Blogia
CENTRO DE INVESTIGACIÓN DE LOS ANDES

PITEAS

Mítico explorador griego, nacido en Masalia alrededor del 400 a C. Deja escrito el primer testimonio de navegación por el estrecho de Gibraltar hasta llegar a la península que denomina Hispania.

Como geopolítica este hecho es muy importante por que la región estaba controlada por los cartagineses para monopolizar el comercio con sus colonias africanas.

Piteas abre la ruta del bronce, producido en el norte de Europa, sin la necesidad de cruzar toda la  Galia. Se agiliza el comercio de este producto de gran valor comercial y se vuelve muy atractivo para cualquier marino.

En su viaje visitó la costa de la Galia, Sant Michel (La isla donde se comercializaba  bronce de gran calidad) Britania (Gran Bretaña), las islas Orcadas, las Shetland, y descubriendo una lejana tierra a la que llamó Thule. Hasta hoy, los geografos discuten si Thule sería Islandia, una de las Feroe o incluso una parte de Noruega, pero se inclinan a pensar que se trata de la primera por las descripciones de un "fuego siempre luciente", que hacen referencia a esa isla volcánica.

Navegando hacia el norte, cruzó el círculo ártico, hasta que los témpanos de hielo no le dejaron avanzar más. Sus objetivos eran económicos, por lo que todo el avance producido más allá de Monte San Michel se lo debemos solamente a su propio espíritu explorador y aventurero.

En su viaje de regreso pasó frente a las costas de Dinamarca, por Britania y llegó sano y salvo al puerto de Masalia. Una vez de vuelta, enriquecido con la mercancía conseguida, escribió un libro relatando con detalle y objetividad su viaje "El Mar". Durante muchos años fue considerado un embustero por una  mayoría (exceptuando a grandes geógrafos). La última copia de su libro se perdió en el incendio de la Biblioteca de Alejandría, pero se ha podido reconstruir su historia a base de citas de otros escritores.

Aún hoy sigue considerándose una hazaña increíble como un barco a remos de bajo calado, preparado solamente para costear en el Mediterráneo, pudo hacer un viaje de miles de kilómetros por el Atlántico norte, por mares congelados y embravecidos. Toda una aventura que tardaría siglos en ser reconocida y aún más en ser emulada de nuevo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres