Blogia
CENTRO DE INVESTIGACIÓN DE LOS ANDES

OTRA DE FERRAN ADRÍA

 

Por: José Carlos Capel - El País.com

Hace pocas semanas, mientras concedía entrevistas y pronunciaba conferencias en el festival de cine Berlinale 2008 como máximo representante de la alta cocina europea, la Universidad de Harvard (EE UU) proseguía en sus análisis sobre El caso Ferran Adrià, un trabajo de investigación en torno a la creatividad artística. De sobra es conocido que, en 2007, formó parte del grupo de artistas invitados a la Muestra de Arte contemporáneo Documenta, en Kassel (Alemania), y que ha sido el primer cocinero en estar presente en la historia de esta prestigiosa feria. Lo que a veces se suele olvidar es que en 2006 recibió el Lucky Strike Award de diseño por parte de la Fundación Raymond Loewy, entidad que en el ejercicio anterior había galardonado al no menos genial Philippe Stark por razones semejantes.

Con toda suerte de méritos, desde el año 2006 Ferran Adrià es embajador honorario de la marca España dentro del Foro de Marcas renombradas españolas, junto con personajes y entidades como Amancio Ortega (fundador del grupo de moda Inditex), el cineasta Pedro Almodóvar y el equipo del Real Madrid. Para sorpresa de muchos, su proyección en el exterior desborda el ámbito de la alta cocina para incidir en el arte, la creatividad y el diseño. Y también en las escuelas de negocios y estudios empresariales.

Ha vendido más de 100.000 ejemplares de sus libros de cocina en el extranjero y su rostro ha sido portada en algunos de los más importantes medios de comunicación internacionales. En 2003, The New York Times lo consideró el artífice de una nouvelle cuisine; en 2004 el semanario francés Le Monde le apodó el alquimista, y ese mismo año la revista Time lo incluyó en la lista de los 100 personajes más influyentes del mundo. No es de extrañar que el 13 de octubre de 2007 encandilara a los ejecutivos que asistieron al Forum Mundial de Alta Performance, donde se explayó sobre innovación y creatividad en las empresas. O que el 8 de noviembre del pasado año pronunciara una conferencia magistral en Madrid en la XIII Semana Europea de la Calidad.

En su currículo acumula un número inacabable de galardones y premios internacionales. Sólo la lista de reconocimientos que ha recibido en 2007 resulta apabullante. Entre ellos el White Guide Global Gastronomy Award, en Estocolmo, y la Medalla de Oro del Mérito Europeo, concedida por la Fundación del Mérito Europeo. Por segundo año consecutivo, en abril de 2007 la revista inglesa Restaurant, después de una votación realizada entre centenares de profesionales hosteleros y periodistas internacionales, declaraba El Bulli el mejor restaurante del mundo.

Se trata de un cocinero vanguardista que ha construido un mundo nuevo al margen de viejos códigos y normas establecidas. A propósito de su valía no está de más recordar una anécdota acontecida en el verano de 2002 cuando los insignes cocineros franceses Paul Bocuse y Alain Ducasse entraron por la puerta de El Bulli. Adrià dio orden a su equipo de suspender temporalmente su trabajo para arrodillarse y proclamar delante de los recién llegados: "Tenemos aquí al papa de las cocinas, el señor Bocuse". Pocos días después, Bocuse envió una carta a Adrià en estos términos: "Bravo por su creatividad. Es usted único en el mundo. Ha marcado la cocina de hoy y la de mañana. Mil gracias".

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres