Blogia
CENTRO DE INVESTIGACIÓN DE LOS ANDES

LA CERVEZA EN EL PERÚ - 04

Por: Jaime Ariansen Céspedes - Instituto de los Andes

1887 Faustino Piaggio, integra el grupo que funda la Cámara de Comercio del Callao; además funda el Banco del Callao, una agencia de aduana, asume la presidencia de la Cámara de Comercio. Organizó y se mantuvo como jefe de la Guardia Urbana Chalaca que ofreció seguridad a la población.

1891 La famosa escritora Mercedes Cabello de Carbonera en su obra El Conspirador, presenta a uno de sus personajes de la siguiente manera: “Ofelia habituada a sus rumbosidades de gran señora, no escatimaba los refrescos y la cerveza, con los que solía invitar a sus visitantes...  Es de resaltar, que al parecer en esa época, la cerveza era signo de distinción y alcurnia.

1895 Otra gran escritora peruana Clorinda Matto de Turner, autora de Ave sin Nido, publica este año su nueva novela “Herencia”, se trata según Luis Alberto Sánchez de un cotejo entre dos conceptos: la educación que todo lo modifica y la herencia, que todo lo perpetúa. Al describir las peripecias sociales del inmigrante italiano Aquilino Merlo, Doña Clorinda nos narra una fiesta: “El maestro Pantoja, avezado y ducho, no soltó prenda hasta que llegaron diez o doce de sus  conocidos, hombres y mujeres, ganosos de jaleo; pues seguro como estaba de que cada cual llevaría su presente, no quiso acometer gastos que podían resultar inoficiosos. Debía inspeccionar primero la batería de regalos, de los que llegó a contar ocho botellas de cerveza Backus y Johnston y tres de pisco, de Boza hermanos...”

1896 En el Cusco es reconocida la cervecería de Gustavo Mangelsdorff, también dueño de una gran hacienda, la “Sondor” en Anta. En esta fabrica conocida como “alemana” se producía cerveza blanca y negra, por documentos de la época, se conoce que él publico prefería ampliamente la negra, era mas nutritiva decían. Mangelsdorff se caso con una dama cusqueña que se apellidaba Villafuerte con la que tuvo dos hijos.

1896 La competencia en el Cusco era la fabrica de Leoncio Vignes y Julio Ariansen, conocida como la “francesa”, funcionaba en una hermosa propiedad, cercana al puente Saphi, a orillas del rió Huatanay, era un extenso terreno muy arbolado que llegaba hasta las cercanías de Santa Ana. Un primo mío, Alfredo La Torre Ariansen, tenia una valiosa colección de fotos en la que se retrataba la opulencia de las fiestas con las que agasajaban los directivos de esta cervecería a sus clientes y amigos. En una ocasión contrataron una compañía de zarzuela española para que actuara en su propiedad y en forma exclusiva para los invitados, según mi primo Alfredo, la fiesta fue un carnaval que duro una semana entera.

1897 En el Cusco, cerca de la Recoleta, funcionaba la cervecería de Ernesto Gunther, de capitales arequipeños, su cerveza también era de muy buena calidad. Existía otra más pequeña, casi artesanal, la de Froilan Cabrera, que alquilaba parte de la casa de un señor llamado Diego de Silva. La cerveza de Cabrera tenia fama de “alegrar rápidamente a los bebedores”, claro esta, tenia un mayor porcentaje de contenido alcohólico.

1898 En el Cusco, se asocian la cervecería Alemana de Gustavo Mangelsdorff y la Francesa de Leoncio Vignes y Julio Ariansen.

1898 Se funda en Arequipa una Cervecería, también denominada “Alemana”.

1899 - 9 de Julio El industrial Jacobo Backus fallece de neumonía, a los cincuenta y seis años, en su casa de la calle Animitas, en el centro de Lima. El diario El Comercio comenta sobre el deceso: Perdida sensible, ha dejado de existir el señor Jacobo Backus, cuyo nombre esta ligado al desarrollo industrial del país en los últimos años. El señor Backus, natural de los Estados Unidos, vino al Perú hace poco más de treinta años, siendo aun muy joven, en compañía del gran constructor de ferrocarriles, don Enrique Meiggs, con quien tenía relaciones de familia. Trabajo al lado del señor Meiggs hasta la muerte de este caballero, y, poco tiempo después de ella asociado con el señor Johnston, estableció en Lima la fábrica de cerveza que lleva el nombre ambos. Al frente de este gran establecimiento, queda el señor Guyer, miembro de la sociedad Backus y Johnston, pues el señor Johnston se halla en Europa desde hace más de un año. El señor Backus dejó viuda e hijos.

www.historiadelagastronomia.com

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

elvira narbajo lopez -

la obra es hermosa y me hace razonar .
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres