Blogia
CENTRO DE INVESTIGACIÓN DE LOS ANDES

RUMBO A SHANGAI

El mantón de Manila, los farolillos de feria, el abanico, la porcelana, el gusto por la seda y otros tantos objetos e ideas estéticas que forman el acervo cultural andaluz tienen su origen en el Lejano Oriente, cuando España lideró el comercio inter oceánico con América y las islas del Pacífico a través de las grandes embarcaciones mercantes de la época: los galeones. El río Guadalquivir fue el punto de partida de estos barcos protagonizando el más importante trasvase cultural y comunicativo de la edad moderna, por eso hoy, la Junta de Andalucía y la Fundación Nao Victoria de Sevilla, presidida por Juan Miguel Salas Tornero, quiere recuperar este símbolo de la universalidad del antiguo río construyendo el Galeón Andalucía, principal evento enmarcado en el proyecto de promoción Guadalquivir, Río de Historia.
Se trata de una réplica a tamaño real de un galeón del siglo XVIII, símbolo de los barcos de la Carrera de Indias y del galeón de Manila que hasta el XIX cubrieron la ruta comercial entre Filipinas y Veracruz y Acapulco (México), para posteriormente reembarcar las mercancías hacia los puertos andaluces de Sevilla y Cádiz.
Comercio de ultramar - Barcos diseñados y creados íntegramente en España surgieron a medida que avanzaban los descubrimientos geográficos -realizados por las naos y las carabelas- que se plantearon por la necesidad de construir nuevas embarcaciones con mayor capacidad de carga para responder al creciente volumen que estaba adquiriendo el comercio de ultramar. Los galeones eran capaces de desplazar hasta 1.200 toneladas, con las bodegas repletas de productos y recursos provenientes de cuatro continentes: Europa, América, Asia y Oceanía.
De alguna forma la elección de Sevilla como principal puerto del comercio ultramarino condicionó la peculiar forma del galeón, que se asemeja a un violín visto desde popa. Por ser barcos que partían y regresaban a la ciudad hispalense a través del Guadalquivir, a tenor de ser un río navegable, su escaso fondo obligó a disminuir el calado de estas embarcaciones, aunque sin sacrificar la corpulencia de sus bodegas. Por tanto, disponían la máxima manga justo en la línea de flotación para luego ir disminuyendo la anchura del casco en progresión hasta la popa, con el objeto de reducir en lo posible los pesos altos que podrían poner en dificultad la estabilidad de la nave.
Para ejecutar una reproducción exacta y rigurosa de estos baluartes de la navegación española se realizó una ardua labor de investigación histórica dirigida por Ignacio Fernández Vial, consultando documentos y legajos de la época, tanto del Archivo de Indias como del Museo Naval de Madrid, y bibliografía especializada.
En los astilleros de Punta Umbría (Huelva), Navegación y Ocio S.L. lleva a cabo la construcción de este barco, cuyo casco está siendo fabricado en fibra de vidrio y forrado en su totalidad con madera de iroco y pino. Con este sistema constructivo se reduce en un 60% el periodo de construcción, con lo cual el Galeón podrá estar presente en Shangai.
Con una longitud total de 46,30 metros; 10,10 metros de manga; 589 toneladas de desplazamiento y una superficie de vela de 1.000 metros cuadrados, se compone de seis espacios distintos desde la cubierta principal a la bodega, 10 cañones con sus cureñas que formarán la artillería -una de las atracciones de los visitantes- y dos anclas de hierro fundido con cepo de madera.
Recuperación de oficios
En estos momentos de crisis y recesión, la construcción del galeón contribuye al impulso de la economía andaluza generando nuevas oportunidades de empleo y horizontes laborales, fomentando la producción de las pequeñas y medianas empresas artesanales. Vidrieros, fundidores, forjadores, carpinteros, ceramistas, herreros, toneleros y esparteros equiparán tanto el interior como el exterior del barco gracias al convenio que la Fundación Nao Victoria ha firmado con la Federación de Artesanos de Andalucía. Al mismo tiempo se recupera un oficio prácticamente desaparecido, como es el de los carpinteros de ribera, los maestros artesanos que fabricaban los galeones del XVII creando una escuela única en Europa. Para ello se han habilitado se ha habilitado en colaboración de la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía una escuela taller donde los jóvenes pueden aprender este oficio además de otras profesiones, como el diseño de muebles y utensilios de embarcaciones de recreo. Tras su construcción, el galeón será botado en noviembre para posteriormente ser trasladado al puerto de Sevilla e iniciar la ruta a Shangai el 28 de febrero, día de Andalucía, pasando por Djibuti, Sri Lanka y Singapur.
Historia e innovación
Divulgar el papel del Guadalquivir en la historia y promocionar la realidad industrial y económica de la comunidad autónoma a nivel internacional es el doble objetivo de este galeón para la Exposición Universal de Shangai. De esta forma su interior se transformará en una gran plataforma expositiva e interactiva de las novedades productivas, industriales, turísticas y científicas de la región. Aunando tradición e innovación, el galeón será un centro de investigación y estudio científico gracias a la colaboración que emprenderán nueve universidades andaluzas con la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa. Investigaciones en diferentes áreas científicas: ciencias experimentales, recursos naturales y medio ambiente, ingeniería naval, tecnología de la información y comunicación, y alimentación.
Tras su presencia en la que llaman la exposición del milenio, con una previsión de 70 millones de visitantes, el galeón continuará dando la vuelta al mundo efectuando un completo periplo por 25 países en los que se realizarán conferencias, exhibiciones, recepciones con autoridades y ruedas de prensa. Además, coincidiendo con la presidencia española de la UE en el primer semestre de 2010, la Fundación Nao quiere participar colaborando con la Secretaría de Estado para la Unión Europea, realizando varias actividades de promoción, como el posicionamiento de Galileo, el sistema global de navegación por satélite desarrollado por la UE.
Considerado evento de excepcional interés público en la Ley de Presupuestos Generales de 2008, Guadalquivir Río de Historia comprende otros proyectos y actividades promocionales que se desarrollarán hasta 2011. La ruta «Derroteros del Guadalquivir», una ruta turística temática del río desde su nacimiento hasta su desembocadura; funciones culturales como el espectáculo flamenco itinerante de José de la Tomasa, e importantes eventos deportivos y expedicionarios, como la segunda ruta «Mareas de los Descubrimientos».
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres