Blogia
CENTRO DE INVESTIGACIÓN DE LOS ANDES

LAS CULTURAS MARINAS

 

LOS MITOS DEL ORIGEN EN LAS CULTURAS MARINAS

Los pobladores de las culturas costeñas que se asentaron en el Perú antes de la llegada de los españoles vivieron en armoniosa relación con nuestro mar, a partir del que obtuvieron muchos de sus principales insumos alimenticios. Siglos más tarde, esta estrecha conexión aún puede verse representada en los mitos y leyendas sobre sus orígenes.   En esta mitología de las culturas prehispánicas, la imagen del mar no fue exclusiva de la costa. De hecho, también le rendían culto en toda la región andina, donde lo relacionaban con el agua, elemento que simbolizaba el origen y la renovación del mundo.

Asimismo, determinados productos marinos, como la apreciada concha spondylus, se utilizaban como instrumentos rituales en ceremonias que buscaban, por ejemplo, atraer la lluvia o satisfacer el apetito de los dioses.  

En la región costeña, comúnmente conocida como yunga, una de las divinidades marinas más conocidas fue Kan. Hijo del Sol, Kon era representado como un ser invertebrado, y asociado con los fenómenos meteorológicos. Se sabe que fue una deidad muy importante, pues se han hallado evidencias sobre su culto en varios sitios arqueológicos, que van desde las orillas del río Moche en el departamento de La Libertad, has

 

Otros dios costeño de particular  relevancia fue  Naylamp. Según narra su leyenda,  se trataba de un personaje mítico, quien arribó a las costas del actual departamento de Lambayeque al mando de una gran flota de embarcaciones. Allí, pronto se encargó de implantar orden en aquellos reinos que vivían en medio del caos, y enseñó a  sus pobladores a obtener provecho del mar. Alrededor del siglo XV, la cultura chimù  lo adopto como  una de sus divinidades principales, por lo que hoy se le suele asociar con ella.

De modo similar, el sur peruano contó con deidades marinas importantes. Los pobladores de la cultura nasca, cuyo centro se localizó en el actual departamento de Ica,

Adoraron a un dios  del Mar, comúnmente representado bajo la forma de un pez que un cetro en una mano. En la actualidad, pueden observarse representaciones de divinidad en las famosas Líneas de Nasca.

Pero,  sin lugar a dudas, en nuestras costas la deidad principal fue Pachacámac, personaje  considerado creador del mundo y a quien se le rindió culto en diversos pueblos tantos costeños como andinos, a pesar de ser originario de los valles de Lima y Lurin.

Según se creía, Pachacámac tenía dos esposas, ambas divinidades de singular importancia. Una de ellas era Urpayhuachac, a quien se adoraba por ser madre de los peces.

En ciertos pueblos andinos, además, su imagen divina motivaba rituales que buscaban producir lluvia o mantener el agua en las fuentes naturales.

La otra esposa de Pachacámac era conocida como Pachamama, y considerada dre de la Tierra. Esta divinidad gozó de un culto muy extendido a lo largo del Perú prehispánico, e incluso se mantuvo como una figura muy importante durante el posterior período del incanato.

Según se cree, la unión de estas tres deidades simbolizaba la estrecha conexión entre  los recursos marinos y terrestres que los pobladores del Perú antiguo  aprovecharon con sabiduría PIERITO                                                                

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres