Blogia
CENTRO DE INVESTIGACIÓN DE LOS ANDES

EL HUEVO: UN SUPER ALIMENTO

Reportaje Efe. Uno de los productos más antiguos y consumidos en el mundo es considerado ahora un “alimento funcional” por su cualidad de proporcionar una ventaja fisiológica adicional más allá del cumplimiento de las necesidades alimentarias básicas, e incluso  hay quienes lo han rebautizado como “el alimento del siglo XXI”.

Los huevos suponen una gran contribución al valor nutricional de la dieta y pueden incluirse en una dieta saludable para el corazón, al ser bajos en grasas saturadas y ricos en nutrientes. Es esencial   para el desarrollo, funcionamiento y mantenimiento del organismo, ya que forman parte de los músculos, los órganos, la piel, el pelo, los anticuerpos, las enzimas y las hormonas.

Todos estos beneficios explican el hecho de que el huevo sea parte fundamental de la dieta diaria en todo el mundo.

Rey en la cocina

El huevo tiene un lugar en la cocina que nadie se lo quita. Es un alimento tan versátil que logra acomodarse a miles de recetas, dando su toque característico.

Es un coagulante utilizado en repostería para la elaboración de cremas y flanes.

De él también se explotan sus cualidades como espumante, sirviendo de base para merengues y mousse.

La yema del huevo es un excelente colorante, especialmente para alimentos horneados como galletas y pasteles. En repostería también se usa la yema como aromatizante

Aunque  es un super ingrediente, hay muchísimas formas de disfrutar el sabor del huevo directamente. Lo típico es comerlos duros, revueltos o fritos, pero hay otras formas muy originales de prepararlo tales como el  huevo a la leche, en cuya preparación se sigue un procedimiento similar al huevo frito, sólo que en vez de aceite se usa leche y se prepara en el horno en vez de la sartén.

Platos como el Pavo a la York se acompañan de huevos hilados, que se cuecen separando la yema de la clara mediante una técnica especial.

También se pueden preparar huevos mollet, los cuales se hierven por cinco minutos y luego se cubren con salsa blanca

Los huevos poché son otra forma de preparar huevo, especial para niños pequeños o personas con estómago delicado. Los huevos poché son muy livianos, por lo que se recomiendan en dietas especiales a niños y personas de estómago delicado. Para prepararlos bien hay que cumplir a cabalidad el procedimiento: se coloca un litro de agua en una cacerola con sal y una cucharada de vinagre. Cuando el agua comienza a hervir, se vierte el huevo en un platito y se echa lentamente en la parte de la cacerola donde se produce la ebullición. Luego, con una cuchara se trata de que la clara tape la yema y se deja cocinar por tres minutos y se retira con una espumadera.

En la salud

Según el doctor Donald J. McNamara, del Centro de Nutrición del Huevo de Washington, EEUU, consumidos con moderación, “los huevos suponen una gran contribución al valor nutricional de la dieta y pueden incluirse en una dieta saludable para el corazón, al ser bajos en grasas saturadas y ricos en nutrientes. La American Heart Association ha  cambiado sus recomendaciones pasando a permitir un huevo al día como parte de una dieta sana.

Zoom

Gran aporte a la dieta

Durante la primera mitad del siglo XX se identificaron la mayoría de las vitaminas y aminoácidos del huevo, con lo que este producto pasó a ser considerado una fuente de nutrientes esenciales para el organismo, e incluso un aliado de la salud. Los médicos recomendaban restringir su consumo por su alto contenido en colesterol, pero los estudios científicos efectuados en las últimas décadas no avalan estas ideas.

Receta

Huevos con chorizo y chile serrano 

2 chorizos

1 chile serrano

2 tomate

2 huevos

Manteca de cerdo

Sal al gusto

Preparación.  Cueza el chile y el tomate y luego muélalos. En una sartén fría el chorizo en abundante aceite  y agregue salsa. Uno a uno incorpóre los huevos sin dejar de revolver hasta que estén completamente cocidos. Se puede servir con papas asadas.

Huevos benedictinos

6 huevos enteros

200 gramos de salmón ahumado o jamón

6 muffins, pancitos redondos de leche o bagels

2 cucharadas de mantequilla

2 cucharadas de vinagre de vino blanco

2 tazas de agua

Preparación.  Lleve al fuego una sartén con agua, sal y vinagre blanco. Eche uno por uno los huevos  hasta que cuaje la clara, la cual  debe quedar dura y la yema blanda. Saque el huevo con una espumadera. Unte cada pan con mantequilla y sobre él coloque una lonja de jamón y un huevo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres