Blogia
CENTRO DE INVESTIGACIÓN DE LOS ANDES

G. AFRODISIACA - CAP: 02

Por: Jaime Ariansen Céspedes - Instituto de los Andes 

 

Albaricoque. El concepto de las propiedades afrodisíacas del albaricoque viene desde la legendaria China. Entre otros, el filósofo Lao Tsze era un propulsor de sus cualidades. Existen numerosas "recetas mágicas" entre las que destacan la emulsión de albaricoque con jalea real en proporción 10 a 1. El actual análisis científico demuestra las características reconstituyentes del albaricoque por la gran cantidad de vitaminas que posee. En la gastronomía peruana se puede recomendar como un postre muy singular: La Albaricocada.

 

Alcohol. En todas las culturas existen referencias de los efectos del alcohol sobre los sentidos. Eurípides en la clásica Grecia condena el culto a Baco y pide su control para evitar las orgías perpetradas con la ayuda del vino. A través del tiempo miles de personajes importantes han advertido los efectos del alcohol como estimulante.

En la Edad Media algunos luchan contra "el lujurioso alcohol que incita a las doncellas a perder su virtud". Científicamente se ha comprobado que beber alcohol con moderación anima sexualmente a vencer algunas inhibiciones.

 

Anguila. En la gastronomía japonesa la anguila (unagi) es el manjar por excelencia para la libido. Sólo en Tokio existen más de 3500 restaurantes especializados en anguila. La receta más conocida es el Kabayaki, que se presenta en un envase singular llamado Jubako. También se preparan las anguilas con Tsukemono, denominación genérica de adobos de características también muy afrodisíacas. El Shio Uke, es un adobo que se prepara con rábanos, calabazas y pepinos. También el de jengibre es muy utilizado y se llama Shoga Zuke. Pero el más reconocido por su mayor efecto sensual es el Umeboshi Zuke preparado a partir de ciruelas.

 

Azafrán. Es una de las especies más exclusivas de la gastronomía mundial. Su alto precio se debe a que para obtener un kilo de la especia, se necesitan 200 kilos de flores de azafrán. Su poder afrodisíaco ha sido reconocido desde tiempos muy antiguos por asirios, fenicios, griegos, árabes y británicos. En la actualidad la cocina española es la que le rinde mayores honores.

 

Azúcar. Los nutricionistas consideran que el azúcar, por ser un alimento que aporta mucha energía, da vitalidad en todos los sentidos y por lo tanto tiene efectos afrodisíacos.

 

Café. Cuenta la leyenda que Mahoma, en una extraordinaria y apasionada clase, enseñó las formas de hacer el amor carnal en forma consecutiva y una por una a no menos de 40 mujeres. Para lograr tan singular proeza, se preparó tan sólo tomando café en abundancia.

 

Caviar. Las propiedades afrodisíacas del caviar vienen desde tiempos de la mitología; recordemos que era lo que comía Venus, antes de la bullabesa, para prepararse para sus tórridos encuentros con Marte.El caviar es el manjar predilecto de los dioses y reyes que lo consumen con cucharas de oro, en regios platos de fina loza. El caviar tiene científicamente grandes propiedades energéticas, es de muy fácil digestión y gastronómicamente es el compañero ideal del champagne. El caviar se prepara de huevas maduras del Esturión. Existen muchas variedades de este pez que sólo se encuentran en las aguas frías del Mar del Norte. El más conocido caviar es el Beluga (el favorito de James Bond). También son muy reconocidas las especies Steryland, pequeño centurión de cinco kilos de peso promedio.

"La receta" afrodisíaca por excelencia se prepara con pan ligeramente tostado, cubierto con caviar y una capa de pétalos de orquídea.

 

Cebiche. A este famoso plato peruano, preparado a partir de pescado marinado con un especial limón y ají, se le atribuyen efectos afrodisíacos o de "levanta muertos". Como dice la tradición popular, su nombre viene del concepto "cebo..." "para atrapar a los hombres" o "pólvora con el que se ceba su arma de fuego".

 

Chocolate. Cuenta la leyenda que el emperador azteca Montezuma se tomaba 50 tazas de chocolate para estar preparado par entrar a disfrutar de su harén. Hoy se ha descubierto que el chocolate contiene Feniletuilamina, una anfetamina natural que provoca sensaciones de placer en el cerebro, y que confirmaría que el Emperador Azteca tenía razón.

He encontrado en un baúl de mi abuela cuzqueña una antigua "receta afrodisíaca" utilizada al parecer con éxito en el siglo pasado: se disuelve 100 grs. de azúcar rubia con 150 c/c. de agua a fuego lento. Por otro lado, se derriten 100 grs. de chocolate cuzqueño en baño María, se baten 4 yemas de huevo con el chocolate y se añade ½ cucharadita de pimienta negra y el caramelo preparado. Se deja enfriar, después se añade una cucharada de café tinto, una copa de pisco y 300 grs. de nata batida; se sirve caliente y según dicen no tiene pierde

 

Ginseng. Es uno de los alimentos afrodisíacos que ha tenido más fama a través de la historia, y ésta ha sido confirmada por la moderna ciencia. Una de las primeras investigaciones data de 1962, cuando ya se disponía de complejos sistemas de análisis. Estos estudios confirman que el ginseng tomado regularmente aumenta la eficiencia física y mental, la potencia sexual y otorga una sensación global de bienestar. El ginseng crece en estado silvestre desde tiempos inmemoriales, en la China, Manchuria, Corea y el oriente de Rusia. El más conocido preparado para aumentar la  virilidad es el Yuan Sheng-Sheng ti, que incluye bayas de enebro. En Orea se prepara una mezcla muy exitosa con extracto de ginseng coreano, miel y jalea real. Algunas variaciones incluyen APAB (ácido para-amimo benzoico) y vitamina E.

 

Huevos. De una u otra forma y a través del tiempo, los huevos se han empleado frecuentemente en las recetas afrodisíacas. La explicación científica se basa en sus propiedades energéticas, por contener proteínas, minerales y grasas que se incorporan rápidamente al torrente sanguíneo. En muchas historias y películas, para confirmar el vigor del héroe, se le hace comer gran cantidad de huevos crudos. Si no, recordemos al máximo peleador norteamericano Rocky, interpretado por Silvestre Stallone.

Entre los cientos de recetas afrodisíacas que existen con la intervención de huevos, hemos escogido una delicada y muy exitosa proveniente de Cajamarca: 12 huevos de codorniz, 150 cc. de miel de abeja, una cucharadita de aceite de almendras y una copa de Pisco. Batir los ingredientes hasta que la muestra esté espumosa. Se puede servir frío o caliente, al gusto sexy del consumidor.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

Juan Benites -

Excelentes datos de la Gastronomia Peruana, buen paseo de delicias, felicitaciones..!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres