Blogia
CENTRO DE INVESTIGACIÓN DE LOS ANDES

LA HISTORIA DEL CAFÉ - CAP: 06

Por: Jaime Ariansen Céspedes - Instituto de los Andes

En 1600, recién a inicios del siglo XVII el café se difunde por Europa, en Italia la llamaron Cafee, en España Café, en Inglaterra Coffee. Una variedad muy aromática la traen del Puerto Yemenita de Al Mukha, por lo que en Italia denominaron a esta variedad Caffe Mocha.
Pronto se abrieron en todas partes establecimientos para vender esta nueva bebida, los llamaron Coffehouses en Inglaterra, Cafes en Francia y en España. A mediados del siglo XVII, en las tertulias en México y Perú, llamaron Cafetería a estos lugares y luego pasó a todo el mundo de habla castellana, donde se difundió esta nueva palabra, Cafetería.

John Evelyn 

En 1637, existía una muy conocida Coffehouse en Oxford, Inglaterra. Donde se reunían para conversar muchos intelectuales, es conocido este lugar debido al testimonio del famoso viajero y escritor, Nathaniel Conopios. Seguramente es esta cafetería se discutía el recién publicado libro del científico y filósofo francés René Descartes, titulado el Discurso del Método, en el cual expone y demuestra el método deductivo. De esta fecha también, es el comentario del estudiante de Oxford John Evelyn, quien relata admirado el rito que realizaba el visitante Obispo Griego Ortodoxo de Esmirna para preparar y beberse una nueva y exótica bebida: El Café.

En 1644, el comerciante francés Haye trae a París desde Turquía, café tostado y algunos aparatos para su preparación. Mientras que el pensador John Milton propaga conceptos sobre la libertad de palabra y pensamiento en su obra “Areopagitica” y los suecos acuñan las monedas mas pesadas de la Historia, son los “10 Talleres” cada una de las monedas pesan nada menos que nueve kilos.

En 1645, el comerciante veneciano Pietro Della Valle, importa café. Trata de introducirlo y comercializarlo en el mercado. Algunos historiadores de la gastronomía parten de este hecho para iniciar la historia del café en Europa. Ese año se inicia una nueva guerra entre Turquía y Venecia, por las intenciones de los turcos de apoderarse de Creta.

 

En 1648, cronistas relatan que en esa fecha se construyó un Coffehouse de mucho éxito en Londres, llamado Lloyd. Donde seguro se comentaba la Paz de Westgalia, que pone fin a la guerra de los “Treinta años” iniciada en 1618, por una revolución nacionalista y protestante en Bohemia.

En 1650, en el Angel, en la Parroquia de San Pedro de Oxford, se inaugura un establecimiento exclusivo para café y tertulia donde se comentaba que en América la población asciende a 10,5 millones y la ciudad mas poblada sigue siendo la minera Potosí con 160,000 habitantes. Algunos historiadores afirman que el Café del Angel es el primero en Europa. Su propietario fue un Judío del Líbano llamado Jacobs.

 

En 1651, Daniel Edwards realiza comercio entre Inglaterra y Turquía, uno de sus objetivos es la importación de café, es el primero que comercializa café en grano. Trabaja en una convulsionada época, donde Carlos II es coronado rey de Escocia, invade a Inglaterra, pero es derrotado por Cromwell en la batalla de Worcester y tiene que asilarse en Francia.

En 1652, un ciudadano griego inaugura con gran suceso un establecimiento para expendio y consumo de café en el centro de Londres. Mientras marchan los soldados hacia el frente de batalla, por que Inglaterra a declarado la guerra a Holanda a causa del acta de navegación. Y mientras se comentan estos sucesos, degustando un reconfortante cafecito. En otros lugares, en Viena se inaugura el primer teatro para ópera y el influyente Lully pone de moda el “Minué” en la Corte Francesa de Luis XIV, para hacerle la competencia a la popular “Polonesa” danza cuyo origen se atribuye a las marchas triunfales de los guerreros polacos.

El 25 de marzo de 1652, Sir Leslie Boycem alcalde de Londres, es invitado por la Asociación de Compradores de Londres, a develar una placa conmemorativa al café, en el callejón de St. Michael.

En 1653, surgen críticos al consumo de café en Inglaterra, publican comentarios como el siguiente: “El café es el apaciguador mental de los borrachos, el pasatiempo del tonto; lo admiran sólo por ser producto del Asia, los necios son presa del delirio cuando escuchan que las bayas crecen en los desiertos de Arabia, pero no darían un bledo por un tonel lleno si se diera en los alrededores”.

En 1654, habita en Londres un famoso experto en la preparación de café, su nombre es Pasca Rosee, es un joven Ragusan proveniente de Esmirna. Renombrados miembros de la sociedad disputan sus conocimientos profesionales. Mientras analizan el tratado de Westminster, que pone fin a la guerra Anglo–Holandesa. Por fin, los holandeses han reconocido el acta de navegación.

 

En 1658, los holandeses se interesan en el café, comienzan a sembrar plantas en Ceilán, creen que es el cultivo ideal para la zona. Mientras se sienten orgullosos de su matemático y astrónomo, Christian Huygnes, quien ha inventado el péndulo, el gran regulador de los relojes.

En 1663, en Londres, se otorga una patente al café, se le denomina y trata como una infusión tonificante. Mientras se acuñan las primeras guineas de oro y se estudia con asombro el “Teorema del Binomio” que es formulado por el célebre matemático Isaac Newton.

En 1664, se consume con gran suceso café en Holanda. Mientras que los empresarios comentan preocupados la fundación, por Jean Baptiste Colbert, de sus competidores las compañías francesas de las Indias Orientales y Occidentales. Por otro lado Descartes, afirma que el doctor Harvey tiene razón, la sangre se halla en incesante estado de circulación.

En 1671, en Marsella, la boca del Rodano, el mayor puerto de Francia y el Mediterráneo, se inaugura un Café. Donde seguro los hombres de mar comentaban, con diferentes puntos de vista, el saqueo a la ciudad de Panamá del osado pirata Henry Morgan. http://groups.msn.com/historiadelagastronomia

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres