Blogia
CENTRO DE INVESTIGACIÓN DE LOS ANDES

LOS ALIMENTOS Y LAS ALERGIAS

Los alimentos que provocan alergias en los más chicos 
Ni dulces ni chocolates. Los más peligrosos son los lácteos, huevo, maní y pescados

Habitualmente los padres relacionan las alergias alimentarias con el chocolate o los cítricos. Sin embargo, son los lácteos, el trigo, el huevo, el maní y el pescado los principales factores que contribuyen al desarrollo de estos cuadros. Por lo general, los niños se ven afectados porque su sistema inmune y gastrointestinal es inmaduro, por lo que promover la lactancia materna, retrasar la incorporación de alimentos "sólidos" y luego, a medida que pasan los años, evitar el alimento "conflictivo", suelen ser las medidas más eficaces para evitar los brotes.

"Existen falsos conceptos relacionados a las alergias alimentarias -explicó el doctor Carlos Baena-Cagnani, presidente del Comité Organizador del Congreso Mundial de Alergia que se desarrolla en Buenos Aires- y uno de ellos indica que tienen alta prevalencia, cuando en realidad las cifras muestran que en la población de los menores de tres años de edad es del seis por ciento, mientras que en la población general es de cuatro".

"Por otro lado -añadió- suele creerse que los alimentos provocadores de estos cuadros son el chocolate, el tomate o algunos cítricos, cuando en realidad podemos enumerar a los lácteos, los huevos, el maní y el pescado entre los principales protagonistas. Y, finalmente, muchos padres se asustan porque creen que esta patología no puede curarse cuando, en realidad, se calcula que entre el 70 y el 80 por ciento de los cuadros remiten o se solucionan espontáneamente, aunque las alergias a la leche, el trigo y el huevo con el tiempo suelen evolucionar hacia la tolerancia; no así la sensibilidad a las nueces y al maní, que por lo general persiste".

Las alergias alimentarias se generan cuando el sistema inmune produce anticuerpos e histaminas ante la ingestión de un determinado alimento. Según la Academia Americana de Pediatría (AAP), la mejor manera de prevenir estos cuadros es promover la lactancia materna y retrasar la incorporación de alimentos semisólidos hasta los seis meses, además de la utilización de proteínas diferentes a las de la leche, o bien ese mismo alimento, proveniente de la vaca, aunque con su antigenicidad alterada por mecanismos físico químicos.

"El mejor tratamiento, y el más económico, es evitar totalmente el alimento. Sin embargo esto puede ser difícil para algunos pacientes, en particular para aquellos que son altamente sensibles y reaccionan sólo ante pequeñas porciones de determinado alimento ocultas en otros", sostuvo el doctor Sami Bahna, jefe de la sección de Alergia e Inmunología del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad Estatal de Luisiana, Estados Unidos.

"Para esos casos -agregó- algunos estudios mostraron que ciertos protocolos con inmunoterapia oral presentan buena eficacia, pero igualmente esperamos que las investigaciones en curso permitan desarrollar métodos de inmunoterapia seguros y efectivos en los años venideros".

De acuerdo con los especialistas, la razón de la aparición temprana de los cuadros de alergia alimentaria -situación en la cual suelen ser más benignos y reducidos en tiempo que cuando la intolerancia se presenta en la edad adulta- está en la inmadurez del tracto gastrointestinal, así como también del sistema inmune de los más chicos.

"Lo que podemos decir en general es que la alergia es una enfermedad multiorgánica que no sólo tiene diversas manifestaciones, sino también distintos órganos o funciones del cuerpo a través de las cuales se hace presente. Además, está vinculada con diversas enfermedades, entre las cuales se destaca el asma, pero también el reflujo gastroesofágico o los problemas respiratorios y pulmonares. Entonces, estamos frente a una problemática mundial y creciente en materia de salud, para la cual muchas naciones no están preparadas", manifestó la doctora Ruby Pawankar, nativa de India, profesora titular en Japón y miembro de la Organización Mundial de Alergia (WAO en inglés), quien estuvo presente en la apertura del congreso que se realiza en nuestro país.

SINTOMAS

Los síntomas que delatan la presencia de una alergia alimentaria, hasta dos horas después de consumido el alimento, son urticaria, sibilancias, tos, estornudos, dolor abdominal, diarrea, dificultad para deglutir y respirar, y picazón de la boca, garganta, ojos, piel u otras zonas. FUENTE: eldía.ar.com

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres