Blogia
CENTRO DE INVESTIGACIÓN DE LOS ANDES

EL FAST FOOD EN ESPAÑA

Por: María Hernández

Madrid.- Como si de Willy Wonka se tratara, la barbuda majestad de Burger King ha abierto por primera vez las puertas de su reino en España, descubriendo una de las incógnitas más intrigantes que rondan en torno a las hamburguesas: de dónde procede su carne.

El fortín se sitúa en el madrileño municipio de Griñón, donde Carpisa tiene su fábrica. Esta empresa es la proveedora de las piezas de vacuno de la multinacional en España y Portugal. Nació en 1985 exclusivamente para crear el popular bocado, aunque hoy más del 80% de su producción se destina a Burger King.

Después de casi 25 años, Carpisa ha querido celebrar sus 'bodas de plata' inaugurando una línea de producción para optimizar el proceso de fabricación de las hamburguesas. Con una inversión de cinco millones de euros y más de dos años de trabajo, el nuevo obrador incorpora una puntera tecnología para picar, amasar y formar la carne, así como lo más novedoso en cuanto a túneles de congelación y eliminación de partículas duras y ternillas de la carne.

La maquinaria ha incrementado la capacidad potencial de fabricación de la empresa hasta los 25.000 'whoppers' por hora, unas 50 toneladas diarias. Aparte de esto, "distribuimos vacuno en la mayoría de los países de la comunidad europea y nuestras piezas se pueden degustar en los mejores asadores y restaurantes de toda España", explica Jorge Castelló, uno de los socios y propietarios de Carpisa.

Cómo se hacen las hamburguesas

En todo este tiempo, las críticas en torno al producto estrella de la cadena han sido continuas. Por ello resulta llamativo que Burger King se atreva ahora a dejar ver uno de sus pulmones en España. ¿Por qué han tardado tanto? ¿Por qué en este momento?

"Por demostrar, por primera vez en la Historia, cómo se da forma a nuestras hamburguesas y cómo, en colaboración con nuestros proveedores, estamos trabajando por el futuro y por la seguridad alimentaria y de nuestros restaurantes", explica el director general de Burger King para España y Portugal, Elías Díaz Sesé.

Carlos Alba

Carlos Alba

Lo cierto es que la factoría de Carpisa presentaba un aspecto escrupulosamente limpio y no había ni rastro de 'oompa loompa', los pequeños seres que daban forma a los chocolates y gominolas del señor Wonka. En su lugar, 80 personas trabajan a diario en el proceso de deshuese, picado y formado de las hamburguesas; y cuentan con un impresionante aparataje mecanizado que hace que la carne se desplace de unos procesos a otros.

Carpisa compra anualmente más de 20.000 toneladas de canales de vacuno, procedentes "de las mejores ganaderías de toda España, principalmente de Galicia y Asturias". Cada pieza es deshuesada manualmente y el resultado se pasa al obrador, "el gran secreto de la fábrica", en palabras de Castelló.

En él se pica la carne y se moldea en diferentes tamaños, antes de pasar a una cámara de ultracongelación rápida que se encuentra a -42ºC. La hamburguesa llega congelada a los diferentes establecimientos, donde se cocina directamente en la parrilla.

Además, otras factorías españolas están detrás de los ingredientes de la multinacional. Bimbo, por ejemplo, es la responsable del pan; la murciana Kernel se ocupa de la lechuga, el tomate y la cebolla, mientras que la planta barcelonesa de Hochland atiende a las peticiones de queso.

Solán de Cabras, Fuente Liviana, Aguas de Mondáriz, Danone, Pascual o Frupeco completan la lista de compañías.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres