Blogia
CENTRO DE INVESTIGACIÓN DE LOS ANDES

GASTROGRAFÍA CHINA

La equilibrada dieta de la cultura tradicional china

Confucio dijo: “La buena salud está garantizada si se lleva una vida moral”

Por Valeria Beroiz - La Gran Época

 

Las características artísticas y científicas de la dieta de la cultura china se basan en la moderación y el equilibrio.  

Una dieta saludable china se basa en más que meras consideraciones nutricionales, que obviamente son tan importantes para las dietas occidentales. La comida para los chinos es parte de su cultura, de su herencia milenaria, estrechamente asociada con la medicina oriental e incluso con las artes y políticas de los ancestros.

Yi Yin, uno de los ancestrales eruditos chinos que vivió durante la era de la Dinastía Shang, (1500 a 1000 a.C.) conocía muy bien los valores nutricionales de los alimentos y expuso la teoría de las relaciones entre los diferentes atributos de los alimentos y las funciones del cuerpo. Este renombrado erudito notó una conexión entre los cinco sabores –dulce, salado, ácido, picante y amargo- y las necesidades nutricionales del sistema de los cinco órganos principales del cuerpo humano –el corazón, el estómago, el hígado, los intestinos y los pulmones.

Los alimentos que se dice previenen las enfermedades también se encuentran en Occidente, por ejemplo, se dice “Una manzana al día de médico te ahorraría”. Nutricionistas han descubierto que la pectina de la manzana es una de las sustancias que protegen ciertos sistemas del cuerpo.

Considerando estas dos nociones previas, es evidente que el alimento tiene mayor función que el solo hecho de llenar el estómago. Médicos de muchas áreas y disciplinas consideran tan importante la comida de la cultura china que todos los años realizan un “Simposio sobre la Cultura Alimenticia China” en algún lugar de Asia. Los oradores y sus tópicos varían de año a año, pero los expertos discuten tópicos como “La influencia de la cultura culinaria china en todo el mundo”, “Las características artísticas y científicas de la dieta de la cultura china”, y “Cultura alimenticia china desde una perspectiva global”, entre otros. Estos temas demuestran que esta ancestral tradición todavía puede ser aplicada en nuestra vida cotidiana actual.

¿Es la preparación y el consumo de ciertos platos los mismos en todo el vasto continente chino? Obviamente la respuesta es un NO definitivo, ¿por qué? ¡Por muchas razones! China y su pueblo tienen una larga historia de diversidades étnicas. La población está compuesta de varias razas y sistemas de creencias, todos los cuales tuvieron y tienen una fuerte influencia sobre las preferencias alimenticias.

Otro factor que contribuye a la diversidad de diferencias culinarias en China, es que al ser China tan grande, su clima varía del subtropical al desértico. Con solo ver en un mapa el continente chino, considerando su gran magnitud a lo largo y lo ancho, uno se da cuenta rápidamente todo lo que se puede cosechar allí y de la gran variedad de alimentos que se pueden encontrar en todas las regiones.

Confucio proclamó, “Un hombre nunca puede dar demasiada importancia a su comer”. Lo que quiso decir Confucio es que la clave reside en la moderación. La ingesta excesiva de cualquier alimento, sean carnes rojas, alimentos dulces o salados, grasas, etc., pueden hacerle daño al organismo, cualquier exceso es malo, pudiendo llevar incluso a enfermedades como la diabetes, el colesterol, la obesidad, entre otras.

Entonces ¿cómo debemos tomarnos en serio el tema de la alimentación desde el punto de vista de la dieta de la ancestral cultura china? Según la tradición, un plato chino balanceado debe tener una cantidad apropiada de fan –granos y almidones- y tsai –combinación de verduras y carnes. Anteriormente mencioné que la tradición china considera a la comida no solo como algo para llenar el estómago, sino también como medicina. ¿De dónde proviene esta teoría? Fan y tsai pueden clasificarse como yin y yang, las funciones del cuerpo se corresponden con esos principios, y si las energías yin y yang del cuerpo no están bien equilibradas, pueden devenir problemas, como enfermedades, malestares, problemas de sueño, incluso desórdenes mentales.

Confucio dijo, ya en el siglo 6 a.C.: “No comas hasta llenarte de arroz, ni tampoco carne picada fina; no comas arroz que no es fresco ni pescado ni carne echados a perder… no comas, excepto en los momentos adecuados… nunca tomes vino al punto de quedar confundido…” y remata con: “La buena salud está garantizada si se lleva una vida moral”. Quizás para occidente, el concepto de la correspondencia entre comida, salud y moralidad suene extraño, pero considerando que se trata de una sabiduría de tantos milenios, amerita prestar atención y, por qué no, comenzar a practicarla.

Cerdo asado con salsa agridulce

Ingredientes:

2 cucharadas de aceite o manteca, 1 diente de ajo, molido, 2 cucharadas de azúcar, 6 cebollas de verdeo picadas en pedazos, 450 g de cerdo asado, 2 cucharadas de salsa de tomate, 1 pimiento o ají verde, en tiritas, 1/2 cucharaditas de sal y azúcar, 1 cucharada de salsa de soja, 2 cucharadas de vinagre blanco.

Preparación:

Calentar una sartén con la manteca y el ajo, agregar el cerdo asado. Saltearlo con el ajo, agregar la salsa de tomate, el ají, sal y azúcar. Añadir la salsa de soja con el vinagre y mezclar bien. Mezclar hasta que espese. Echarle las cebollitas de verdeo y servir.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres