Blogia
CENTRO DE INVESTIGACIÓN DE LOS ANDES

MATAGUA Y QUIRIRMANTA

El cerro Huanacaure, ubicado a escasos kilómetros al sur de la Ciudad Imperial, guardaba dos ciudadelas preíncas halladas recientemente por investigadores del proyecto Cápac Ñan del Instituto Nacional de Cultura (INC) del Cusco, informó Óscar Montufar La Torre, responsable del proyecto de investigación.

La primera, denominada Matagua, se encuentra en la zona norte del cerro, a nueve kilómetros de la ciudad y la otra, Quirirmanta, se ubica en las laderas del sur de la montaña y a 15 kilómetros del Cusco. Ambas tendrían una extensión de 3 kilómetros y habrían sido edificadas en el período intermedio tardío. "Estas construcciones corroborarían las crónicas sobre las primeras ocupaciones incas", destacó Montufar La Torre.

Según representantes del proyecto, ambos complejos descubiertos durante los trabajos de excavación corresponderían a la cultura Killke, que se desarrolló entre el 900 y 1200 d.C., poco antes de la llegada de los incas. Además destacaron que estarían asociados al camino inca del Collasuyo y a la ruta mítica que habría seguido Manco Cápac o Ayar Manco.

Según las leyendas que explican el inicio del Tahuantinsuyo, Manco Cápac y su esposa Mama Ocllo salieron del lago Titicaca con el encargo de su padre, el Sol, de fundar un imperio donde se hundiera una barreta de oro que llevaban. Esta se hundió en el cerro Huanacaure.

En las inmediaciones de ambas construcciones se encontraron cinco contextos funerarios acompañados de material alfarero de cerámica inca y prendedores o tupus de plata y otros metales. En Quirirmanta se descubrió también una serie de andenes de cuatro hectáreas, informó el arqueólogo, asistente del proyecto, Jhon Apasa.

Además los poblados dejaron ver hornacinas de forma cuadrangular, muros y recintos circulares y semicirculares que escondieron por miles de años material lítico, como batanes y cuchillos, que permanecerán en investigación.

Cecilio Tambohuacso, presidente del anexo de la comunidad campesina ubicada sobre el asentamiento arqueológico de Quirirmanta, refirió a la agencia Andina que han encontrado gran cantidad de piezas cerámicas y líticas prehispánicas de la cultura inca y Killke, luego de indicar que estas abundan en el subsuelo de sus casas y chacras de cultivo.

Bajo tierra - Las dos locaciones están bajo tierra en 95% debido al paso del tiempo y abandono.

En peligro - Los investigadores afirman que los trabajos de excavación y recuperación deben realizarse pronto para evitar que las antiguas construcciones sean afectadas por las lluvias o los huaqueros.

Las crónicas - Ambas construcciones fueron mencionadas en las crónicas escritas cuando llegaron los españoles. (El Comercio)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres