Blogia
CENTRO DE INVESTIGACIÓN DE LOS ANDES

200 AÑOS DE PESCAITO FRITO

El escritor Manuel Ruiz presenta en el Baluarte de la Candelaria su libro ’Cocina y Gastronomía en el Cádiz de las Cortes’
SANDRA SALAZAR - CÁDIZ
Es difícil imaginar a Napoleón y su ejército francés intentando invadir la provincia y comiendo pescaíto frito. Sin embargo, el escritor Manuel Ruiz Torres, ha dado a conocer la historia gaditana de hace dos siglos a través de la alimentación del Cádiz de las Cortes. El gazpacho, el puchero, la berza, el atún de Barbate en aceite de oliva, o el tradicional pescaíto frito ya se comían en 1812.
De hecho en la capital gaditana existían 84 freidores. «Con el paso de los años Cádiz ha perdido población y también freidores», explicaba con un toque de humor el periodista José Monforte en la presentación del libro Cocina y Gastronomía en el Cádiz de las Cortes. No dudó este en destacar la labor de investigación y documentación junto con «el espíritu de científico» que han enmendado este recetario histórico. «Como un buen bistec con una buena fritá de papas, es este libro acompañado de datos desconocidos de la época», manifestó.
Escritor de novela, relato y ensayo; poeta y articulista, Manuel Ruiz, se lanza en su décima publicación a convertirse en gastrónomo. El autor de este sabroso libro recordó en la presentación de su obra, en plena Feria del Libro, que fue Antonio Rodríguez Cabaña, quien aprobó su proyecto «cuando en muchas otras oficinas lo rechazaron por no querer apostar al número 12». La tortilla francesa y la española no pasaron desapercibidas, como tampoco lo hicieron los franceses que un 25 de agosto dos siglos atrás dejaron en la capital amarilla sus cañones y muchos platos que comemos hoy día pero con otros nombres. Y con nuevos ingredientes que se iban añadiendo para cubrir las carencias de unos años de pobreza, al ser un pueblo, explicó Ruiz, que «fue capaz de resistir no tanto al francés sino las miserias de una vida».
El mismo autor del libro lo describió como «tremendamente narrativo y creativo». «Además de un libro de historia me ha salido una especia de novela coral con personajes literarios», asegurando que «la historia, como la poesía o la filosofía, es un género de ficción salvo que intenta narrar la realidad». También la diputada de Cultura, Ana Mosquera acudió a esta presentación en la que recordó que «entonces para muchos comer era un lujo, y algunos comenzaban a hablar de lo que comían, así en la cocina también se vivió una revolución, que como la democracia tuvo que esperar para terminar de implantarse».
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres