Blogia
CENTRO DE INVESTIGACIÓN DE LOS ANDES

LA HISTORIA DEL CAFÉ - CAP: 01

Por: Jaime Ariansen Céspedes - Instituto de los Andes

EL CAFÉ, es un arbusto de la familia de las rubiaceas, del género coffea. De hojas lustrosas y alargadas, sus flores son parecidas a las del jazmín, hermosas y delicadas. Seis meses después de la floración van apareciendo los racimos de color verde intenso, que se transforman a rojo en el proceso de maduración, hasta lograr un tono rojo carmesí.

 

EL CAFETO, inicia su vida productiva a los cinco años y se mantiene activo hasta 25 años. Existen numerosas especies, las mas difundidas son la Coffea Arabica, la Liberica, la Canephora llamada también Robusta, Blue Mountain (Jamaica), Chanchamayo (Perú), Surinam, Bourbon, Moka, Excelsa, Santa Domingo (R. Dominicana), Hamar (Etiopía), Mysore (India), etc.

Las cuatro características de medición de la calidad de café son:

(A) El sabor     (B) El cuerpo    (C) La acidez     (D)el aroma

LA SIEMBRA.- El actual sistema de producción comienza en un Germinador, después pasa a un vivero durante siete u ocho meses, la planta ya lograda se traslada a su lugar definitivo en el cafetal, el que ha sido acondicionado especialmente con la luz y la sombra necesaria. Se Siembra de 1100 a 1800 plantas por hectárea. Después de cuatro o cinco años de paciente cuidado se obtiene entre 2000 a 3500 kilos por hectárea. Lo que da un promedio de producción de 2 a 3 kilo por planta.

LA RECOLECCION.- De las bayas se realiza con las manos, en la mayoría de las veces se recoge el fruto maduro, en otros casos como en Brasil, se recogen los frutos no totalmente maduros, para su posterior secado al sol. En ambos sistemas se debe lograr granos con solo 12% de humedad.

EL TOSTADO.- Las cualidades de sabor y olor solo aparecen cuando los granos de café son tostados a 220 grados centígrados. La temperatura se eleva gradualmente hasta que se liberan totalmente diversos gases. Durante el proceso de tostado los granos aumentan su volumen hasta el 100 % y disminuyen su peso entre el 15 al 25%. Su textura es porosa y aparece su exquisito aroma. Durante su torrefacción se realizan cambios en su estructura química, se forman proteínas y aceites esenciales como el cafeol, que son los responsables de su aroma y sabor.

 

LA MOLIENDA.- El siguiente proceso, la molienda, también condiciona sus características. El café una vez molido pierde sus cualidades con rapidez, en caso de almacenarlo deberá ser al vacío. La molienda debe ser controlada. Si es muy fina puede dañar su sabor y si es demasiado  gruesa, el agua no podrá extraer su sabor y aroma. Encontrar el término adecuado es un arte que se regula para cada especial preparación.

EL CONSUMO.- El café es una de las bebidas más populares del mundo, se calcula que consumen café habitualmente, mas de 1200 millones de personas. Lo disfrutan en todos los países sin distinción en cientos de exquisitas preparaciones.

 

LA CAFEINA.- Es el alcaloide que contiene el café, químicamente es Tri-Metil-Xantina, que es un polvo cristalino, blanco y brillante. También existe cafeína, pero en cantidades menores, en el té, cacao y  las bebidas gaseosas. El alcaloide Tri-Metil-Xantina, tomado con moderación estimula el sistema nervioso central, acelera la actividad cardiaca, dilata los vasos sanguíneos, mantiene la vigilia y favorece la actividad secretora de los riñones. Tomada la cafeína en dosis mayores, puede ser un producto nocivo para la salud.

SUS ORIGENES.- Referente a su origen botánico, prácticamente existe consenso científico que sus inicios es en el noreste de Africa, en Etiopía. También denominada Abisinia, es allí donde se han encontrado las plantas de café silvestre más antiguas. Al parecer, los hombres primitivos, imitadores de las costumbres de aves y otros animales, observaron como algunas plantas lo atraían. Esta sería la justificación de que desde muy tempranas épocas de la historia, el hombre masticaba café. Algunos frutos maduros del café son de sabor dulce y sus estimulantes generan sensación de bienestar.

El café, es también una de las primeras plantas en ser domesticadas y sembradas a voluntad, al comienzo se propagó con la siembra de largas estacas plantadas en forma de arco sembrando sus dos extremos. No se utilizaba la propagación del café mediante las semillas. También es muy antigua, la costumbre de invitar a los amigos visitantes a sembrar una planta de café, como símbolo de buena voluntad y afecto. http://groups.msn.com/historiadelagastronomia

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres