco tiene infinidad de lugares para el visitante curioso, de la mano de la historia, de sus artesanos o de su impresionante naturaleza.

MACHU PICCHU EN CINE DE LA INDIA

En la realidad Machu Picchu acaba de sorprender por las nuevas construcciones descubiertas al pie del abismo. En la ficción, la ciudadela inca tampoco deja de hacer noticia: es el escenario de la última película hecha en la India que promete ser todo un éxito en taquilla.

“Endhiran (The Robot)”, ambientada en el año 2200 d.C. narra la historia de científico enamorado de una bella mujer. Tras recibir el encargo de construir un robot -el cual tiene entre sus destrezas y encanto el combate, el canto y el baile- este empieza a demostrar actitudes y comportamientos humanos y se enamora de la misma mujer. Frente a este embrollo, el infaltable malo de la película se aprovecha del problema para sacarle provecho para sus propios fines.

El musical producido por Kalanidhi Maran y Sun Pictures es considerado el más caro de Bollywood. Ha costado 162 crores, lo que equivale a alrededor de 36 millones 500 mil dólares (las películas más costosas de dicha industria bordean los 20 millones).

Es también uno de los más ambiciosos en tecnología. Por algo lo dirige S. Shankar, cineasta acostumbrado a trabajar en filmes de alto presupuesto.

El elenco es de lujo: participan Rajinikanth, un actor de 35 años pero bastante experimentado, y Aishwarya Rai, Miss Mundo 1994.

Pero seguramente lo más atractivo de la cinta, al menos para los peruanos, es la inclusión de Machu Picchu como escenario del filme. Como se puede ver en los diferentes tráilers y videos sobre la película, los actores principales y extras, malos y buenos, tomarán la ciudadela por asalto para realizar sus ya conocidos bailes para la pantalla grande.

Ayer 01 de octubre fue el estreno de la cinta en la India y Estados Unidos.

EL INKARAQAY EN MACHU PICCHU

Por: Roxabel Ramón - El Comercio

Las crónicas coloniales no mencionan a Inkaraqay. Los especialistas del Ministerio de Cultura de Cusco (antes Instituto Nacional de Cultura) no encuentran referencias escritas sobre este sitio inca, que hasta hace muy poco yacía oculto en el lado desconocido de la montaña Huayna Picchu.

Para llegar a la nueva zona descubierta hay que abordar el tren que sale de Aguas Calientes hacia Hidroeléctrica de Machu Picchu. En pleno camino hay que pedirle al maquinista que pare en el kilómetro 117 de esta vía férrea, a solo 20 minutos de la partida. Luego hay que cruzar el río Vilcanota sobre un precario puente de madera y afinar la vista en dirección a las laderas empinadas.

Inkaraqay se presenta como una fortaleza colgante, pues sus muros y terrazas bordean los abismales farallones que se alzan desde la base del valle. Es un emplazamiento inca, de 4.500 metros cuadrados, dedicado a la agricultura y al culto a la luna*.

El sitio lo integran cinco niveles de terrazas agrícolas, una plataforma para rituales, un observatorio con perspectiva a la cima de la montaña Yananti y un muro inca que se extiende hasta el Templo de la Luna, a medio camino de la cima de Huayna Picchu.

“La arquitectura de andenes es superior aquí que en el mismo Machu Picchu”, dice Piedad Champi, arqueóloga residente. Lo dice por los canales de agua que aparecen y desaparecen entre las terrazas. También por las escalinatas con peldaños que sobresalen hasta 70 centímetros de los muros.

“Este era uno de los sectores de donde proveían de alimentos que se consumían en Machu Picchu. Está conectado con ese centro a través de escalinatas que van al Templo de la Luna y luego van por Huayna Picchu”, sostiene Champi y con esto rebate una de las hipótesis entorno a Machu Picchu: que era la hacienda aislada de Pachacútec.

EL CAMINO
Seguir la ruta que propone Champi requiere olvidarse del vértigo para vencer una escalera infinita y escarpada por siete horas. En ciertos tramos el camino se suspende y hay que seguir a través de sogas sujetas a rocas y de escaleras de madera. Un guía, un machete y antiofídicos (tratamiento contra mordeduras de serpientes) son necesarios, aunque los últimos escasean entre quienes ahora realizan los trabajos de limpieza y restauración. “A mi abuelo le ha picado la jergona varias veces. A mí no me pican; ya me conocen”, dice Hebert, uno de los colaboradores, con una sonrisa que deja al descubierto residuos de haber chacchado coca.

Su abuelo, don Germán Echegaray, vive desde hace 70 años en las tierras donde se asienta Inkaraqay. Allí cultivó paltas, café y frutas que vendía en Cusco. Él cuenta que en la década del 40 limpió la maleza que cubría el sitio. “Solo quería aprovechar los andenes para mis cultivos. Además, yo no descubrí nada, porque antes ya habían pasado por acá los madereros”, dice.

Pedro, el único hijo varón de Germán, apoyó hace 30 años la primera iniciativa del entonces Instituto Nacional de Cultura por promover el sitio arqueológico. El proyecto quedó en nada y Pedro volvió a la agricultura, pero la inquietud renació en su sobrino Hebert. Ahora, a sus 26 años, Hebert se ha unido a las filas de los restauradores del ministerio. Es el que más conoce la zona, junto a sus perros Chocolate y Piraña. “Hay 16 tipos de culebras, pero solo la jergona es mortal. También hay gallitos de las rocas, sihuayros y osos de anteojos. Y al menos diez tipos de orquídeas endémicas”, ilustra. La información es corroborada por el biólogo del ministerio, Julio Ochoa.

Inkaraqay, junto al sitio denominado Andenes Orientales (en el lado este de la montaña Machu Picchu) serán integrados al circuito turístico del Parque Arqueológico. Así lo informó el jefe del parque, Fernando Astete. “Andenes será parte del circuito el próximo año. En el caso de Inkaraqay tomará más tiempo”, agregó.

PRECISIONES
El santuario y el parque
1. El Santuario Histórico de Machu Picchu tiene 32 mil hectáreas y fue creado para proteger áreas naturales de gran importancia para el ecosistema, así como varios sitios arqueológicos.

2. El Parque Arqueológico de Machu Picchu, en tanto, ocupa 11 hectáreas. Allí se ubican la ciudadela y sus anexos.

3. El historiador Julio C. Tello no llegó a conocer el sitio de Inkaraqay. Él llegó hasta la zona conocida como Wiñay Wayna. Ese sitio arqueológico está ubicado en el Camino Inca que lleva hasta la ciudadela.

EL TESORO DE MACHU PICCHU

Agence France-Presse

Perú exigirá que Universidad de EEUU devuelva tesoros de Machu Picchu

El presidente Alan García anunció el lunes que en todo escenario internacional donde se encuentre exigirá que la universidad estadounidense de Yale devuelva los tesoros de la ciudadela incaica Machu Picchu que tiene desde hace casi un siglo.

"No dejaré de hablar todos los días hasta el 7 de julio del 2011, esté donde esté, en las Naciones Unidas, OEA, Unesco o en una embajada para exigir las cosas que son del Perú", dijo García en una conmemoración por el centenario del descubrimiento de Machu Picchu.

García llamó así a Yale a devolver antes del 7 de julio de 2011 las piezas de Machu Picchu que fueran trasladadas por el estadounidense Hiram Binghman en 1911.

Las autoridades peruanas sostienen que esa universidad tiene en su poder 46.332 piezas que fueron extraídas de Machu Picchu -la mayor joya turística de Perú- por este aventurero y explorador.

"No pasemos del 7 de julio porque esa fecha es una línea divisoria: o nos entendemos y fraternizamos en torno a la integridad de Machu Picchu o nos caracterizamos sencillamente como saqueadores de tesoros", dijo.

El mandatario recordó que han pasado 100 años desde que las piezas fueron extraídas y precisó "un siglo es suficiente para estudiar esas piezas arqueológicas".

Si la universidad no accede al pedido "entonces sus propias acciones definirán qué es lo que se quiso hacer cuando se llevaron vestigios, rastros, y componentes básicos de la historia", agregó.

"Faltan estos meses para comenzar a empaquetar y entregarlas, todo lo demás será silencio y auto declaratoria y autoinculpación de robo", señaló.

Hiram Bingham era hasta hace poco considerado el descubridor de la ciudadela, ubicada en lo alto de una montaña en Cusco (sudeste), pero historiadores señalan que ya había sido descubierta por el peruano Agustín Lizárraga nueve años antes, en julio de 1902.

Las piezas de Machu Picchu fueron sacadas del país entre 1911 y 1916 por Bingham con destino a Yale, universidad que supuestamente se comprometió a devolverlas después de 18 meses.

LA JOYA DE LA HUMANIDAD 01

 
Machu Picchu (del quechua sureño machu pikchu, "Montaña Vieja") es el nombre contemporáneo que se da a una llaqta (antiguo poblado andino inca) de piedra construida principalmente a mediados del siglo XV en el promontorio rocoso que une las montañas Machu Picchu y Huayna Picchu en la vertiente oriental de los Andes Centrales, al sur del Perú. Su nombre original habría sido Picchu o Picho.

Según documentos de mediados del siglo XVI, Machu Picchu habría sido una de las residencias de descanso de Pachacútec (primer emperador inca, 1438-1470). Sin embargo, algunas de sus mejores construcciones y el evidente carácter ceremonial de la principal vía de acceso a la llaqta demostrarían que ésta fue usada como santuario religioso. Ambos usos, el de palacio y el de santuario, no habrían sido incompatibles. Algunos expertos parecen haber descartado, en cambio, un supuesto carácter militar, por lo que los populares calificativos de "fortaleza" o "ciudadela" podrían haber sido superados.

Machu Picchu es considerada al mismo tiempo una obra maestra de la arquitectura y la ingeniería. Sus peculiares características arquitectónicas y paisajísticas, y el velo de misterio que ha tejido a su alrededor buena parte de la literatura publicada sobre el sitio, lo han convertido en uno de los destinos turísticos más populares del planeta.

Machu Picchu está en la Lista del Patrimonio de la humanidad de la Unesco desde 1983, como parte de todo un conjunto cultural y ecológico conocido bajo la denominación Santuario histórico de Machu Picchu.

El 7 de julio de 2007 Machu Picchu fue declarada como una de las nuevas maravilla del mundo en una ceremonia realizada en Lisboa, Portugal, luego de la participación de cien millones de votantes del mundo entero.

Emplazamiento

Se encuentra a 13º 9’ 47 "latitud sur y 72º 32’ 44" longitud oeste. Forma parte del distrito del mismo nombre, en la provincia de Urubamba, en la Región Cusco, en Perú. La ciudad importante más cercana es Cusco, actual capital regional y antigua capital de los incas, a 130 km de allí.

Las montañas Machu Picchu y Huayna Picchu son parte de una gran formación orográfica conocida como Batolito de Vilcabamba, en la Cordillera Central de los Andes peruanos. Se encuentran en la rivera izquierda del llamado Cañón del Urubamba, conocido antiguamente como Quebrada de Picchu. Al pie de los cerros y prácticamente rodeándolos, corre el río Vilcanota-Urubamba. Las ruinas incas se encuentran a medio camino entre las cimas de ambas montañas, a 450 metros de altura por encima del nivel del valle y a 2.438 metros sobre el nivel del mar. La superficie edificada es aproximadamente de 530 metros de largo por 200 de ancho, contando con 172 edificios en su área urbana.

Las ruinas, propiamente dichas, están dentro de un territorio intangible del Sistema Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (SINANPE), llamado Santuario Histórico de Machu Picchu, que se extiende sobre una superficie de 32.592 hectáreas, (80.535 acres o 325,92 km²) de la cuenca del río Vilcanota-Urubamba (el Willka mayu o "río sagrado" de los incas). El Santuario Histórico protege una serie de especies biológicas en peligro de extinción y varios establecimientos incas, entre los cuales Machu Picchu es considerado principal.

MUCHO MÁS DE LO QUE IMAGINAN

ITINERARIO DE MARAVILLA

EL SANTUARIO DE MACHU PICCHU LO ESPERA CON SU INSUPERABLE RIQUEZA ARQUEOLÓGICA Y DIVERSAS ALTERNATIVAS PARA DISFRUTAR DE LA NATURALEZA EN ESTE IMPORTANTE CORREDOR BIOLÓGICO

Por: Milagros Vera Colens

Si cree que ya vio todo en Machu Picchu, porque alguna vez recorrió la zona, le comentamos que está totalmente equivocado. Esta maravilla, que el próximo año cumplirá cien años de descubierta, tiene muchas novedades por estrenar y gran variedad de actividades que realizar en sus alrededores.

Lo ideal es disponer de un par de días para visitar la ciudadela y probar alguna de las alternativas que aquí presentamos.

BELLEZA NATURAL
Aunque muy pocas personas lo saben, para conocer las especies nativas que habitan en todo el santuario no necesita pasar varias noches en el Camino Inca. A solo 30 minutos de caminata desde el pueblo de Aguas Calientes encontrará el jardín botánico del Instituto Nacional de Cultura (INC) de Cusco.

En este lugar se exhiben más de 150 especies de orquídeas que habitan el santuario. Le recomendamos partir al amanecer para deleitarse con el canto de las aves y no acalorarse con las altas temperaturas que se presentan en esta temporada. El ingreso cuesta S/.11 y con ello puede recorrer, también, el pequeño museo Manuel Chávez Ballón donde se muestran algunos vestigios incas.

Pero eso no es todo. Si camina una hora junto a la vía férrea que va de Cusco a Hidroeléctrica encontrará los hermosos Jardines de Mandor. Un espacio destinado a la conservación de especies donde le complacerá caminar por sus pequeños corredores, acondicionados con plantas tradicionales, árboles nativos y orquídeas propias de la zona, que lo llevarán hasta las cataratas de Mandor.

Destinar unas 3 horas a esta excursión y dejarse envolver por la calma de este rincón de ceja de selva es lo más aconsejable. No olvide llevar repelente y si desea traje de baño, porque algunos visitantes se refrescan en las pozas que forman las cataratas.

OTRA MIRADA
Si es amante de la adrenalina y las empinadas cuestas no le generan vértigo, anímese a ascender la montaña Putucusi.

La jornada empieza con una suave caminata de unos 15 minutos hasta llegar al pie de este gigante. En este punto trepará las escaleras de madera que están pegadas a la roca hasta toparse con un camino inca donde transitará unos 30 minutos. Una inmensa plataforma de piedra lo espera para que vea la ciudadela inca como si fuera una pequeña maqueta.

Antes de ir averigüe en las oficinas del INC de Cusco, ubicadas a pocos metros de la Plaza de Armas de Aguas Calientes, por el estado de la vía, ya que las escalinatas que sufrieron daños debido a las fuertes lluvias de no hace mucho están siendo restauradas.

POR ESTRENAR
Un conjunto de andenerías incas permaneció bajo las enormes ramas de árboles nativos, helechos y hermosas orquídeas hasta que en 1985 un grupo del INC lo halló. No fue si no desde hace tres años que se iniciaron los trabajos de recuperación y a partir del 2011 se prevé abrir al turismo este sector oriental que cuenta con más sorpresas.

“Se trata de 5 sectores de andenes de muro aparejo rústico, además de 5 fuentes de manufactura rústica que se están trabajando y que estará abierto al público a inicios del 2011”, precisa el maestro de obra del INC de Cusco, Roberto Ccahua.

Interminables escalinatas en piedra lo conducen a esta zona tan verde como impresionante, desde donde se observan las montañas Putucusi, Machu Picchu y el Huayna Picchu, con sus valientes transeúntes.

ALCANCE LA MARAVILLA
Son muchas las formas de llegar al santuario. La más conocida es la aventura en tren que parte del distrito de Ollantaytambo. El viaje dura hora y media y, según el servicio que contrate, podrá disfrutar de cómodos asientos, atención a bordo, deliciosas muestras de gastronomía nacional y hasta un espectáculo de música peruana. En el trayecto observará el hermoso paisaje verde de la provincia de Urubamba, los imponentes nevados que acompañan la ruta, el puente que lo lleva hacia el Camino Inca y algunos pobladores realizando sus labores cotidianas.

Y mientras muchos se deleitan desde las ventanas de los trenes, otros prefieren caminar por los senderos de piedra por los que transitaron nuestros antepasados. Lo más común es partir desde el sector de Piscacucho, en el kilómetro 82 de la vía férrea, y disfrutar del Camino Inca por cuatro días. También existe una travesía de dos días y una noche, que se inicia en el sector de Chachabamba.

Otra ruta es por el nevado de Salkantay, donde uno de los mayores atractivos es la llegada a pie de este gigante y ascender por sus más de 6.000 metros de altura. Una experiencia que pocos se atreven a vivir, pero que vale la pena.

Finalmente, la novedad es llegar a Machu Picchu en auto. Sí, así como lo lee. Son decenas las agencias que ofrecen esta ruta, que cuesta 120 dólares e incluye transporte, algunas comidas, alojamiento por una noche en Machu Picchu y el servicio de guiado. La ruta va desde Cusco hacia Ollantaytambo, el abra Málaga, los distritos de Santa María y Santa Teresa y culmina en Hidroeléctrica donde pasará al tren o caminará hasta llegar al pueblo de Machu Picchu.

DE SABOR NACIONAL
Acompañe al equipo del hotel Sumaq por una inolvidable aventura culinaria que le dará a conocer la riqueza gastronómica del norte, centro y sur del país. De la mano del chef Carlos Mayta, aprenda a preparar un delicioso cebiche de trucha, con ajíes norteños y el insuperable rocoto. Para acompañarlo déjese llevar por el barman Cristian Buleje, que le contará los secretos de un buen pisco sour o le dará a probar un sumaq suquy, bebida elaborada con aguaymanto, o un chilcano de los andes, donde la estrella es el sacha tomate.

Si está interesado en tomar una de estas entretenidas clases coordine sus horarios con el hotel Sumaq. Y no olvide que esta actividad está incluida en el costo de su estadía.

EXCURSIONES
Hotel Sumaq
Escriba a: reservas@sumaq hotelperu.com
www.sumaqhotelperu.com

Los jardines de Mandor
www.losjardinesdemandor.com
Horario: De lunes a domingo de 6:30 a.m. a 4 p.m.

MACHU PICCHU 100

Por Javier Otazu - EFE Reportajes.

La fascinación inca

Machu Picchu, la "Montaña Vieja" en lengua quechua, está a punto de cumplir cien años de su descubrimiento por el mítico explorador Hiram Bingham en 1911. El monumento, verdadera razón de ser del turismo en Perú, ha sufrido este año lo peor que le podía ocurrir: ser cerrado a los visitantes durante dos meses por culpa de las lluvias torrenciales.

 

.(Se saben ya muchas cosas de Machu Picchu: se sabe que la ciudad no llegó a ser terminada, ya que los españoles llegaron a Perú durante su construcción y los incas no quisieron dejarles ese regalo. Foto: EFE)

Aquellas trombas de agua caídas a fines de enero fueron tan impetuosas que arrancaron kilómetros enteros de raíles del tren, única vía de acceso a la ciudadela a excepción del Camino Inca, solo apto para espíritus aventureros pues requiere al menos cuatro días de marcha.

El gobierno peruano ha trabajado duro durante estos dos meses para rehabilitar al menos la cuarta parte de la vía (28 kilómetros de un total de 102) y el pasado 1 de abril pudo así reabrir el monumento, mientras repara el resto de las vías.

Ahora el viaje a la mítica ciudadela inca, al menos hasta el próximo agosto, es un engorroso itinerario que comienza en la ciudad de Cuzco, desde donde hay que cubrir dos horas en coche o autobús, más la hora y media que cuesta recorrer los 28 kilómetros de tren, para terminar en otro autobús que transporta en media hora al viajero desde el río Urubamba, causante del desastre, hasta la cima donde está el monumento.

Y sin embargo, nada de esto parece arredrar a los turistas que desafían una temporada de lluvias inusualmente larga: ese primero de abril, cerca de 1.500 viajeros soportaron la lluvia y el caos y pagaron sus 40 dólares para ingresar en este lugar, una de las nuevas siete maravillas del mundo.

Los profesionales del turismo en Perú hablan de la necesidad de "desmachupizar" el país y promocionar entre los viajeros otras de las muchas riquezas que atesora este país, pero la realidad es tozuda: de los dos millones de turistas que ingresan en Perú, la mayoría lo hace para ver el famoso monumento; tan es así, que su cierre durante dos meses ha ocasionado pérdidas cercanas a los 200 millones de dólares solo en el sector turismo.

.(La fascinación de Machu Picchu es comprensible. La ciudadela inca se encuentra a medio camino entre los agrestes Andes y el bosque amazónico. Foto: EFE)

El genio urbanístico

La fascinación de Machu Picchu es comprensible: encaramada en unos imponentes cerros que besan las nubes cargadas de agua, la ciudadela inca se encuentra a medio camino entre los agrestes Andes y el bosque amazónico, dentro de la llamada "ceja de selva", y todo alrededor es verde y exuberante.

En ese lugar único y casi inaccesible, los incas levantaron una ciudad para cuya construcción tuvieron que transportar prácticamente todo: la arena, la arcilla y las piedras. De poco les sirvieron las únicas bestias de carga que entonces conocían, las llamas, pues apenas pueden con 25 kilos, por lo que se da por hecho que fueron brazos humanos los que transportaron las toneladas de materiales que hizo falta encaramar hasta las alturas.

Ahí no quedó todo: los incas desmocharon literalmente un cerro para crear una meseta artificial donde instalar su ciudad, y sobre esa meseta dispusieron varias capas de arcilla y arena que dieran estabilidad a sus construcciones.

Cuando la meseta se les quedó pequeña, comenzaron a "domesticar" la montaña circundante creando un conjunto de andenes o terrazas donde cultivar su muy sofisticada agricultura.

Se saben ya muchas cosas de Machu Picchu: se sabe que la ciudad no llegó a ser terminada, ya que los españoles llegaron a Perú durante su construcción y los incas no quisieron dejarles ese regalo.

Se sabe también que sus únicos habitantes fueron los 60.000 trabajadores que construyeron la ciudad durante 60 años, y que supuestamente la iban a destinar a viviendas de la clase noble inca en aquella sociedad tan jerarquizada.

Por último, se sabe, o en este caso se cree, que la función de Machu Picchu era algo así como ser "cabeza de puente" hacia la zona selvática de los incas, un imperio que logró una formidable expansión en su cortísima vida, como cuenta Edgar Mendívil, arqueólogo cusqueño que ha dedicado gran parte de sus estudios a desentrañar los misterios de la ciudadela inca.

Machu Picchu es además uno de los pocos monumentos que son "étnicamente puros", como se diría ahora, pues todo el resto de templos o viviendas incas se encuentra modificado por la herencia española o bien se levanta sobre civilizaciones anteriores. En esta ciudadela, se ha rescatado ya un 65 por ciento del total, como proclaman orgullosos los arqueólogos.

No era la ciudadela un santuario, como a veces se le llama, sino una ciudad multifuncional. Claro que hubo templos y palacios, pero lo que hoy más llama la atención a los turistas es el reloj solar (que marcha las estaciones, más que las horas), el observatorio astronómico o la Casa del Cóndor, donde los incas homenajeaban a su ave sagrada.

.(El hallazgo de Machu Picchu se debió al azar, o al menos así lo quiso contar su protagonista: el explorador Hiram Bingham. Foto: EFE)

Un poco de historia

Como muchos de los descubrimientos históricos, el hallazgo de Machu Picchu se debió al azar, o al menos así lo quiso contar su protagonista: el explorador Hiram Bingham, un americano nacido en Hawai interesado en disciplinas tan diversas como la geografía, la historia y la arqueología, llegó a Perú en 1911 en busca de otras metas distintas: dibujar la ruta del libertador Simón Bolívar y encontrar la montaña más alta del mundo.

Iba acompañado de 37 exploradores, muchos de ellos verdaderos filibusteros, piratas de la arqueología, cuando el 23 de julio llegó a Vilcabamba, el último bastión inca caído en manos de los españoles. Allí el alcalde habló a Bingham de un agricultor llamado Melchor Arteaga que dice conocer un lugar en las montañas lleno de restos arqueológicos.

Cuenta Bingham en sus memorias que a la mañana siguiente el grueso de su expedición se quedó "a hacer lavandería" (así habló Bingham) a orillas del Urubamba, y solo él, su guardaespaldas y un biólogo interesado en las orquídeas se animaron a trepar hasta el lugar. Fueron ellos quienes se quedaron boquiabiertos al sentir que estaban hollando un secreto oculto durante cuatro siglos.

La vida de Bingham es fascinante: regresó a Perú con una autorización oficial de exploración, se llevó con todos los permisos necesarios abundantes piezas que hoy forman la polémica "colección de Yale", pero algún alma envidiosa lo denunció por supuesto tráfico arqueológico y tuvo que permanecer un año bajo investigación sin poder abandonar Perú.

.(La ciudadela inca es el lugar más visitado de Perú. Foto: EFE)

Cuando finalmente pudo salir, estaba tan amargado que pasó 37 años sin publicar nada sobre "su" monumento hasta que en 1948, ya anciano, publica la mítica "Historia perdida de los Incas" y obtiene un clamoroso éxito.

Dicen los arqueólogos que aquel libro contiene no más de un veinte por ciento de verdades. Qué más da, Bingham pasó a la historia como el precursor y las verdades de la Historia se fueron abriendo paso con el tiempo.

MACHU PICCHU 90 AÑOS DESPUÉS

 
 
Yale demoró 90 años en publicar estudio sobre piezas de Machu Picchu debido a que no les daba importancia
 
Lima, (ANDINA).- El historiador Teodoro Hampe Martínez refirió que la universidad de Yale se demoró más de 90 años en publicar el primer estudio científico sobre las piezas de Machu Picchu desde la época de Hiram Bingham, debido a que los académicos estadounidenses no daban importancia al patrimonio arqueológico en su poder.
 
El intelectual, quien participó en el Encuentro Científico Internacional 2008 de Invierno con la ponencia “Hiram Bingham, Yale y Machu Picchu: Una controversia sobre patrimonio cultural”, comentó que recién en 2003 salió de imprenta un trabajo relativo a los polémicos objetos arqueológicos.
 
Hampe contó que los trabajos de Hiram Bingham publicados en la primera mitad del siglo XX ya no tienen valor científico en la actualidad. Por ejemplo, mencionó que la hipótesis del estadounidense de que allí se refugió la estirpe imperial luego de la conquista española no tenía fundamento. Sin embargo, reconoció que el explorador norteamericano ha pasado a la historia de la arqueología por ser quien hiciera conocida a nivel internacional la ciudadela de Machu Picchu.
 
Otro dato que dio el académico es recordar que Bingham fue un hombre exitoso para el que el tema de las ruinas incaicas no fue lo más importante. Señaló que el norteamericano fue miembro del Partido Republicano de su país, llegando a ejercer cargos políticos como gobernador y senador.
 
Teodoro Hampe mencionó que Bingham tuvo la suerte de publicar en una revista de prestigio como National Geographic sus expediciones a Machu Picchu, por lo que se le considera el descubridor de la ciudadela. Sin embargo, hace notar que el lugar ya era conocido por los lugareños y que incluso Bingham llegó al sitio gracias a referencias de intelectuales peruanos.

MACHU PICCHU Y LOS OBJETOS EN YALE

La cara humilde de Machu Picchu vista en sus vasos, tostadores de maiz, etc. Machu Picchu, desde su trono de piedra, humilla al visitante que se acerca a sus pies por el valle del Urubamba y, sin embargo, las huellas materiales de su gente, que están en el centro de una disputa internacional, son objetos simples, casi humildes.

Hay vasos que recibieron chicha, tostadores de maíz de tres patas, morteros para el grano, platos con mangos labrados, y miles y miles de fragmentos de cerámica y hueso que ocultan secretos de las vidas de los hombres y mujeres que trabajaron en las laderas de la ciudadela inca.

Estos restos residen, desde 1912, en sótanos de la Universidad de Yale, en la localidad estadounidense de New Haven.

Allí han languidecido durante décadas después de que los trajera Hiram Birgham, un profesor que se topó con Machu Picchu, como suele ocurrir con los exploradores, cuando buscaba otra ciudad, Vilcabamba.

Allí han languidecido durante décadas después de que los trajera Hiram Birgham, un profesor que se topó con Machu Picchu, como suele ocurrir con los exploradores, cuando buscaba otra ciudad, Vilcabamba.

Nadie prestó atención a los objetos durante 70 años. En la década de los 60, un fuego ahumó las cerámicas y se mezclaron piezas de otros lugares incas con las de Machu Picchu, según reconoció Lucy Salazar, una arqueóloga peruana que trabaja en Yale.

’A partir de 1983 empezamos a ver qué había’, dijo Salazar.

Los arcones no contenían el oro y las joyas que atizaron la codicia de Francisco Pizarro siete décadas después de la construcción de Machu Picchu, en 1460.

Eran menaje de cocina y útiles diarios, similares a otros objetos hallados y robados de huacas y asentamientos en todo Perú.

Eran menaje de cocina y útiles diarios, similares a otros objetos hallados y robados de huacas y asentamientos en todo Perú.

Pero son especiales porque dan pistas de la vida en la ciudadela más emblemática del imperio inca, un lugar entre sierra y selva, tan bello que parece una quimera.

Gracias principalmente al trabajo de Salazar y su marido Richard Burger han salido del anonimato, como si los trabajadores a los que pertenecieron hubieran también abierto los ojos.

En 2003, 1,2 millones de personas acudieron a ver unas 360 piezas de la colección en una muestra itinerante por Estados Unidos organizada por Yale.

Al mismo tiempo, desde hace siete años, la universidad está enfrascada en una disputa con dos gobiernos sucesivos de Perú sobre el futuro de los objetos.

Al mismo tiempo, desde hace siete años, la universidad está enfrascada en una disputa con dos gobiernos sucesivos de Perú sobre el futuro de los objetos.

Nadie diría que Yale posee tal tesoro cultural al visitar su principal museo, el Peabody, que sólo tiene en exposición siete vitrinas con cerámicas y morteros de Machu Picchu.

Las piezas compiten en espacio con los 13 millones de objetos de arte que tiene en propiedad Yale, según Barbara Shailor, la encargada de todas las colecciones.

El resto de los objetos incas permanecen en los archivadores de metal de una sala amplia donde estudiantes de arqueología con batas blancas catalogan, examinan y fotografían un rompecabezas de fragmentos bajo la mirada de Salazar.

En cambio, análisis recientes han demostrado que había tantos hombres como mujeres.

La experta abrió el depósito un día lluvioso de abril para un grupo de periodistas, la mayoría de Lima, invitados por Yale para que vieran lo que tan sólo un puñado de peruanos ha visto.

Salazar empezó a contar la historia de Machu Picchu que relatan los objetos con los que quisieron irse a la otra vida 174 individuos cuyas tumbas Birgham excavó.

La primera hipótesis fue que se trataba de un centro de culto reservado para cientos de vírgenes consagradas al templo del sol. No hace falta adivinar que la arqueología era asunto de hombres en aquella época.

En cambio, análisis recientes han demostrado que había tantos hombres como mujeres.

La única pieza de metal noble hallada es un brazalete, desenterrado por arqueólogos peruanos y que se encuentra en el museo instalado en el propio Machu Picchu.

En su mayoría eran jóvenes de entre 16 y 18 años, traídos de todo el imperio para trabajos especializados, como moldear el oro excavado en las cercanas minas de Vilcabamba, según Salazar.

En Machu Picchu no se han hallado joyas porque era una residencia de recreo del inca, donde pasaba de mayo a agosto. ’Si se moría alguien de la realeza, alguien noble, tenía que ser llevado a Cuzco’, el centro del universo inca, según Salazar. Allí sería enterrado al calor del oro.

La única pieza de metal noble hallada es un brazalete, desenterrado por arqueólogos peruanos y que se encuentra en el museo instalado en el propio Machu Picchu.

Las cerámicas en poder de Yale también son testimonio del carácter multiétnico del imperio, pues siguen estilos diferentes.

La expresión máxima de ese poder quizá fue la propia Machu Picchu, que con sus objetos continúa, como en el siglo XV, encaramada entre la niebla.

Hay platos con un mango decorado con cabezas con tocados propios de algunos pueblos de la selva y las vasijas negras características de los chimú.

Por todos lados están, sin embargo, las cabezas de felino y las franjas en medio de dos bandas laterales que representan, de acuerdo con Salazar, el poder unificador del inca.

La expresión máxima de ese poder quizá fue la propia Machu Picchu, que con sus objetos continúa, como en el siglo XV, encaramada entre la niebla.

Fuente: Terra (EFE)

MACHU PICCHU Y YALE

Perú dice serían más de 40.000 piezas Machu Picchu en poder Yale

LIMA (Reuters) - El Gobierno del Perú dijo el domingo que serían más de 40.000, y no 4.000 como se estimaba previamente, las piezas arqueológicas extraídas de la ciudadela inca de Machu Picchu hace más de 90 años por científicos de la universidad estadounidense de Yale.

El nuevo cálculo es el resultado de un estudio efectuado por especialistas del estatal Instituto Nacional de Cultura (INC) y fue dado a conocer a la agencia estatal de noticias Andina por el comisionado designado por Perú para la repatriación de esta colección, Hernán Garrido Lecca.

El equipo del INC viajó a comienzos de marzo a Estados Unidos para verificar el inventario de piezas como parte de los acuerdos para su retorno al país andino. Machu Picchu, descubierta por el estadounidense Hiram Bingham en 1911, es una ciudadela inca conformada por un conjunto de viviendas, prisiones y centros ceremoniales hechos con rocas, ubicado en la región andina de Cusco, unos 1.100 kilómetros al sureste de Lima.

En septiembre, Yale reconoció al Gobierno peruano como dueño de la colección, que incluye piezas de cerámica, piedra y fragmentos oseos, y dijo que la devolvería tras haber permanecido en la universidad desde 1916 cuando fue llevada como préstamo por un plazo de 18 meses.

Museos alrededor del mundo enfrentan demandas de países como Perú, Grecia y Egipto que reclaman la devolución de sus tesoros ancestrales. Perú ha sufrido por años el saqueo de su patrimonio cultural, que incluye valiosas joyas en metales preciosos pertenecientes a sus culturas nativas, además de diversas obras de arte de los períodos colonial y republicano de su historia. (Por Jean Luis Arce, Editado por Mario Naranjo)



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris