Blogia
CENTRO DE INVESTIGACIÓN DE LOS ANDES

14 PERÚ CRONICAS

LA HISTORIA DE JUANITA TUDOR 11-20

NUEVO LIBRO DE JAIME ARIANSEN CESPEDES - INSTITUTO DE LOS ANDES

11 - Por inexplicables razones del destino y superando tiempo y espacio llegó a Sucre en una fecha muy especial, la primavera, cuando los perfumes de las madreselvas y los jazmines competían con los rayos de la plateada luz de luna, para determinar quien certificaba con más propiedad, que esa ciudad era realmente el jardín de las hespérides.

11 - Por inexplicables razones del destino y superando tiempo y espacio llegó a Sucre en una fecha muy especial, la primavera, cuando los perfumes de las madreselvas y los jazmines competían con los rayos de la plateada luz de luna, para determinar quien certificaba con más propiedad, que esa ciudad era realmente el jardín de las hespérides.

12 - Todo era tan hermoso en esa sublime lid, que ningún espectador opinaba  en voz alta, reinaba una armoniosa expectativa, que en arrobadora complacencia, aprobaba tan delicada ofrenda de la naturaleza.

12 - Todo era tan hermoso en esa sublime lid, que ningún espectador opinaba en voz alta, reinaba una armoniosa expectativa, que en arrobadora complacencia, aprobaba tan delicada ofrenda de la naturaleza.

13 - Algunos decían que Francisco de Grass había venido de Buenos Aires, otros de París. Pero realmente, nadie supo nunca jamás, de donde ni para que viniera a Sucre en 1859, el doctor Grass.

13 - Algunos decían que Francisco de Grass había venido de Buenos Aires, otros de París. Pero realmente, nadie supo nunca jamás, de donde ni para que viniera a Sucre en 1859, el doctor Grass.

14 - En los siguientes días después de su llegada, los comentarios sobre su persona se multiplicaron a ritmo vertiginoso:    -	“No es doctor, es un poeta”.  -	“Es tan pálido que debe estar enfermo”.  -	“Tiene los ojos azules, ¡ No ¡ son celestes”.  -	“No camina, flota en el aire”.  -	“Es demasiado delicado para ser un verdadero hombre”.  -	“Es un ilustrado caballero”.  -	“Es un aventurero y jugador”.

14 - En los siguientes días después de su llegada, los comentarios sobre su persona se multiplicaron a ritmo vertiginoso: - “No es doctor, es un poeta”. - “Es tan pálido que debe estar enfermo”. - “Tiene los ojos azules, ¡ No ¡ son celestes”. - “No camina, flota en el aire”. - “Es demasiado delicado para ser un verdadero hombre”. - “Es un ilustrado caballero”. - “Es un aventurero y jugador”.

15 - Y otras mil suposiciones que circularon por cada uno de los bancos de la plaza, y en cada una de las casas, y en los comentarios callejeros de las comadres y las muchachas, y entre trago y trago de singani, lisuras y maldiciones de los hombres más rudos y curtidos de la región.

15 - Y otras mil suposiciones que circularon por cada uno de los bancos de la plaza, y en cada una de las casas, y en los comentarios callejeros de las comadres y las muchachas, y entre trago y trago de singani, lisuras y maldiciones de los hombres más rudos y curtidos de la región.

16 - Y lo que tenía que pasar, pasó. Llegó la noche de ese viernes, en la que fue invitado el doctor Francisco de Grass a participar en al tertulia en casa de Rosa Lemoline.    En los días previos, nadie comentó la posibilidad de su encuentro con Juanita Tudor, como si fuera un tema prohibido, como si presagiaran o temieran lo que podría suceder. Lo que sí estoy seguro, es que todos lo pensaron con diferente interpretación de alternativas.

16 - Y lo que tenía que pasar, pasó. Llegó la noche de ese viernes, en la que fue invitado el doctor Francisco de Grass a participar en al tertulia en casa de Rosa Lemoline. En los días previos, nadie comentó la posibilidad de su encuentro con Juanita Tudor, como si fuera un tema prohibido, como si presagiaran o temieran lo que podría suceder. Lo que sí estoy seguro, es que todos lo pensaron con diferente interpretación de alternativas.

17 - Esa noche fue muy calurosa y el murmullo de la conversación más alto que de costumbre – Los temas impersonales y triviales – como una nerviosa antesala a un solo hecho importante: El Encuentro.

17 - Esa noche fue muy calurosa y el murmullo de la conversación más alto que de costumbre – Los temas impersonales y triviales – como una nerviosa antesala a un solo hecho importante: El Encuentro.

18 - A las 8 y 10, acompañado por Rosita Lemoline, apareció en el umbral del salón principal Francisco de Grass, vestido con un traje de lino blanco, alto y almidonado cuello y un perfume conquistador de poeta aventurero. Los extraordinarios sucesos de los siguientes minutos, nunca fueron entendidos  ni explicados con la suficiente coherencia.

18 - A las 8 y 10, acompañado por Rosita Lemoline, apareció en el umbral del salón principal Francisco de Grass, vestido con un traje de lino blanco, alto y almidonado cuello y un perfume conquistador de poeta aventurero. Los extraordinarios sucesos de los siguientes minutos, nunca fueron entendidos ni explicados con la suficiente coherencia.

19 - Muchos años más tarde, Rosa Lemoline le contaría, a una de sus nietas, lo que recordaba de esa noche: “Juanita Tudor estaba en el centro del salón, de frente a la portada, cuando entré con el doctor Grass”.

19 - Muchos años más tarde, Rosa Lemoline le contaría, a una de sus nietas, lo que recordaba de esa noche: “Juanita Tudor estaba en el centro del salón, de frente a la portada, cuando entré con el doctor Grass”.

20 - En ese momento una claridad azul se deslizó por la ventana abierta que daba al jardín. La extraña luz, en medio del salón y en una multicolor metamorfosis se fue convirtiendo armoniosamente en diminutos pétalos de jazmín, y el embrujo brillante de las aromáticas flores fue envolviendo a los asistentes, al tiempo que los inmovilizaba.

20 - En ese momento una claridad azul se deslizó por la ventana abierta que daba al jardín. La extraña luz, en medio del salón y en una multicolor metamorfosis se fue convirtiendo armoniosamente en diminutos pétalos de jazmín, y el embrujo brillante de las aromáticas flores fue envolviendo a los asistentes, al tiempo que los inmovilizaba. continuara...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

TESOROS FAMILIARES 6

El navío Nuestra Señora de las Mercedes fue una fragata perteneciente a la Armada española, que fue botada en el puerto de La Habana en 1786 y que formaba parte del convoy que cubría la ruta comercial entre las colonias de América y España, amenazada frecuentemente por navíos del Reino Unido de la Gran Bretaña.

El 5 de octubre de 1804, y pese a que eran tiempos de paz entre las dos naciones, se produce la Batalla del Cabo de Santa María, que tendrá como consecuencia el hundimiento de la fragata Nuestra Señora de las Mercedes, capitaneada por el comandante José Manuel de Goicoa y Labart, y en ese momento acompañada por los navíos Medea, Fama y Santa Clara, flota al mando del brigadier y político español José de Bustamante y Guerra (1759-1825), debido al enfrentamiento con los navíos de la Armada británica mandados por el comodoro del HMS Infatigable, y además Vicealmirante de la Marina Británica, Graham Moore (Glasgow,1764-1843), en el HMS Indefatigable, concretamente contra una flotilla formada por cuatro fragatas, siendo el HMS Amphion, con 250 tripulantes a bordo y al mando de Samuel Sutton, el que provocó el hundimiento de la fragata española. La Nuestra Señora de las Mercedes había partido de Montevideo el 9 de agosto de 1804, aunque provenía inicialmente del puerto del Callao en Lima, Perú, e iba cargada con oro, plata, telas de vicuña, quina y canela.

En el naufragio de la fragata fallecen 249 marineros; los 51 supervivientes son hechos prisioneros y trasladados al Reino Unido, entre ellos el teniente de navío Pedro Afán de Rivera.

Este hecho tuvo como consecuencia el final del acuerdo de paz de Inglaterra y España, y fue el preludio de la Batalla de Trafalgar.

La Verdadera Historia de Juanita Tudor - Un tesoro familiar de esta fascinante mujer fue embarcado en el puerto del Callao rumbo a España...

Capitulo 3 – El Compromiso.

El ambiente de fiesta y complacencia en la casa de los Tudor, armonizó con la inmediata y romántica solicitud de matrimonio que realizó el doctor Grass, que saturó de flores, promesas, poemas, ilusiones y expectativas los sentimientos y pensamientos de toda la familia.

Para el entorno, esta situación de embriagante felicidad no era perfecta. Tenía una engañosa superficialidad, en Sucre, flotaron en el ambiente numerosas interrogantes y afirmaciones que fueron rebotando en las paredes y en las conciencias, en algunos casos con celos y mezquindad, en otros con envidia y pequeñez, pero produciendo siempre el mismo eco agridulce de una novela de amor y misterio.

Durante los siete días que duró el embrujo de amor, el cuchicheo comenzó diariamente con fuerte intensidad hasta apagarse poco a poco, diluyéndose como pequeñas sombras al atardecer, para volver a reanimarse, como traviesas letanías y con renovadas fuerzas en el nuevo amanecer.

¿ Acaso no era todo muy rápido?

¡ Ni siquiera se conocen bien!

¿ Dónde sé ira a llevar a Juanita, el Doctor Grass?

¡ Nadie sabe nada acerca de el!

¿ Cómo podían ser tan inocentes los Tudor?

¡ Es un condenado embustero ¡

¿ Nadie le dijo que Juanita era un patrimonio del lugar?

¡ No existe ningún buenmozo local  ¡Carajo! Que la pueda conquistar ¡

Una especial mención, merece la interpretación que le daba a los sucesos José Manuel. Él creía que todo eso era una colosal confusión, - “Estos blancos no conocen las reglas divinas” - ¡ La de todos los cielos, la de todos los credos! Él sí las sabía bien, su padre también las había aprendido por que se las enseñó el suyo, en las candentes sábanas africanas y así sucesivamente, de generación en generación, hasta el principio del infinito.

¡Las diosas no podían casarse en la tierra! estaban reservadas para tareas divinas, ya que con su virtud debían preservar todas las cosas buenas de la vida. ¡ Sólo había que decirle esto al doctorcito!, - Ha ese despistado de Francisco de Grass  y ………. ¡ Listo ¡ - él lo comprendería.

¡ La niña Juanita no era una simple mortal, era una diosa! y nada ni nadie podría mancillarla ni apartarla de aquel sublime rol!

Pero ni esta admonición, ni ninguna otra más terrenal, pudo detener los vertiginosos sucesos de las siguientes semanas:

La redacción de una larga y exclusiva lista de invitados para la boda – Con muchas dificultades para no excluir a ningún personaje y a la vez no crear controversias entre la alcurnia ilustrada y civilista del dictador José María Linares, con los pocos seguidores del ex – Presidente General Jorge Córdova (1855 – 1857) y los más numerosos e importantes de su suegro, el caudillo y también ex – Presidente General Manuel Isidoro Belzú (1848 – 1855).

El alocado y multicolor revoltijo de los miles de metros de gasas, encajes y casimires danzando con especiales hilos, botones y hebillas. No existió  ningún sastrecillo valiente ni coqueta costurerita, que no aportara en semanas toda su creatividad y esfuerzo en confeccionar cientos de vestidos con características y colores celosamente guardados como un trivial secreto social.

La mixtura embriagante de los aromas más exóticos y turbadores y el brillo de las joyas más caras y deslumbrantes, competía con el olor a durazno y los destellos de la más diáfana claridad de la ciudad, convirtiendo al espacio en un remolino de permanente y perfumada luminosidad y expectativa.

Las diversas, sabrosas y suculentas opiniones de entendidas matronas y experimentados catadores sobre la elección de los personajes que prepararían cada una de las delicias del menú más delicado que se tenga memoria.

Y finalmente, la disputa entre ocho iglesias, de la muy devota Charcas, para que el matrimonio se realizara en uno de sus piadosos muros. Tuvo que intervenir el Arzobispo de La Plata, para aclarar que si asistiría su excelencia, el autoproclamado dictador, el Doctor José María Linares, debería ser necesariamente en La Catedral.

TESOROS FAMILIARES 5

La historia de los tesoros del Galeon Nuestra Señora de las Mercedes
Febrero del 2012 - Dos aviones militares de transporte C-130 aterrizaron el sábado con 17 toneladas en monedas de oro y plata recuperadas de un galeón hundido por los británicos en 1804, poniendo fin a una odisea de 200 años que llevó el pleito por su pertenencia a los tribunales de la Florida.

Los aviones transportaban 594.000 monedas y otros artefactos recuperados por el gobierno español tras cinco años de batalla legal con la empresa estadounidense de salvamentos marítimos Odyssey Marine Exploration, que se llevó el pecio a Estados Unidos en mayo del 2007.

Los escafandristas de Odyssey encontraron el tesoro entre los restos del galeón Nuestra Señora de las Mercedes, en aguas del Atlántico frente a la costa de Portugal y muy cerca de Gibraltar. La marina real británica lo hundió cuando enfilaba hacia el puerto naval de Cádiz procedente de Sudamérica.

El valor de las monedas fue calculado en unos 500 millones de dólares para los coleccionistas, que lo habría transformado en el pecio de mayor valor en la historia naval.

La Verdadera Historia de Juanita Tudor

50,000 mondas del dote de su abuela fueron embarcados en el Nuestra Señora de las Meredes.

Capitulo 2 – El Encuentro.

1854 - Y lo que tenía que pasar, pasó. Llegó la noche de ese viernes, en la que fue invitado el doctor Francisco de Grass a participar en al tertulia en casa de Rosa Lemoline.

En los días previos, nadie comentó la posibilidad de su encuentro con Juanita Tudor, como si fuera un tema prohibido, como si presagiaran o temieran lo que podría suceder. Lo que sí estoy seguro, es que todos lo pensaron con diferente interpretación de alternativas.

Esa noche fue muy calurosa y el murmullo de la conversación más alto que de costumbre – Los temas impersonales y triviales – como una nerviosa antesala a un solo hecho importante: El Encuentro.

A las 8 y 10, acompañado por Rosita Lemoline, apareció en el umbral del salón principal Francisco de Grass, vestido con un traje de lino blanco, alto y almidonado cuello y un perfume conquistador de poeta aventurero. Los extraordinarios sucesos de los siguientes minutos, nunca fueron entendidos  ni explicados con la suficiente coherencia.

Muchos años más tarde, Rosa Lemoline le contaría, a una de sus nietas, lo que recordaba de esa noche: “Juanita Tudor estaba en el centro del salón, de frente a la portada, cuando entré con el doctor Grass”. En ese momento una claridad azul se deslizó por la ventana abierta que daba al jardín. La extraña luz, en medio del salón y en una multicolor metamorfosis se fue convirtiendo armoniosamente en diminutos pétalos de jazmín, y el embrujo brillante de las aromáticas flores fue envolviendo a los asistentes, al tiempo que los inmovilizaba.

Un corredor de tibio resplandor señalaba en el salón, la distancia que existía entre Francisco de Grass y Juanita Tudor. Sólo se escuchaba la música suave de la lluvia de flores, que en forma melodiosa repetía las notas de la serenata de Schubert. Ambos personajes en una mágica levitación se fueron acercando lentamente hasta fundirse de inmediato en una sola comunión de ideas, en una sola ilusión, en una sola pasión, en un solo amor eterno, que todos sabrían que nada ni nadie podría separar hasta la muerte.

Los siete días siguientes, fueron extraños, de sabor indescifrable como si un misterioso vértigo se hubiera apoderado de todos. La especial claridad de los días en Sucre, fue neutralizada por una especie de fascinación, la ciudad fue cubierta con una rara neblina de color ámbar y había una nerviosa expectativa que flotaba en el ambiente y se manifestaba con diferentes cambios de actitud de las personas, nadie podía entender que pasaba, pero sí notaban sus efectos, la ciudad había sido embrujada.

En sólo una de las casas brillaba un dulce resplandor, día y noche, como si estuviese iluminada con el gran reflector del teatro de la opera. Era la casa de Juanita Tudor, en ese único lugar, las enredaderas estaban más floridas, los árboles frutales más fragantes, la huerta más colorida, las aves cantaban con mas fuerza y alegría, reinaba un sublime amor.

TESOROS FAMILIARES 4

La historia de los tesoros del galeón Nuestra Señora de las Mercedes...

...y una satisfacción sin límite envolvía a José Manuel y lo transportaba hasta el mismo centro del paraíso, que él no conocía, pero que intuía existiría en alguna parte.

En la segunda cuadra de la calle Comercio, vivía la familia Lemoline, en sus salones se albergaba a la más fina y amena de las tertulias de la blanca ciudad, en esas alegres reuniones se consumían poemas, chocolate, armonías, mazapán, y las últimas noticias del lugar. La anfitriona era Rosa Lemoline, una amiga predilecta de Juanita Tudor.

A ningún bardo le faltaba musa de inspiración, ni a los jóvenes tema para la conversación, cuando la princesa estaba en el salón de la familia Lemoline. Siempre rodeada de admiradores y codiciada con pasión. Juanita, era sin duda, el centro de la atención.

Los versos más tiernos y apasionados de esa época los escribió Alfredo de Musset, en París, y de su obra “Las noches” se escapó un singular personaje, de delicada melancolía, transparente y etéreo, llamado Francisco de Grass. Por inexplicables razones del destino y superando tiempo y espacio llegó a Sucre en una fecha muy especial, la primavera, cuando los perfumes de las madreselvas y los jazmines competían con los rayos de la plateada luz de luna, para determinar quien certificaba con más propiedad, que esa ciudad era realmente el jardín de las hespérides. Todo era tan hermoso en esa sublime lid, que ningún espectador opinaba  en voz alta, reinaba una armoniosa expectativa, que en arrobadora complacencia, aprobaba tan delicada ofrenda de la naturaleza.

Algunos decían que Francisco de Grass había venido de Buenos Aires, otros de París. Pero realmente, nadie supo nunca jamás, de donde ni para que viniera a Sucre en 1859, el doctor Grass.

En los siguientes días después de su llegada, los comentarios sobre su persona se multiplicaron a ritmo vertiginoso:

“No es doctor, es un poeta”.

“Es tan pálido que debe estar enfermo”.

“Tiene los ojos azules, ¡ No ¡ son celestes”.

“No camina, flota en el aire”.

“Es demasiado delicado para ser un verdadero hombre”.

“Es un ilustrado caballero”.

“Es un aventurero y jugador”.

Y otras mil suposiciones que circularon por cada uno de los bancos de la plaza, y en cada una de las casas, y en los comentarios callejeros de las comadres y las muchachas, y entre trago y trago de singani, lisuras y maldiciones de los hombres más rudos y curtidos de la región...

(Andina). 25 de Febrero del 2012 - El embajador de Perú en Washington, Harold Forsyth, afirmó hoy que la Convención de Derecho del Mar ampara a la nación peruana en la recuperación de las monedas de oro que se hundieron con un galeón en la época de la colonia y que ahora se encuentran en España.

“De acuerdo a la Convención de Derecho del Mar, si aparece un tesoro en aguas internacionales, pertenece al país de origen, y el país de origen es el Perú”, argumentó.

Sin embargo, mencionó que un tratado entre España y Estados Unidos obstaculiza la recuperación para Perú de ese tesoro rescatado del fondo del mar

Consideró complicado que España entregue el tesoro encontrado frente a Gibraltar entre los restos del galeón español Nuestra Señora de las Mercedes y las Ánimas -hundido por navíos ingleses en 1804-, y que tiene un valor estimado en 500 millones de dólares.

La justicia norteamericana adjudicó a España el tesoro encontrado por buscadores estadounidenses, que consiste en monedas de oro y plata transportadas desde el puerto peruano del Callao.

ES PERUANO
La decisión no tomó en cuenta el hecho que las piezas fueron acuñadas y fundidas en la Casa de Moneda de Lima con metales extraídos de minas ubicadas en territorio actualmente peruano y entonces colonia hispana.

Tales orígenes determinan que, según el derecho internacional, el tesoro pertenezca al Estado vigente y no al anterior, indicó el embajador a Prensa Latina.

“Se trata entonces de un bien netamente peruano y nosotros quisiéramos que, conforme al derecho, Perú tenga una palabra que decir en una propiedad de la cual también forma parte”, manifestó.

“MUY DIFÍCIL”
Consideró, sin embargo, muy difícil la recuperación, por existir un tratado hispano-norteamericano que reconoce a España derechos sobre tales hallazgos.

Forsyth confirmó la decisión gubernamental de apelar a la Corte Suprema de Estados Unidos que revise el fallo que favoreció a España.

TESOROS FAMILIARES 3

Breve reseña de Juanita Tudor, que nos cuenta en su diario que la dote de su abuela de 50,000 monedas de oro, con el propósito de adquirir una propiedad en España fue embarcada en 1804 en el navío Nuestra Señora de las Mercedes...

...Dama de alto y reconocido abolengo, era doña Juanita Tudor, de ojos rasgados y almibarado color, cintura de avispa, cuerpo de tentación y los hoyos en las mejillas más profundos de la región.

Habitaba la princesa en una casa de tres patios, florida y perfumada, de la calle Buenos Aires – en pleno corazón de Sucre – y era solícitamente servida por un tropel armonioso y bullanguero de esclavos, en el mejor de los estilos de la más exquisita alcurnia criolla.

Rondaban su casa muchos apuestos galanes, codiciosos de su fresca hermosura, y Juanita, se las arreglaba para contentarlos a todos con sólo un especial guiño, pícaro y tentador, que era lo máximo en coquetería en esos tiempos del verso, el buñuelo, el miriñaque y la tradición.

Pero no era precisamente ningún galán, el que tenía el privilegio de disfrutar más tiempo la compañía de la codiciada entre las codiciadas, de la resplandeciente Juanita. El afortunado personaje era de chocolate y canela, un joven embetunado y fino esclavo africano.

José Manuel, estaba encargado de peinar diariamente la larga, espesa y rubia cabellera de Juanita. La ceremonia era cuidadosamente preparada y se fue volviendo un rito, desde el desplegar ese manto de oro, separar cuidadosamente cada una de las ensortijadas hebras, bañarlas con mimos y acariciarlas suavemente con los mil ritmos diferentes de un extraño y mágico cepillo nacarado.

Colocar en su sien, la flor mas colorida y perfumada del vergel, era el fin del rito y la firma del mensaje diario y silencioso que José Manuel enviaba al mundo:

¡ No existe ninguna flor más bonita que mi amita!

¡ Mi inmaculada y celestial niña Juanita!...

El tesoro del buque "Nuestra Señora de las Mercedes", naufragado en 1804 y hallado en 2007 por la empresa estadounidense Odyssey, regresa este viernes a España, en dos aviones Hércules más pesados de lo previsto, tras una larga disputa judicial.

"En total fueron 49.000 libras (más de 23 toneladas), muchas más de las 17 toneladas pensadas en un principio, porque la primera cantidad que comunicó la empresa se ve que no era la correcta", dijo a la AFP Miguel Morer, jefe de prensa del Ministerio de Defensa español desde Tampa (centro de Florida).

El jueves en la noche el botín hallado en el pecio del buque, que España disputó durante cinco años en los tribunales estadounidenses, "se terminó de cargar sobre las 21H00 locales (01H00 GMT del viernes)", dijo el portavoz español.

"En este momento todo el tesoro y otros objetos de valor están cargados en los dos aviones Hércules para emprender el viaje a España", precisó Morer desde la base militar aérea estadounidense MacDill, en Tampa.

El vuelo con las 595.000 monedas de oro y plata, además de "algunas imágenes religiosas y cofres", contempla una escala técnica de al menos una hora en una base en Nueva Jersey (este de Estados Unidos) y luego en Canadá, desde donde finalmente los Hércules volarán hacia la base militar de Torrejón, cerca de Madrid.

La hora aproximada de la llegada del tesoro a España es el mediodía del sábado, dijo la misma fuente.

"Todo esto está en muy mal estado de conservación porque ha pasado los últimos 208 años sumergidos y todavía está sumergido precisamente para preservarlo", indicó Morer al explicar que aún no saben con precisión qué otras piezas integran el tesoro que viaja en empaques "sumergidos con agua marina y un líquido especial para que no se deterioren".

El viernes pasado, el juez federal Mark Pizzo de la corte de Tampa ordenó la entrega del tesoro a España por parte de la empresa de exploración submarina Odyssey y negó el reclamo de la compañía a España de reembolsar 412.814 dólares por el almacenaje y conservación del tesoro.

De esta forma se puso fin a una batalla legal por este tesoro valorado en más de 500 millones de dólares que enfrentó a España con Odyssey durante cinco años, en los cuales tribunales en Washington, Atlanta (Georgia, sureste) y Tampa finalmente fallaron a favor de España.

La embajada peruana en Washington anunció sin embargo un último recurso, con escasas posibilidades, ante la Corte Suprema estadounidense y a pesar de que el pecio ya había salido del país.

Para Perú el tesoro fue acuñado en su territorio, por lo que es peruano.

"Es cierto que las cosas no pintan favorablemente para nuestro país pero vamos de todas maneras hasta las últimas consecuencias porque queremos sentar jurisprudencia", dijo en rueda de prensa el embajador Harold Forsyth.

El botín del "Nuestra Señora de las Mercedes", hallado frente a las costas de Portugal en mayo de 2007, es el mayor tesoro submarino jamás encontrado en la historia.

La justicia estadounidense consideró desde un principio que el botín descubierto por Odyssey y repatriado sin avisar a ninguna autoridad española en su momento, estaba bajo inmunidad soberana española, por lo que ni siquiera aceptó los recursos peruanos.

Para Odyssey este caso afectará la herencia cultural española, según indicó la compañía en un comunicado la semana pasada.

"Tristemente creemos que este caso, a la larga, tendrá un profundo efecto negativo sobre la herencia cultural subacuática española", dijo en un comunicado Melinda MacConnel, vicepresidenta de Odyssey.

Para MacConnell, "es triste" que España no haya considerado el "alto costo del almacenaje y conservación de las monedas" y que esta acción de la justicia terminará repercutiendo "en el futuro en que nadie estará incentivado para informar de hallazgos" bajo el agua.

"Cualquier cosa hallada que tenga un potencial interés para España será escondida o, lo que es incluso peor, fundida o vendida en eBay", afirmó la empresa de Tampa.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

TESOROS FAMILIARES 2

 

Nota: Hace unos años escribí un libro sobre la vida de mi bisabuela Juanita Tudor y durante la investigación bibliográfica encontré un diario de la famosa escritora Juanamanuela Gorriti que estuvo algún tiempo alojada en su casa en Sucre y en el que manifiesta que Juanita le contó que su abuela había perdido un tesoro de 50,000 monedas de oro destinadas a comprarse una propiedad en Asturias, España, en el distrito de Céspedes cuna de sus antepasados. Al hundirse el navío Nuestra Señora de las Mercedes en batalla contra los ingleses en el Atlántico norte... J. Ariansen

Tampa, Florida (AP). El Gobierno peruano hizo este jueves un reclamo de último momento sobre un tesoro de 17 toneladas de plata y oro rescatadas de una nave que naufragó hace casi 200 años. El reclamo fue presentado en la víspera del día en que el ejército español planeaba llevarse el tesoro desde una base de la Fuerza Aérea de Estados Unidos.

España obtuvo el tesoro, compuesto de 594.000 monedas de oro y plata, días atrás al imponerse en una batalla legal a los buzos que lo hallaron en el fondo del océano Atlántico en mayo del 2007.

El gobierno peruano pidió a la Corte Suprema que impida el traslado del tesoro a España para así ganar tiempo a fin de presentar argumentos que demuestren que es el legítimo dueño en un tribunal federal.

Perú asegura que el oro y la plata fueron extraídos, refinados y acuñados en nuestro país, que en ese momento era parte del imperio español. El recurso se dirige al juez Clarence Thomas, quien no indicó cuándo respondería.

RECHAZOS PREVIOS
Mientras tanto, un abogado del gobierno español rechazó el último intento de Perú para continuar la batalla legal. “Perú está usando los mismos argumentos que han sido rechazados en todos los niveles de los tribunales de Estados Unidos”, dijo James Goold, un abogado de Washington que ha representado al gobierno español a lo largo del pleito. “No hay absolutamente nada nuevo”.

En el pasado, tribunales estadounidenses rechazaron los reclamos de los descendientes de los comerciantes peruanos propietarios de las monedas a bordo del buque Nuestra Señora de las Mercedes, un galeón español hundido por buques de guerra británicos en el Atlántico, mientras navegaba de vuelta desde Sudamérica en 1804. Más de 200 personas se encontraban a bordo del galeón en ese momento.

El principal portavoz de la embajada de Perú en Washington, Rodolfo Pereira, se negó a hacer declaraciones sobre la apelación la tarde del jueves. En Lima, una vocera del ministerio de Cultura peruano, Melanie Pérez-Cartier, dijo vía correo electrónico que iba a investigar el asunto, pero no respondió más tarde ni respondió su teléfono.

A PUNTO DE PARTIR A ESPAÑA
Dos aviones militares españoles C-130 de transporte preveían volar con el tesoro en algún momento del viernes desde la Base MacDill de la Fuerza Aérea, en Tampa. El ejército estadounidense accedió a ayudar a España a causa del alto nivel de seguridad que buscaba para el envío.

Las autoridades españolas dijeron la semana pasada que los aviones volarían antes del viernes, y las autoridades de MacDill tenían prevista el viernes una conferencia de prensa en la base con el embajador español en Estados Unidos, Jorge Dezcallar de Mazarredo. No estaba exactamente claro cuándo partirían los aviones o dónde aterrizarían en España.

Los vuelos desde MacDill son para culminar una lucha de casi cinco años legal con los exploradores de aguas profundas con sede en Tampa, que había encontrado el naufragio frente a la costa portuguesa y voló el tesoro de vuelta a los EE.UU. a través de Gibraltar en mayo de 2007.

Se espera que las 594.000 monedas de plata y otros artefactos sean llevados a España en los mismos baldes de plástico blanco en los que los exploradores de la empresa Odyssey Marine Exploration los habían almacenado. Un juez federal falló la semana pasada que Odyssey también debe entregar unas monedas y artefactos que se quedaron en Gibraltar.

En el momento del descubrimiento, se calculó que las monedas tenían un valor de hasta 500.000 millones de dólares para los coleccionistas, lo que lo convertiría en el tesoro de naufragio más valioso de la historia.

TESOROS FAMILIARES 1

 

Historia de la Fragata Nuestra Señora de las Mercedes

Sugerencia al Ministro de Cultura Wert: Lo justo sería que España destinara con fines culturales una parte del tesoro a sus legítimos dueños el pueblo peruano y claro esta, en espacial para una antepasada familiar que estaba enviando - rumbo a Asturias -  su dote de casamiento de 50,000 monedas de oro.

Tesoro que quedo sepultado junto a sus ilusiones de felicidad, en las próximas semanas tratare de ir a visitarla al campo santo para contarle simbólicamente sobre la historia de su dote que la sumió en una profunda tristeza hasta su muerte. (J. Ariansen)

Si todo sale como está previsto, el tesoro de una fragata que llevaba 595.000 monedas de oro y plata procedentes del Perú, llegará en los próximos días a España, más de 200 años después de que el buque zarpara del puerto del Callao.

Se trata del gigantesco cargamento hallado por cazatesoros estadounidenses en las profundidades del mar y que fue objeto de una larga disputa legal que se decidió a favor de España y que cayó como un balde de agua fría en la industria de exploración submarina.

El país europeo ya comenzó, con el envío de un grupo de técnicos y de dos aviones Hércules al estado estadounidense de Florida, el proceso para trasladar las monedas, con un valor aproximado de US$ 460 millones. Éstas fueron halladas en lo que se considera que es la fragata Nuestra Señora de las Mercedes, un galeón español que fue hundido en 1804 por buques de guerra británicos.

Mientras, la compañía Odyssey Marine Explorations, que batalló en vano para mantener su custodia desde que encontró el tesoro frente a las costas de Portugal en 2007, criticó la decisión como políticamente motivada y anunció que tendrá efectos sobre las futuras exploraciones de pecios españoles.

Pero la decisión judicial no sólo afecta a Odyssey, cuyo centro de operaciones está en Tampa, Florida. Además es un golpe para la industria que se dedica a buscar objetos de valor en las profundidades de los océanos.

No sólo porque se trata de uno de los tesoros más grandes jamás recuperados del fondo del mar -un hallazgo con profunda importancia económica e histórica-, sino también porque deja a compañías como Odyssey en una dilema: el deseo de encontrar tesoros hundidos y el riesgo de perderlos con un golpe de martillo en la corte.

’Cada vez que se da un caso como éste, de alto perfil y que se disputa con agresividad por ambas partes, es potencialmente muy importante para la industria porque permite que se establezcan precedentes’, explicó a BBC Mundo David Mearns, dueño de Blue Water Recoveries, una consultora que se dedica a investigar, localizar y rescatar pecios, es decir los restos del naufragio.

’Si alguien tratara de repetir la ruta de Odyssey, se embarcaría en un probable camino hacia el fracaso’.

’Una cosa triste’

Aunque Odyssey perdió el caso de las 595.000 monedas, mantiene que la derrota no ha tenido un impacto sobre sus propias operaciones y que, por el contrario, el gran perdedor de esta batalla judicial es España.

’Esta decisión tendrá un efecto significativo en naufragios que tengan una conexión española, mucho más allá de cualquier participación de Odyssey’, le dijo a BBC Mundo Gregg Stemm, presidente ejecutivo y cofundador de la compañía.

’En vez de reportar, conservar y documentar adecuadamente sus hallazgos, yo pronostico que empezaremos a ver cómo estos artefactos históricos aparecen en almacenes y casas de subasta alrededor del mundo, sin ningún tipo de procedencia’.

’Es una cosa triste para un país con semejante patrimonio cultural’.

Sin embargo, otros cazatesoros consultados por BBC Mundo consideran que también hay una lección para Odyssey.

’Si no tiene un permiso para excavar, es mejor no sumergirse’, dice Wilf Blun, el fundador de la compañía Deep Blue Marine.

Blun asegura que es ’triste’ que Odyssey haya gastado todo el dinero en este proyecto, pero agrega que es importante definir de antemano con el gobierno de turno cuáles serán las condiciones.

’Si Odyssey y España hubieran llegado a un acuerdo antes de la recuperación del cargamento, nunca habrían terminado en la corte’, añade Mearns, de Deep Water Recoveries.

En un comunicado enviado a BBC Mundo, el gerente operativo de Odyssey, Mark Gordon, señaló que Odyssey trabajará en 2012 en la recuperación de tres naufragios y que ya llegó a un acuerdo sobre la compensación en los tres proyectos.

El largo camino legal

La batalla en los estrados entre la compañía basada en Tampa y el Gobierno español comenzó poco después de que, en mayo de 2007, Odyssey hallara el cargamento de 17 toneladas. Éste cayó al fondo del océano Atlántico cuando hacía parte de un convoy que viajaba hacia España desde lo que hoy es Perú.

Odyssey transportó las miles de monedas a Estados Unidos ’con una licencia de exportación válida’ y argumenta que su hallazgo se produjo en aguas internacionales (y no en jurisdicción española). Además dice que la nave estaba en un viaje comercial (y no oficial) y que las monedas no le pertenecían a España, sino a los familiares de los mercaderes que viajaban en la embarcación.

España, por su parte, dice que la fragata es un buque de guerra que se hundió en una batalla librada frente a las costas de Portugal entre Reino Unido y España y que, como el barco es de su propiedad y estaba en una operación de Estado, tiene derecho a reclamar su contenido.

Como explicó BBC Mundo , los argumentos españoles se basaron en cientos de documentos históricos que permitieron ubicar otros mil tesoros escondidos en el fondo marino, y los responsables consideraron que la decisión de los tribunales estadounidenses es ’ejemplar’.

Finalmente, después de casi cinco años de proceso, el pasado viernes un juez en Tampa, Florida, ordenó la ejecución de la sentencia que establece que el tesoro debe enviarse a España.

El ministro de Educación, Cultura y Deporte de España, José Ignacio Wert, señaló que se estudiará el destino final de las monedas una vez estén en España, pero que no se ubicarán en un único lugar.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

LA COLA DEL MONO - CAP: 3

Por: Jaime Ariansen Céspedes – Instituto de los Andes

Capitulo 3

La cueva en la montaña tenia dos grandes naves, en forma de cruz, al parecer era una formación natural, casi no se notaba intervención humana, la naturaleza en una notable expresión, representaba mediante una perfecta escultura su grandeza.

Resaltaba en esta maravilla, miles de efectos de claroscuro tridimensional, que lograban impresionar a todos mis sensores emocionales.

Procesando esta escena en mi memoria, recuerdo una sensación parecida al divisar por primera vez, de lejos y entre la bruma a Machu Picchu, en esa oportunidad solo atine a sentarme en la hierba fresca y quedarme absorto disfrutando en éxtasis el paisaje, en otras palabras reconociendo la belleza, a través de los sentimientos, sin intervención de la razón ni los sentidos.

Era evidente que habían añadido al templo un sistema de ventilación, trate de encontrar con la mirada las chimeneas, pero estas estaban mimetizadas entre de las rocas.

La iluminación había sido dosificada para lograr efectos específicos y en su conjunto lograban un nivel tenue para resaltar el respeto al recinto.

Lo mas importante de la nave izquierda, era un entierro ceremonial, muy antiguo y mantenido sin tocar, el personaje estaba recostado sobre su lado izquierdo en posición fetal, el largo de las extremidades señalaba una pequeña estatura y la forma ovalada de su cráneo y pómulos salientes daban la impresión de un Nerdental o en todo caso de un ser diferente y ellos así lo entendían, por el cuidadoso y reverencial trato dado al personaje.

Según la información que disponía, si se trataba de un Nerdental, estos primitivos seres se extinguieron en Europa hace unos 30 mil años, y la versión aceptada es que América fue poblada miles de años después por su sucesor el actual Homo Sapiens, sin lugar a dudas este hallazgo era un reto para la paleontología y representaba un misterio.

Resolverlo significaría aclarar las muchas teorías existentes sobre el poblamiento de nuestra América y por su puesto en especial del Perú.

La explicación dada sobre este personaje, fue deliberadamente corta y la traducción entrecortada, al parecer no tenían mayor intención de revelar detalles. Las notas que escribí después sobre lo que recordaba del discurso, era que se trataba de un ser primitivo, una especie de Adán y que ellos eran los encargados de cuidarlo en paz y simbolizaba el inicio de la vida graficada por la figura del mono

Note que de la parte central del entierro, en el suelo sé desenvolvía una espiral, instintivamente seguí con la mirada el desarrollo de la figura y al notar que estaba parado sobre ella,  instintivamente di un paso hacia atrás en señal de respeto a la línea de la vida, en silencio comprendieron que había entendido su significado mágico y religioso. 

Luego caminamos hacia el altar principal, donde había tres esculturas, que representaban la esencia de la divinidad del templo, tenia que archivar la escena en la memoria y tratar de descifrar su significado.

La primera era un circulo de oro que debería representar el poder supremo del sol, al extremo derecho una fuente de la que brotaba agua que caía sin rebalsar en una representación de continuidad.

En el centro había una especie de caja, labrada con símbolos geométricos, de unos diez centímetros de alto y que contenía una especie de tierra arcillosa de color ocre y al medio la figura en madera de una mujer sentada con las piernas entre cruzadas que significaba evidentemente la pachamama, la madre tierra.

Era evidente la trilogía, sol, tierra y agua... la energía, la vida y la eternidad – no hubo mayor explicación – solo la indicación que podría estar unos diez minutos en silencio frente al altar para meditar. No recordaba tener noticias de una simbología semejante en el antiguo Perú.

En la despedida, se repitió la ceremonia del circulo de confianza. En la entrada del templo, el cáliz de piedra de doble asa, con el agua de la vida, fue pasando de mano en mano, pero esta vez la circulación fue en sentido inverso, comenzando por la izquierda.

Después de que todos brindaron señalando el centro y derramando en la tierra las gotas correspondientes, llegó el turno final al principal, que con palabras que sonaban amables nos deseo suerte, larga vida, paz y en una especie de bendición nos proporciono iluminación divina para entender el significado de la experiencia que habíamos vivido y para finalizar un abrazo grupal en circulo.

En el camino de regreso, comprendí que debía ordenar mis emociones y las muchas preguntas y comentarios que atropelladamente venían de mi inteligencia y sentimientos, sin lugar a dudas había sido un banquete de cultura.

Tres años después, un mensajero anónimo dejo en mi oficina en Lima, un paquete cuidadosamente envuelto como un presente, lo puse frente a mi, en una mesa del laboratorio, intuyendo que se trataba de algo muy especial, por que estaba rodeado de un aura de profundo misterio.

Abrí la caja y encontré en ella una replica de la figura de la pachamama situada en el altar del templo de Nasca, comprendí de inmediato que se trataba de una deferencia hacia mi persona. La levante cuidadosamente para no derramar la arcilla sagrada donde estaba sentada y al examinar la figura note su significado, al ver su desnudez y el propósito de juntar su vulva con la tierra, en una suprema simbología de la vida.  (continuara)

EL PRINCIPAL CON EL CALIZ

EL SEXO DE LA PACHAMAMA EN SUPREMO

CONTACTO CON LA TIERRA

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres